Los 52 libros nuestros de cada martes de 2016 reunidos

Durante este año, El libro nuestro de cada martes, ha sido una invitación al diálogo y al gusto de compartir la experiencia lectora. 52 semanas cada una con una propuesta de dialogo y de encuentro. Como presentee de fin de año, ofrecemos a nuestros amigos y lectores la reunión de todos los títulos, de todas las invitaciones que El libro nuestro de cada martes ha lanzado a su imaginación, lectura y ensueño a lo largo del tormentoso 2016.

Como siempre, la palabra luminosa de la ofrenda, Gracias.

  1. https://cesarcallejas.me/2016/01/05/el-libro-nuestro-de-cada-martes-la-biblioteca-de-noche-de-alberto-mangel/
  2. https://cesarcallejas.me/2016/01/12/el-libro-nuestro-de-cada-martes-el-dia-antes-de-la-felicidad-de-erri-de-luca/
  3. https://cesarcallejas.me/2016/01/19/el-libro-nuestro-de-cada-martes-el-talento-de-mr-ripley-de-patricia-highsmith/
  4. https://cesarcallejas.me/2016/01/26/el-libro-nuestro-de-cada-martes-alexis-o-el-tratado-del-inutil-combate-de-marguerite-yourcenar-3/
  5. https://cesarcallejas.me/2016/02/02/el-libro-nuestro-de-cada-martes-barba-azul-de-amelie-nothomb/
  6. https://cesarcallejas.me/2016/02/09/el-libro-nuestro-de-cada-martes-trabajos-forzados-de-daria-galateria/
  7. https://cesarcallejas.me/2016/02/16/el-libro-nuestro-de-cada-martes-el-curioso-incidente-del-perro-a-medianoche-de-mark-haddon/
  8. https://cesarcallejas.me/2016/02/23/el-libro-nuestro-de-cada-martes-si-la-suerte-le-ha-fallado-de-charles-simic/
  9. https://cesarcallejas.me/2016/03/01/el-libro-nuestro-de-cada-martes-los-mataderos-de-la-noche-de-daniel-rodriguez-barron/
  10. https://cesarcallejas.me/2016/03/08/el-libro-nuestro-de-cada-martes-memorias-de-una-joven-formal-de-simone-de-beauvoir-2/
  11. https://cesarcallejas.me/2016/03/15/el-libro-nuestro-de-cada-martes-una-investigacion-filosofica-de-philip-kerr/
  12. https://cesarcallejas.me/2016/03/22/el-libro-nuestro-de-cada-martes-la-piel-del-tambor-de-arturo-perez-reverte/
  13. https://cesarcallejas.me/2016/03/29/el-libro-nuestro-de-cada-martes-requiem-por-linda-b-de-ismail-kadare/
  14. https://cesarcallejas.me/2016/04/05/el-libro-nuestro-de-cada-martes-la-soledad-de-los-numeros-primos-de-paolo-giordano/
  15. https://cesarcallejas.me/2016/04/12/el-libro-nuestro-de-cada-martes-el-jinete-polaco-de-antonio-munoz-molina/
  16. https://cesarcallejas.me/2016/04/19/el-libro-nuestro-de-cada-martes-el-vuelo-de-la-reina-de-tomas-eloy-martinez/
  17. https://cesarcallejas.me/2016/04/26/el-libro-nuestro-de-cada-martes-alexis-zorba-de-nikos-katzanzakis/
  18. https://cesarcallejas.me/2016/05/03/el-libro-nuestro-de-cada-martes-paris-en-el-siglo-xx-de-julio-verne/
  19. https://cesarcallejas.me/2016/05/10/el-libro-nuestro-de-cada-martes-el-libro-de-mi-madre-de-albert-cohen/
  20. https://cesarcallejas.me/2016/05/17/el-libro-nuestro-de-cada-martes-de-repente-un-toquido-en-la-puerta-de-etgar-keres/
  21. https://cesarcallejas.me/2016/05/24/el-libro-nuestro-de-cada-martes-cartones-de-madrid-de-alfonso-reyes/
  22. https://cesarcallejas.me/2016/06/07/el-libro-nuestro-de-cada-martes-ni-de-eva-no-de-adan-de-amelie-nothomb/
  23. https://cesarcallejas.me/2016/05/31/el-libro-nuestro-de-cada-martes-lord-byron-de-andre-maurois/
  24. https://cesarcallejas.me/2016/06/14/el-libro-nuestro-de-cada-martes-celestino-antes-del-alba-de-reinaldo-arenas/
  25. https://cesarcallejas.me/2016/06/21/el-libro-nuestro-de-cada-martes-las-palabras-de-jean-paul-sartre/
  26. https://cesarcallejas.me/2016/06/28/el-libro-nuestro-de-cada-martes-zona-sagrada-de-carlos-fuentes/
  27. https://cesarcallejas.me/2016/07/05/el-libro-nuestro-de-cada-martes-vidas-imaginarias-de-marcel-scwob/
  28. https://cesarcallejas.me/2016/07/12/el-libro-nuestro-de-cada-martes-matar-a-un-ruisenor-de-harper-lee/
  29. https://cesarcallejas.me/2016/07/19/el-libro-nuestro-de-cada-martes-clipperton-de-pablo-raphael/
  30. https://cesarcallejas.me/2016/07/26/el-libro-nuestro-de-cada-martes-historia-de-la-belleza-de-umberto-eco/
  31. https://cesarcallejas.me/2016/08/02/el-libro-nuestro-de-cada-martes-hora-de-junio-de-carlos-pellicer/
  32. https://cesarcallejas.me/2016/08/09/el-libro-nuestro-de-cada-martes-dona-flor-y-sus-dos-maridos-de-jorge-amado/
  33. https://cesarcallejas.me/2016/08/16/el-libro-nuestro-de-cada-martes-con-m-de-marilyn-de-rafael-ramirez-heredia/
  34. https://cesarcallejas.me/2016/08/23/el-libro-nuestro-de-cada-martes-espiral-de-artilleria-de-nacho-padilla/
  35. https://cesarcallejas.me/2016/08/30/el-libro-nuestro-de-cada-martes-seda-de-alessandro-baricco/
  36. https://cesarcallejas.me/2016/09/06/el-libro-nuestro-de-cada-martes-como-una-novela-de-daniel-pennac/
  37. https://cesarcallejas.me/2016/09/20/el-libro-nuestro-de-cada-martes-verdad-posible-de-eduardo-langagne/
  38. https://cesarcallejas.me/2016/09/13/el-libro-nuestro-de-cada-martes-ola-errante-de-ana-alicia-aguirre/
  39. https://cesarcallejas.me/2016/09/27/el-libro-nuestro-de-cada-martes-el-hombre-que-plantaba-arboles-de-jean-giono/
  40. https://cesarcallejas.me/2016/10/04/el-libro-nuestro-de-cada-martes-los-arboles-mueren-de-pie-de-alejandro-casona/
  41. https://cesarcallejas.me/2016/10/11/el-libro-nuestro-de-cada-martes-las-particulas-elementales-de-michel-houellebecq/
  42. https://cesarcallejas.me/2016/10/18/el-libro-nuestro-de-cada-martes-las-solidaridades-misteriosas-de-pascal-quignard/
  43. https://cesarcallejas.me/2016/10/25/el-libro-nuestro-de-cada-martes-que-me-quieres-amor-de-manuel-rivas/
  44. https://cesarcallejas.me/2016/11/01/el-libro-nuestro-de-cada-martes-patria-de-robert-harris/
  45. https://cesarcallejas.me/2016/11/08/el-libro-nuestro-de-cada-martes-llamalo-sueno-de-henry-roth/
  46. https://cesarcallejas.me/2016/11/15/el-libro-nuestro-de-cada-martes-voces-de-chernobil-de-svetlana-alexievich/
  47. https://cesarcallejas.me/2016/11/22/el-libro-nuestro-de-cada-martes-las-buenas-conciencias-de-carlos-fuentes/
  48. https://cesarcallejas.me/2016/11/29/el-libro-nuestro-de-cada-martes-el-libro-de-los-libros-de-quint-buchholz/
  49. https://cesarcallejas.me/2016/12/06/el-libro-nuestro-de-cada-martes-el-tio-petrus-y-la-conjetura-de-goldbach-de-apostolos-doxiadis/
  50. https://cesarcallejas.me/2016/12/13/el-libro-nuestro-de-cada-martes-baudolino-de-umberto-eco/
  51. https://cesarcallejas.me/2016/12/20/el-libro-nuestro-de-cada-martes-el-caballero-inexistente-de-italo-calvino/
  52. https://cesarcallejas.me/2016/12/27/el-libro-nuestro-de-cada-martes-el-maestro-y-margarita-de-mikhail-bulgakov/

