El libro nuestro de cada martes: Memorias de Adriano de Marguerite Yourcenar

“Animula, vagula, blandula / Hospes comesque corporis / Quae nunc abibis in loca / Pallidula, rigida, nudula, / Nec, ut soles, dabis iocos…” Adriano.

“Mínima alma mía, tierna y flotante / huésped y compañera de mi cuerpo / descenderás a esos parajes pálidos, rígidos y desnudos, / donde habrás de renunciar a los juegos de antaño”. Traducción de Julio Cortázar

Marguerite Yourcenar fue la primera mujer en ingresar a la lista de los inmortales, como se les conoce a los miembros de la Academia Francesa. Su prosa, pura y hermosamente trabajada se lee tanto con la mirada como con el corazón y todos los sentidos; honda y penetrante está destinada a transformar la mente y el alma del lector. Sus libros no permanecen estáticos sino que entran en diálogo constantemente con los lectores. Hay, sin embargo tres libros que constituyen la visión del mundo de la autora: “Alexis o el tratado del inútil combate”, “Opus Nigrum” y sobre todo “Memorias de Adriano”. En cada uno aborda aspectos de la realidad que emanan de su realidad hacia el mundo que la rodea y que se convierte, luego de la lectura en el mundo del que ha recorrido las líneas con atención y pasión.

Si hay un libro contemporáneo al que podemos llamar sabio, ese es Memorias de Adriano. Su lectura deja huellas muy profundas y nos cuestiona en nuestro lugar respecto de la condición humana, nuestro paso por el tiempo, los que fuimos y los que seremos.

La condición del tiempo que no resbala sino que se adhiere al sujeto para irlo transformando, si ha sabido vivir, no en brisa o polvo sino en monumento.

http://www.megustaleer.com.mx/ficha/9786073103220/las-memorias-de-adriano