El libro nuestro de cada martes: El último encuentro, de Sándor Márai

Hay libros que no son sólo eso, son puertas y ventanas; la poeta Zeli Dekovic, dice que también hay libros espejo, los hay sin duda. Sin embargo, me refiero a los libros que son puertas a universos enteros, aquellos cuyos autores han dejado una obra que puede apreciarse como un enorme mosaico, autores como García Márquez, por ejemplo o como Joseph Roth, para hablar de otros ámbitos. Para mí, la puerta de entrada al universo de Sándor Márai fue, El último encuentro.

La amistad es una de las relaciones más complejas; exenta por lo general de deseo, implica la igualdad como presupuesto pero también se abre al juego del poder, la codependencia y una enorme gama de sentimientos encontrados; su longevidad, mucho muy superior a la pasión amorosa, justifica cambios de carácter y aun ajustes de cuentas que son impensables en otro contexto.

El último encuentro es la narración de un tiempo ido, el final del Imperio Austrohúngaro, la muerte del siglo XIX, y el inicio de una serie de transformaciones que no quedarían resueltas sino con el holocausto, la bomba atómica y el mundo de la guerra fría.

Aventúrese por las letras de Márai, será un viaje que no querrá terminar y del que no podrá salir indemne.