Bitácora de una Década

Para todos nuestros amigos un obsequio con motivo del día de Sant Jordi.

Cuando era niño, hacia los ocho años, leí el diario de Anne Frank, ese libro marcó mi vida para siempre. Una de sus consecuencias inmediatas fue mi obsesión por llevar un diario que, con pausas y tropezones, he cultivado desde aquellos años. Además de plasmar lo sucedido, en el diario registro mis lecturas. Al cambiar el siglo recuperé los registros de mis lecturas entre 2000 y 2009, hice así una radiografía de mi yo lector. Mucho me dirá a mi sobre lo que soy y lo que pienso, pero lejos de exhibir un esfuerzo lector, porque no lo hubo sino que fue puro placer desinteresado, puede sí convertirse en una guía de lectura para quien – como todos – necesita que los propios libros le vayan guiando por alguno de los miles y millones de caminos posibles.

Noto ahora mismo que aquella fue la década de un lector afincado en su vicio y su goce, del descubrimiento de los autores que rondaré el resto de mi vida: Proust, Balzac, Kadaré, Muñoz Molina, Nothomb, Kawabata, Murakami, Capote, Bulgakov, Pérez Reverte, Naipaul; de distintos orígenes, cataduras y fortunas, pero todos ya, parte de mi afición irredenta por descubrir y repensar sus palabras.

Descargue libremente el documento y disfrútelo: decada

Feliz día de Sant Jordi.