El más grande de los temores no se asemeja a la sensación de vacío; la vacuidad, la página en blanco y el sentimiento de la soledad son solo manifestaciones de aquello que es inaprensible y que, sin embargo, nos amenaza constantemente. “Nada”, de Jane Teller, es una radiografía del mundo presidido y motivado por la nada; una propuesta de narración para una generación sin ídolos ni dioses, sin retos ni esperanzas. Los niños que jugando a los secuestros pueden torturar sin piedad de una manera que habría horrorizado a los generalotes sudamericanos y a uno que otro nazi, escena que acabamos de vivir en México, niños que apuestan el alma por demostrarse que no todo es nada sino que hay algo. Un libro que deja perplejo en la inmensidad de esta soledad plagada de información en la que buscamos la caricia, la mirada y la comprensión del otro para sabernos presentes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s