El libro nuestro de cada martes: Verdad posible, de Eduardo Langagne

Eduardo Langagne es uno de los conversadores más selectos de los que tengo memoria; sin duda porque ha sabido vivir y se alegra de ello; tal vez también por eso es un poeta sutil y al mismo tiempo vivo y poderoso. Hoy que las palabras abundan y de acuerdo con la más clásica ley de la oferta y la demanda se abarata y corre impune, Langagne ofrece un poemario honesto, derecho pues; conmovedor pero sin estridencias; hecho del día a día pero llamado a esa carga de humanidad que todos guardamos como nuestro más íntimo patrimonio.

Todos debiéramos leer poesía de cuando en cuando, como para no olvidar que el origen de la palabra es el ritmo y luego el concepto, para recordar que las palabras fueron fabricadas para acercar, para estar y comprender.

Si no ha leído poesía, si los poetastros del día ya le arruinaron la afición, este es el libro que requieres para tornar a la musicalidad de las palabras que nos acunaban de niños y nos glorificaban en la adolescencia. No siempre se agradece a un autor por sus letras. Esta ocasión lo amerita.

http://www.elem.mx/obra/datos/198273