El libro nuestro de cada martes: El jinete polaco, de Antonio Muñoz Molina

La literatura española ha tenido, desde siempre, una tendencia a las grandes novelas, a esos universos complejísimos, llenos de espacios, tiempos y personajes; amamos las sagas y las historias de familia; adoramos los entresijos de la memoria y los misterios ocultos; nuestras familias son duras, terribles y eso es porque no podemos vivir sin sus historias que atraviesan generaciones como secretos bien guardados.

En 1991, Antonio Muñoz Molina ganó el premio Planeta con una de las novelas más ambiciosas y mejor narradas de la literatura hispanoamericana contemporánea: El jinete polaco. Ese texto que destaza la historia española desde el asesinato del General Prim – tan cercano a México – hasta la primera guerra del Golfo, rompió esquemas y confirmó la tendencia narrativa a hablar de todo aquello que era impensable en tiempos de la dictadura en España. La novela de Muñoz Molina no sólo es valiente, también es inteligente y, lo mejor, está perfectamente bien contada.

Sin duda, el autor se convierte en un Faulkner andalusí, una especie rarísima de narrador de un espacio cierto a través de un lugar que en realidad no existe y que sólo ha nacido en su imaginación literaria, su Úbeda no es en realidad la Mágina de su novela, pero lo que sucede en ella es más real que los libros de historia, porque construye mitos y señales, nos enseña sobre nosotros mismos y nos consuela en este presente obscuro a través del saber de lo que hemos sido quienes hablamos la lengua de Cervantes.

Sin duda, ha sido este uno de los libros fundamentales de mi experiencia lectora. Atrévase con ella.

http://www.planetadelibros.com/libro-el-jinete-polaco/8556