El libro nuestro de cada martes: El maestro y Margarita de Mikhail Bulgakov

Pocas historias nos remiten a nuestros miedos ancestrales, a nuestras esperanzas y a nuestra propia naturaleza cómo El Maestro y Margarita de Mikhail Bulgakov. La visita del diablo al Moscú soviético, enfrenta a aquella sociedad con la cualidad perdida de asombrarse. Margarita es cada uno de nosotros en la pérdida de la inocencia por el conocimiento.

Probablemente esta sea la principal novela de la era soviética y es también el canto del hombre en resistencia por su propia libertad.

El libro nuestro de cada martes cierra 2016 con un libro que invoca nuestro deseo de persistir como humanos libres pese a todos nuestros condicionantes.

http://www.letraslibres.com/mexico/el-maestro-y-margarita-mijail-bulgakov

Los mejores libros de 2016.

Siguiendo con la tradición que creamos por invitación de nuestra querida Mayte Collada, dejamos aquí la búsqueda de los mejores libros de 20126 de nuestra experiencia lectoras, de Babelia – El país, L’Express y Revista Ñ – El clarín.

Hay de todo y para todos, con la esperanza de felices lecturas y vivencias literarias inolvidables.

De la experiencia lectora. César Benedicto Callejas – Cisterna de Sol.

  1. El cuerpo humano. Paolo Giordano. Salamandra. http://www.quelibroleo.com/el-cuerpo-humano
  2. Maravillas. Brian Selznick. SM. https://es.literaturasm.com/libro/maravillas
  3. Trabajos forzados. Daria Galateria.Impedimenta. http://impedimenta.es/libros.php/trabajos-forzados
  4. El curioso caso del perro a la media noche. Mark Haddon. Salamandra. http://salamandra.info/libro/curioso-incidente-del-perro-medianoche
  5. La provocación. Ismaíl Kadaré. Alianza. http://www.elcultural.com/revista/letras/La-provocacion/35759
  6. Un amor único. Johanna Adorján. Seix Barral.  http://www.planetadelibros.com/libro-un-amor-unico/47040
  7. Un hombre sin cabeza. Etgar Keret. Sexto piso. http://sextopiso.mx/tienda/un-hombre-sin-cabeza/
  8. Mi año de asesino. Friedrich Christian Delius. Sajalín. http://www.sajalineditores.com/?p=libro&l=45
  9. Los judíos y las palabras. Amos Oz – Fania Oz. Siruela. http://www.siruela.com/catalogo.php?opcion=autor&letra=O&completa=N&id_libro=2507
  10. Malentendido en París. Simone de Beauvoir. Navona. http://www.culturamas.es/blog/2016/04/29/malentendido-en-moscu-de-simone-de-beauvoir/

