El libro nuestro de cada martes: Espiral de artillería, de Nacho Padilla

Tengo tres recuerdos magníficos de Nacho Padilla, amigo querido; el primero es una fiesta en la que cantábamos – con lo mal que podíamos hacerlo – “Ojalá” con todo y los acentos de Silvio; la segunda, cuando leyó un ensayo sobre Alfonso Reyes que yo había escrito, me miró y me dijo “está para publicarse…” ese fue el aliento que necesitaba para definir muchas cosas en mi vida y el tercero, ubicuo, la de su sonrisa.

La muerte es siempre absurda, pero en esta ocasión es infame. La muerte escogió esta vez con mala entraña, sin duda, se llevó a uno de los mejores hombres de mi generación y nos privó a todos de lo que todavía pudo haber escrito.

En esta ocasión, El libro nuestro de cada martes ofrece un homenaje a un hombre que se llevó consigo una mar gigantesca de historias y nos dejó una lección, no sólo de escritor, sino de individuo valiente que supo honrar y respetar su vocación. Nacho no escribía para que sus amigos lo quisiéramos, lo queríamos y mucho porque esta Nacho y, sin embargo, nos hacía sumamente felices saber que escribía tan bien y con tanta vocación.

Espiral de artillería es una de las novelas de nuestro tiempo, multiforme y bien narrada, puente entre géneros y con una historia que nos habla de un fin del mundo que todos aspiramos porque creemos que seremos salvos. En un mundo en descomposición, la voz de Padilla, narra ese ámbito en el que se mueven los intereses, la humanidad y los sentimientos.

Algo más sobre Espiral de Artillería

http://www.nexos.com.mx/?p=11184