El libro nuestro de cada martes: Lord Byron de André Maurois

Hay libros que con los años nos van gustando más. No son muchos, pero son de esos que nos sembraron ideas y palabras que, al germinar, se integraron a nuestro carácter y a nuestra forma de ver el mundo. Leí por primera vez la biografía de Lord Byron que escribió Maurois, en 1996; desde entonces lo recuerdo como a un buen amigo de juventud.

Maurois no levanta monumentos ni denostar a nadie y más allá de los hechos, retrata sentimientos, pensamientos y caracteres. En su Byron la potencia poética deviene de una potencia espiritual incontestable; su paso por la vida es el de un cometa que en su extraña aparición convierte la noche en día. Nada queda en el olvido porque todo en su vida cobra sentís en torno a su obra. El poeta gigantesco se hace humano y debe su grandeza a su humanidad.

Maurois tiene algunas otras biografías maravillosas: Víctor Hugo o Disraeli; en todas el mundo cabe en el pequeño espacio de las siempre recordadas ediciones de bolsillo de Aguilar.