Según Babelia – El país:

  1. Manual para mujeres de la limpieza, de Lucia Berlin. Alfaguara
  2. Patria, de Fernando Aramburu. Tusquets
  3. Kafka, de Reiner Stach. Acantilado
  4. Poesía completa, de José Lezama Lima. Sexto Piso
  5. La España vacía, de Sergio del Molino. Turner
  6. Los diarios de Emilio Renzi (II), de Ricardo Piglia. Anagrama
  7. Obra completa bilingüe, de Arthur Rimbaud. Atalanta
  8. Qué vergüenza, de Paulina Flores. Seix Barral.
  9. Estudios del malestar, de José Luis Pardo Anagrama
  10. Tú no eres como otras madres, de Angelika Schrobsdorff. Periférica

http://elpais.com/elpais/2016/12/15/fotorrelato/1481819040_975161.html

Según Revista Ñ – El clarín

Novela

  1. Zero K , de Don Delillo (Seix Barral),
  2. Los ojos castaños de nuestro amor , de Mircea Cartarescu (Impedimenta),
  3. La guitarra azul , de John Banville (Alfaguara),
  4. Nora Webster de Colm Tóibín (Lumen),
  5. Lo que no quise decir de Sándor Márai (Salamandra)
  6. Relatos tempranos de Truman Capote (Anagrama)
  7. Madre noche de Kurt Vonnegut (La bestia equilatera).
  8. Botas de lluvia seca , la novela póstuma de Mankell
  9. La muerte de Ulises , de Petros Márkaris,
  10. Azar de Jean-Marie Gustave Le-Clézio llega(Adriana Hidalgo),

Ensayo

  1. Del fin de la historia hasta el fin del capitalismo de Slavoj Zizek
  2. Siempre el dinero , de Hans Magnus Enzensberger,
  3. George Steiner, Fragmentos (Siruela),
  4. J. M. coetzee ofrece Las manos de los maestros I y II (Literatura Random House),
  5. El pixel de Cezanne , de Win Wenders (Caja Negra),
  6. Metáfora y memora. Ensayos reunidos , de Cynthia Ozick, (Mardulce).
  7. Los estudios culturales , de Frederic Jameson (Godot),
  8. Giorgio Agamben, Los usos del cuerpo (Adriana Hidalgo),
  9. Boris Groys In the Flow (Caja negra)
  10. Alberto Manguel, Una historia natural de la curiosidad (Siglo XXI).

http://www.revistaenie.clarin.com/literatura/libros-leeremos-2016_0_1513648639.html

Según The New York Times

  1. ’THE SPORT OF KINGS’ By C. E. Morgan (Farrar, Straus & Giroux).
  2. ‘WHAT BELONGS TO YOU’ By Garth Greenwell (Farrar, Straus & Giroux).
  3. ‘WHITE TRASH: THE 400-YEAR UNTOLD HISTORY OF CLASS IN AMERICA’ By Nancy Isenberg (Viking).
  4. ‘BORN TO RUN’ By Bruce Springsteen (Simon & Schuster).
  5. ‘COLLECTED POEMS 1974-2004’ By Rita Dove (Norton).
  6. ‘ALBERT MURRAY: COLLECTED ESSAYS AND MEMOIRS’ By Albert Murray (Library of America).
  7. ‘HERE I AM’ By Jonathan Safran Foer (Farrar, Straus & Giroux).
  8. ‘KENNETH CLARK: LIFE, ART AND ‘CIVILISATION’ By James Stourton (Knopf).
  9. ‘ALL THAT MAN IS’ By David Szalay (Graywolf).
  10. ‘THEY CAN’T KILL US ALL: FERGUSON, BALTIMORE, AND A NEW ERA IN AMERICA’S RACIAL JUSTICE MOVEMENT’ By Wesley Lowery (Little, Brown).
  11. ‘EVICTED: POVERTY AND PROFIT IN THE AMERICAN CITY’ By Matthew Desmond (Crown).
  12. ‘IN THE DARKROOM’ By Susan Faludi (Metropolitan Books).
  13. ‘HILLBILLY ELEGY: A MEMOIR OF A FAMILY AND CULTURE IN CRISIS’ By J. D. Vance (Harper).
  14. ‘COMMONWEALTH’ By Ann Patchett (Harper).
  15. ‘THE ARAB OF THE FUTURE 2: A CHILDHOOD IN THE MIDDLE EAST, 1984-1985’ By Riad Sattouf, translated by Sam Taylor (Metropolitan Books).
  16. ‘DO NOT SAY WE HAVE NOTHING’ By Madeleine Thien (Norton).
  17. ‘BLOOD AT THE ROOT: A RACIAL CLEANSING IN AMERICA’ By Patrick Phillips (Norton).
  18. ‘HERO OF THE EMPIRE: THE BOER WAR, A DARING ESCAPE AND THE MAKING OF WINSTON CHURCHILL’ By Candice Millard (Doubleday).
  19. ‘GRACE’ By Natashia Deón (Counterpoint).
  20. ‘HIGH DIVE’ By Jonathan Lee (Knopf).

