El libro nuestro de cada martes: “El mapa y el territorio” de Michel Houellebecq.

A Houellebecq lo han llamado el Voltaire contemporáneo, ciertamente algo hay de eso; a mi, por otra parte me parece un Rabelais moderno, globalifóbico en el mejor de los sentidos – El que apela a la conservación del valor del individuo en un mundo que lo suprime -, pero en todo caso es un narrador de marca mayor. Autor de obras monumentales y devastadoras como “Las partículas elementales” o “Plataforma”, aborda los temas que solemos reuir para seguir siendo moral y políticamente correctos. No conozco ningún autor que trate tan magistralmente su propio asesinato.

El mapa y el territorio es una disertación terrible sobre nuestra relación con la fama, el dinero, la muerte y la realidad. Imaginemos cómo la literatura ha entramado tanto sus líneas con la vida de Houellebecq que incluso el día que dio a conocer si más reciente novela “Sumisión”, sobre el triunfo de un partido islamista en Francia, ese preciso día ocurrieron los detestables atentados de Charlie Hebdo.

http://www.anagrama-ed.es/titulo/PN_783