De Michel Houellebecq pueden decirse muchas cosas; que es un autor incómodo, que su lectura puede no ser confortable, que es a veces violento pero nunca diremos de él que sea conformista o que su lectura no sea una batalla, no entre el autor y el lector, sino entre ambos y la realidad.

Las partículas elementales presenta un mundo, convertido en antiutopía, donde la libertad ha dejado de engendrar placeres para presentarse, como la gran ausente de un mundo que ha querido perecer de hastío. Es un encuentro con la velocidad de nuestra civilización. Como siempre, Houellebecq no apuesta por la moraleja, más bien, se solaza estirando la ficción hasta lo inimaginable nutriéndose de los datos que el mundo a su alcance le provee.

Disfrute de Las partículas elementales, uno de los libros que no podrá olvidar y que le impulsará a ver la realidad de un modo diferente.

En 2006, Oskar Roehler filmó “Elementareilchen”, sobre la novela de Houellebecq, aquí el trailer:

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s