http://www.nytimes.com/2016/12/14/arts/the-top-books-of-2016.html?_r=0

Según L’Express

  1. MEILLEUR LIVRE 1. Le Nouveau nom, par Elena Ferrante (Gallimard).
  2. MEILLEUR ROMAN FRANÇAIS 1. Repose-toi sur moi, par Serge Joncour (Flammarion). Finalistes : 2. La Cheffe, roman d’une cuisinière, par Marie Ndiaye (Gallimard) 3. Ecoutez nos défaites, par Laurent Gaudé (Actes Sud)
  3. MEILLEUR ROMAN ETRANGER 1. La route étroite vers le Nord lointain, par Richard Flanagan (Actes Sud). Finalistes : 2. Le fracas du temps, par Julian Barnes (Mercure de France) 3. A l’orée du verger, par Tracy Chevalier (Table Ronde)
  4. ENQUÊTE 1. Laetitia ou la fin des hommes, par Ivan Jablonka (Seuil). Finalistes : 2. La Déposition, par Pascale Robert-Diard (L’iconoclaste) 3. Flash Boys, par Michael Lewis (Editions du Sous-sol)
  5. MEMOIRES 1. Le Tunnel aux pigeons : Histoires de ma vie, par John le Carré (Seuil). Finalistes : 2. Où mène le souvenir, par Saul Friedlander (Seuil) 3. Born to run, par Bruce Springsteen (Albin Michel)
  6. REVELATION FRANCAISE 1. Règne animal, par Jean-Baptiste del Amo (Gallimard). Finalistes : 2. Des femmes qui dansent sous les bombes, par Céline Lapertot (Viviane Hamy) 3. Chanson douce, par Leila Slimani (Gallimard)
  7. ESSAI 1. Une colère noire : Lettre à mon fils, par Ta-Nehisi Coates (Autrement). Finalistes : 2. Arendt et Heidegger, par Emmanuel Faye (Albin Michel) 3. Le Titanic fera naufrage, par Pierre Bayard (Minuit)
  8. ART 1. Etre ici est une splendeur, par Marie Darrieussecq (P.O.L.). Finalistes : 2. L’affaire Arnolfini, par Jean-Philippe Postel (Actes Sud) 3. Qui veut la peau de Vénus ? par Bruno Nassim Aboudrar (Flammarion)
  9. REVELATION ETRANGERE 1. Station Eleven, par Emily St. John Mandel (Rivages) Finalistes : 2. Brève histoire de sept meurtres, par Marlon James (L’Olivier) 3. La Rage, par Zygmunt Miloszewski (Fleuve noir) 1er
  10. ROMAN FRANÇAIS 1. Désorientale, par Négar Djavadi (Liana Levi). Finalistes : 2. Le grand marin, par Catherine Poulain (L’Olivier) 3. En attendant Bojangles, par Olivier Bourdeaut (Finitude)
  11. POLAR 1. Cartel, par Don Winslow (Seuil). Finalistes : 2. Il reste la poussière, par Sandrine Collette (Denoël) 3. Berlin 49, par Joseph Kanon (Seuil)
  12. BIOGRAPHIE 1. Simon Leys, par Philippe Paquet (Gallimard). Finalistes : 2. Charlotte Delbo, par Ghislaine Dunant (Grasset) 3. Sans oublier d’être heureux, par Marie-Dominique Lelièvre (Stock) 1er
  13. ROMAN ETRANGER 1. Les Maraudeurs, par Tom Cooper (Albin Michel). Finalistes : 2. The Girls, par Emma Cline (Quai Voltaire) 3. Voici venir les rêveurs, par Imbolo Mbue (Belfond)
  14. HISTOIRE 1. L’Europe en enfer, 1914-1949 , par Ian Kershaw (Seuil). Finalistes : 2. Chasser les juifs pour régner, par Juliette Sibon (Perrin) 3. Louis XIII et Richelieu, par Simone Bertière (Fallois)
  15. SCIENCES 1. Alexandre Grothendieck, par Philippe Douroux (Allary) Finalistes : 2. La plénitude du vide, par Trinh Xuan Thuan (Albin Michel) 3. 17 femmes prix Nobel de science, par Hélène Merle-Béral (Odile Jacob)
  16. BD 1. Ce qu’il faut de terre à l’homme, par Martin Veyron (Dargaud). Finalistes : 2. Otto, l’homme réécrit, par Marc-Antoine Mathieu (Delcourt) 3. Pereira prétend, par Pierre-Henry Gomont (Sarbacane)
  17. SF / FANTASTIQUE 1. La maison dans laquelle, par Mariam Petrosyan (Monsieur Toussaint Louverture). Finalistes : 2. Défaite des maîtres et possesseurs, par Vincent Message (Seuil) 3. L’inclinaison, par Christopher Priest (Denoël)
  18. JEUNESSE 1. Génération K, par Marine Carteron (Rouergue). Finalistes : 2. Jan, par Claudine Desmarteau (Thierry Magnier) 3. Histoire du garçon qui courait après son chien qui courait après sa balle, par Hervé Giraud (Thierry Magnier)
  19. VOYAGE 1. Boire et déboires en terre d’abstinence, par Lawrence Osborne (Hoëbeke). Finalistes : 2. Outre-terre, par Jean-Paul Kauffman (Les Equateurs) 3. Des cornflakes dans le porridge, par Bill Bryson (Payot)
  20. LIVRES AUDIO 1. Vous n’aurez pas ma haine, par Antoine Leiris, lu par André Dussolier (Audiolib). Finalistes : 2. Meurtre en Mésopotamie par Agatha Christie. Lu par Guillaume Gallienne de la Comédie -Française, Editions Thélème 3. Heureux les heureux par Yasmina Reza. Lu par neuf acteurs de la Comédie-Française, Gallimard

http://www.lexpress.fr/culture/livre/les-20-meilleurs-livres-de-2016-selon-lire_1856125.html

El libro nuestro de cada martes: El caballero inexistente, de Ítalo Calvino

Los seres humanos funcionamos con peculiares certezas, creemos lo que gustamos creer y sobre esas ideas nos vamos haciendo el mundo; sin embargo, debajo de esas apariencias hay realidades – o no las hay – y vivimos en un mundo de imágenes que no siempre se dejan atrapar.

