Uno asume la identidad como algo dado, como alguna colección de hechos y circunstancias que nos preceden y nos justifican. Sin embargo la identidad es un territorio cambiante hija de distintas necesidades y de múltiples memorias; no es solo lo que recordamos  sino la manera en que lo platicamos y cómo nos lo representamos.

Amélie Nothomb es una destructora y reconstructora permanente de su identidad. Se busca en su pasado y en el de sus personajes, se encuentra en circunstancias peculiares de la existencia y del enorme reto que es conquistar el mundo cada día. Pero de entre sus libro pocos con la potencia de Ni de Eva ni de Adán se explora a través de la pareja.

Ella, como pocos autores circula entre culturas y entre mundos con gracia. Pero sobre todo entre las sombras de su propio pasado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s