Ítalo Calvino proyecta esa nuestra obsesión por el mundo de las apariencias, su lenguaje y su imagen, su construcción y la manera en que vamos haciendo la realidad a su lado. Todos actuamos así, como quien combate al caballero inexistente y el diálogo es la única manera de hacerlo realidad.

Ítalo Calvino es, sin duda, una de las plumas privilegiadas del siglo XX. Su talento de constructor de realidades constituye la prueba del talento pero también de la apropiación de una cultura múltiple y rica.

Atreverse con este libro es retar nuestra propia idea de la realidad y el mundo.

Algo más sobre el libro:

http://www.siruela.com/catalogo.php?id_libro=6

En 1969, Pino Zac realizó la versión cinematográfica de la novela, aquí el tráiler:

 

Grecia de mujeres y diosas

Ten siempre en la mente a Ítaca

Kavafis

Medea, hija de Eetes, el Rey de Cólquide y de la ninfa Idía, hija de Océano; Circe, hija de Helios, titán preolímpico, y de la océanida Perseis, hermana de Eetes, tía de Medea, hermana también de Pasifae; Calipso, hija de Atlas, que se apoderó de Ulises al que sedujo y agasajó por siete años Y al que no pudo poseer para siempre, porque el tuvo constante en mente a Itaca. María Amalia Merkouris, nieta de Spyros y Stamatis Merkoúris, artista de talento, exiliada durante la dictadura, parlamentaria, ministra de cultura y precursora de la devolución de las esculturas del Partenón de Atenas; ella como Ulises siempre tuvo en la mente a Itaca. Todas ellas mujeres de una cultura tan antigua como la civilización; todas ellas imbatibles, dueñas de si mismas, todas ellas constructoras de la grandeza de Grecia.

La historia de María Amalia Mercury, Melina Mercury para el mundo, comenzó hace 2500 años. Pericles, el rodeado de gloria, había vencido a los persas a los 26 años; a los 54 había acumulado todo el poder de Atenas reunión toda la riqueza para crear las obras más opulentas de la cultura occidental. La cuna de todo lo que consideramos hermoso; los Propíleos, la Acrópolis de Atenas, la escultura de Atenea Promacos Y de entre de ellos, el Partenón. El templo en un exvoto, el agradecimiento de su pueblo por una victoria que parecía imposible; el combate, más que dos pueblos, de dos maneras de comprender la vida del universo; aquella montaña que domina Atenas es, así, la lámpara votiva no de la antigua Grecia sino de toda nuestra cultura.

En el año 447 a. C., Pericles hizo traer del monte Pentélico, a kilómetros de distancia Noreste de Atenas Y al sureste del maratón, Y donde, aún hoy se tiene un precioso mármol blanco con el que se restaura el Acrópolis. Su materiales de una blancura uniforme tan perfecta que luce dorada cuando el sol poniente le ilumine, desde tiempo inmemoriales fue consagrado a crear el arte de imperecedera belleza; nuestra propina de perfección humana hermana de aquellos 2170m², se elevan en nuestro imaginario colectivo desde los  once metros de sus columnas. A las órdenes del político y militar estuvieron los más grandes artistas de su época, los arquitectos Ictinio y Calícrates, arquitectos cuyo trabajo es hoy, como entonces, nuestro modelo de armonía y perfecta proporción; Fidias, epónimo de los escultores, creador de los frisos y capiteles, de miles de estatuas y, de entre ellas, la colosal imagen de Atenea Partenos, con sus trece metros en marfil y oro que más de dos milenios después, desaparecida para siempre, es la idea que conservamos de la belleza y la riqueza.

La propia concepción del centro ceremonial es la semilla de la idea occidental de cultura y civilización, toda la belleza puesta servicio de lo que podemos llamar los bienes superiores, aquellos que solo en común se desean y solo en común se alcanzan, aquellos que consideramos sagrados pero que son tan frágiles que merecen todo nuestro cuidado y protección, nos queremos hacer constar emolumentos inscripciones, en leyes y novelas, los que creemos necesarios de generación en generación desde hace miles de años. El templo principal estaba consagrado al más querido de sus valores, aquel que nos permite admirar, contemplar y comprender todos los demás, la inteligencia. La colina de Acrópolis, la ciudad toda y su templo eran en el hogar de Atenea Partenos, la pura, la virgen; la principal de sus advocaciones.

Los occidentales tenemos una peculiar relación con inteligencia, la adoramos y admiramos, también la tenemos y a veces la repudiamos pero siempre consideramos como una de las características que nos hacen humanos; casi podríamos afirmar que procuramos cierto cariño pues vemos en ella la gracia de la contemplación, la sabiduría de la adaptación Y el poder de acción. La representación de Atenea es una muestra de cómo los occidentales nos relacionamos con el pensamiento; es de la escultura griega de donde nace la concepción occidental del arte en tres dimensiones, rompió la rigidez e inmovilidad del canon egipcio y babilónico; en su ciudad – nos recuerda Alfonso Reyes – Atenea abre los ojos y “arriesgó un discreto paso con el pie izquierdo y ensayó una sonrisa”; al decir que inteligencia nos sonríe queremos decir tanto como que podemos dominar el universo. La historia de la diosa es terrible nos lleva hasta antes de comenzar el camino por el cual las mujeres perdieron la parte del poder y comenzaron la larguísima noche la cual se perciben ya los albores pero que aún termina; para los griegos la inteligencia es una mujer.

Atenea era la hija de Zeus, el más grande poderoso de todos los dioses, la gente de su primera esposa, Metis – la prudencia pero también la intriga, digamos, las funciones más primitivas del pensamiento – a la que el padre de los dioses devoró mientras gestaba a su hija. Llegado el tiempo del alumbramiento el padre comenzó experimentar atroces dolores de cabeza que lo haría sentir un pequeño esbozo de la condición humana, por lo que tuvo que pedir a Hefestos que partiera su frente con una hacha de donde nació la diosa adulta y con arreos guerreros. Atenea era una diosa armada, reverenciada y querida dulcemente por su pueblo; Homero le llama Palas – la joven – la ojizarca que es también ojos de búho y miles de años después – también lo trae a cuento Alfonso Reyes – Ruskin la invoca diciendo “una Atenea en el cielo, una Atenea en la tierra y una Atenea en el corazón”. Se trata de la deidad a la que se debe toda protección en cada momento, no es diosa de la guerra – porque la guerra por sí misma es irracional Y aunque lo sabemos desde hace milenios la seguimos practicando – pero siempre esta vestida como una guerrera y jamás se la puede ver sin su casco, su lanza y su escudo porque la inteligencia nos protege. Atenea es la batalladora que administra las presas ganadas en batalla, a ella recurre su padre, según la Ilíada, para expulsar a Ares como una metáfora del poder superior de la razón sobre la fuerza. Los atenienses amaban a Atenea porque, para ganarse patronazgo de la ciudad la diosa del regaló uno de los dones más preciados para aquel pueblo y para nuestra cultura: el olivo, del cual tomamos el amargo placer del aceituna, el aceite que es óleo de consagrar y el ramo que es símbolo universal de la paz y la gloria. A diferencia de otros dioses Atenea se conduele de los humanos, los entiende y goza de su compañía por eso desciende del Olimpo en amable coloquio con Aquiles Y Diómedes y guarda especial cariño por Ulises al que acompaña, en forma de golondrina, en la matanza de los pretendientes e impone silencio a las tropas para que presten atención a su arenga. Como guerrera comprensiva, su templo en Egea era casa de refugio político y en Éfeso hospicio para los esclavos heridos.

Andando los siglos el Partenón no conservo su carácter sagrado y aún hoy, cuando los dioses se han marchado, la Acrópolis y su templo principal siguen cubiertos por un aura solemne y devocional que hemos guardado lo más profundo de nuestro corazón; en 394 Teodosio declara el cristianismo como religión oficial del imperio, en consecuencia suprimió los Juegos Olímpicos de tradición milenaria, arrasó el oráculo de Delfos y prohibió el culto en los templos paganos; el Partenón entra en una primera aunque breve etapa de abandono, las manos del buen pueblo de Atenas, sin embargo, se niegan a olvidar su casa y procura su cuidado, carece ya de culto pero se conserva intacto; el furor cristiano, por otra parte, acometa contra el arte y la belleza del templo y muchas de sus obras son destruidas o robadas; de aquella época es la última noticia que se tiene de la colosal escultura de Atenea Partenos

58,000 veces Gracias

Para todos nuestros amigos y lectores, con infinito cariño por su diálogo y compañía, una vez más, la palabra luminosa de la ofrenda, Gracias.

Como es tradición, ponemos a sus órdenes una imagen original para su uso y disfrute. Se agradecerá citar el autor y la fuente.

Gracias

copia-de-dsc_0152-1

El libro nuestro de cada martes: Baudolino de Umberto Eco

Nadie narró la edad media con tanto tino como Umberto Eco; sus libros son un llamado a la luz de una época que solemos conocer por su obscuridad y silencio; así, la puebla de sonidos, música, suspiros y gritos. Vemos desfilar ante nosotros la raíz de las cosas que pensamos siempre han existido y que, como todas, tiene también un comienzo.

Si el Nombre de la Rosa nos impacta por su potencia y talante; Baudolino nos lleva en un viaje de alegría y aventura, dos caras de una misma moneda. Al rescatar los mitos occidentales, Eco nos demuestra que no sólo la razón explica y que todo es un juego de lenguaje; creamos la realidad cuando la mencionamos y sólo cuanto se menciona existe.

Atrévase con Baudolino para encontrarse con una narrativa sagaz e inteligente y también con un guiño a cada uno de los lectores.

Algo más sobre Baudolino:

http://www.letraslibres.com/mexico/libros/baudolino-umberto-eco

 

La voz de papel: El retrato de Dorian Gray, de Óscar Wilde

Disfrute el arranque de la novela icónica de Wilde, un encuentro con la seducción de la belleza

Viajero al Microscopio: De París a Ginebra dos argentinos en busca de lector

 

Cuenta la leyenda que Erasmo de Rotterdam solía viajar con su biblioteca embarcada en un carromato que lo seguía a donde quiera que iba; Quevedo, inmortalizó en un poema la fidelidad de la compañía que proveen los libros: “Retirado en la paz de estos desiertos/ con pocos, pero doctos libros juntos/ vivo en conversación con los difuntos y escucho con mis ojos a  los muertos”.

Viajar en compañía de un libro es siempre una opción emotiva e inteligente; dispone de enormes ventajas, no gastará dinero en compras absurdas e innecesarias, no discutirá por la calidad o el servicio de nuestro restaurante favorito, no exigirá una sala más en un infinito museo en el que ya gastamos cuatro horas cuando la calle reclama nuestra presencia; será paciente, comprensivo, alentador y evocador. Pero en esa infinita bondad, tendrá, al menos una exigencia, que uno acepte, sin remedio que su presencia se infiltre, silenciosa y constante en la forma que vemos el lugar que visitamos y tiña de su color, para siempre, el recuerdo de ese viaje. Elegir un libro como compañero de travesía no es una elección que deba tomarse a la ligera.

Ginebra, hacia 1998, era un hervidero de diplomáticos, organismos no gubernamentales, y burócratas de las mas variopintas profesiones. Yo, entre los de esa última especie, iniciaba una carrera como enviado del gobierno mexicano a la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual; tenía entonces 27 años una imaginación febril y una ansia lectora ya afianzada y de la que todavía no puedo ni quiero escapar.

Cuando me notificaron que debía hacer mi primer viaje a Ginebra, luego de recibir instrucciones precisas, de recoger el material donde constaban las partes medulares de lo que debía hacer, de aquellas otras que podría hacer solo si era necesario y de las que nunca, por ningún motivo podría hacer o decir, mi principal preocupación era elegir un libro para aquel viaje. La elección no era fácil.

En mi imaginación me veía como un misterioso emisario latinoamericano dispuesto a exponer mi vida para defender nuestras revoluciones frente al embate reaccionario del imperialismo yanqui; lamentablemente la cortina de hierro se había venido abajo casi diez años antes y mi Mata-Hari cubana no tuvo la gentileza de aparecer. Me imaginé como un valiente enviado del gobierno mexicano encargado de rescatar cuantas víctimas de las dictaduras, fascismos, guerras e invasiones necesitaran el abrigo generoso de la República que me honraba en representar y que mi augustos predecesores habían salvado en tiempos de la Segunda Guerra Mundial; sin embargo para mi decepción, no había conflictos candentes en el mundo y el único que se me acercó para solicitarme auxilio fue un colega nicaragüense que me pidió prestados cinco francos para el transporte porque esa mañana había olvidado el monedero en el hotel y no quería repetir la hazaña de volver andando hasta su habitación. Esta romántica pero imprecisa lógica tal vez habría sido útil para escribir una novela, pero no para elegir a un compañero para este tipo de viaje; de haberla seguido había elegido, “El pasajero de Frankfurt”, de Agatha Christie; tal vez, “La Tempestad”, de Manuel de Prada o alguna clásica como “¿Arde París?” de Le Carré y Collins, pero preferí dejarme llevar por otros instintos.

Antes y después de la estancia en Ginebra estaría  unos días en Paris, debía hacer no una sino dos elecciones, la suiza era un acertijo pero la financiera no admitía dudas, me hice acompañar de “Rayuela” de Julio Cortázar.

Tomé mi viejo ejemplar de “Rayuela”, la mítica edición de Alfaguara que nos acompañó a los lectores cortazareanos de la década de 1980; aún lo conservo y contiene tanto mis subrayados  originales como los apuntes de aquel viaje.  De las dos lecturas posibles que ofrece Julio Cortázar para sus libros, elegí, desde luego la mas larga, el acento no lo puse ni en Oliveira ni en la Maga; para esos días yo ya había renunciado a ser Oliveira y mi mujer superaba a la Maga y no tenía tantas manías. El acento debía ir en el personaje principal: la ciudad; con la ruta previamente diseñada y armado con mi volumen, comencé a andar desde el Quai de Conti para cruzar el Pont des Arts, límpido entonces antes de que algún  humorista neurótico con visas de turista de guía mínima comenzara a arruinarlo con un candado alentando a miles de imitadores; me esperaban las vitrinas de la sala egipcia del museo de Louvre y más adelante me detuve en el barrio de Les Halles, ocupe un lugar en Le Chien qui fume y leí presa de un frenesí que no pude detener sino hasta garrapatear algunas notas en los márgenes del libro, la Rue Dauphine, la de la Huchette, la plaza de Nôtre Dame, la Rue Sommerard, hogar de Oliveira, cada cansancio un café y un par de capítulos; Rue Valette  -la de los primeros amores -, la Monje, hogar de la Maga, y el reposo en el kiosko a unos pasos de la fuente de Médicis en el Luxemburgo, acompañando al cigarrillo con el París-Mente, la sempiterna bebida esmeralda hecha de jarabe de menta y agua mineral; la Rue Monsieur le Prince ya casi agotado pues embebido en un mundo que habiendo nacido ficticio se tornaba real a cada paso que daba, el Carrefour de L’ Odéon en el corazón de Saint Germain y la noche parisina me había ya emboscado con su peculiares encuentros hacia un gran final por la Rue de  Tournon sin encontrar las huellas de Berte Tiepat, me acerco al final, Rue Madame, tierra de escritores, para culminar en Sévres-Babylone; recojó el día en Closerie de Lilas, el queso de Brie y la copa de Médoc. He cumplido con Cortázar, Mañana será Ginebra.

La elección de un libro apto para ir a Ginebra no había sido sencilla; desfilaron opciones, pensé en la poesía de Blaise Cendrars, pero me remitía más a París que a Ginebra; en Rousseau, invocado y desechado ambos por obvios motivos. La respuesta vino de pronto y el feliz resultado fue producto de un accidente prodigioso.

Jorge Luis Borges estuvo muy ligado a la ciudad de Ginebra a todo lo largo de su vida; ahí llegó en 1914 buscando refugio en una Europa ya envuelta en la Gran Guerra, acompañando a su padre en la búsqueda de una cura para su propia ceguera; ahí cursó sus estudios secundarios en el liceo Jean-Calvin, que aún existe y funciona y cuyo tejado es inconfundible. Volvió a Ginebra en 1986, ya enfermo de cáncer y casado con María Kodama, para morir en la ciudad de su adolescencia. Sus restos reposan en el cementerio de Plain-Palais y su tumba es por sí misma, un acertijo literario y  anglosajón que, sin duda, hubiera probado.

La  lápida que señala el lugar de reposo del maestro es la señal de uno de sus mejores cuentos: Ulrica. En su parte frontal se lee, “De Urica para Javier Otálora”, los protagonistas del cuento y al mismo tiempo, una dedicatoria de Kodama para Borges, en la parte posterior, una cita en anglosajón, tomada de la saga Volsunga, que sirve de epígrafe en Ulrica.

Visitar la tumba era uno de mis principales objetivos en la ciudad. Si ya había cumplido con el seguimiento puntual de los pasos de Cortázar optar por Borges me parecía una necesidad imperiosa, me decidí por “El libro de arena”, que entonces aún no había leído.

En los ratos libres de las maratónicas sesiones de trabajo que muy lejos estaban del imaginario que me había construido, avanzaba en el libro, dando saltos entre los lugares donde podía retirarme a beber un café, fumar un cigarrillo y leer; entre los cafés y restaurantes del Plain-Palais, los otros de la Rue de Mont Blanc y los de la plaza del Palacio de Justicia, me enamoré de una ciudad que no dispone de muchos admiradores pero sí de fieles fanáticos de la relojería y defensores acérrimos de su tranquilidad, a la que  muchos llaman aburrimiento, de ahí que una muy querida colega brasileña solía decir que los funerales en Río  eran más divertidos que los carnavales de Ginebra; pero a mi me pareció una ciudad íntima aunque cosmopolita, austera gracias a la pureza de su lujo y sobre todo, uno de los lugares más favorecedores  para un amante en la lectura y de los libros. Andando así, sin mapa ni rumbo fijo, el viernes que las dependencias de la ONU cierran sus puertas temprano me encontré en un cementerio hermoso y sin otro sobreviviente más que yo, en ese momento, dentro del tomo borgiano me encontraba leyendo “Ulrica”; ahí tuve la revelación que sólo me ha sido concedida en dos ocasiones más, en Barcelona y en Madrid. De pronto me di cuenta que estaba leyendo justo en el lugar, precisamente en el mismo sitio donde sucedían los hechos que Borges narraba en su historia y me sucedió lo que Homero narra en la Odisea: “Blando sopor se apoderó de mi”. Porque si en el París de Rayuela todo acontece puertas afuera de la novela; si la literatura se ha comido el mundo; “Ulrica” operaba al revés; es el libro el que crea la realidad, cifrada en la tumba y en el lugar donde se encuentra.

En 1975, Borges publicó en la editorial Emecé, el libro de Arena, esta serie de relatos reflejan un autor en la plenitud de su obra; con un perfecto dominio de su arte y con un control absoluto de la imaginación; según el autor se trata de su mejor libro y aunque muchos lectores avalamos esa opinión, la critica se divide y algunos proclaman a “Ficciones” como el mejor de sus trabajos; en un fenómeno común, para Gabriel García Márquez, su mejor libro era “El amor en los tiempos del cólera” y no “Cien años de Soledad”.

No requerí pues, de artificios colosales para sentirme el sagaz diplomático que nunca fui y el artero espía que nunca pude ser; supe al fin que esa ciudad de intriga y refugio estaba construida en mi imaginación cultivada con el amor de los libros que nos prepara la vista para recibir las imágenes que la vida nos tiene reservadas.

El libro nuestro de cada martes: El tío Petrus y la Conjetura de Goldbach de Apóstolos Doxiadis

Mucho se ha dicho sobre lo fatigosas y crueles que son las matemáticas; un enorme misterio, mito insondable y cueva de terror son sus hogares; no lo sé, a mi las matemáticas me las enseñó en la secundaria un profesor semi militar, religioso a más señas, que las hacía divertidas y luminosas. Alguna vez me dijo que si uno quiere tranquilidad y luz las matemáticas eran un fantástico refugio de orden, armonía, ritmo y claridad. Tenía razón.

Hace algunos años descubrí El Tío Petrus y la Conjetura de Goldbach; una deliciosa novela sobre uno de los problemas matemáticos más antiguos y complejos, la función que determina cuándo aparecerá un número primo. Los números primos son aquellos que sólo son divisibles entre sí mismos y la unidad; peculiar familia en la que pueden aparecer contiguos… 1,2,3…. o apenas separados 3,11,13,17 y de pronto aparecen enormes vacíos 59399, 59407, 59417, 59419, 59441… en fin, una especie de caos imposible en el mundo matemático; el reto es encontrar la regla del orden dentro del caos.

La sensación humana, el sentimiento de pérdida y hallazgo son elementos que nos permiten concebir la matemática como ese universo casi musical en el que todos podemos encontrarnos.

https://matelibros.wordpress.com/2007/11/02/el-tio-petro-y-la-conjetura-de-goldbach/

Imagginación

Meditación Divertida con Maggie

Disappearing Thoughts

clicks and clips

Tablaturas de mis pasos

Unas cuantas palabras y fotos para los lugares que me hacen feliz.

NOUS LES FEMMES

Aller au delà de nos limites à travers le monde. J'en suis capable, pourquoi pas toi? Pourquoi pas nous? Ensemble nous sommes invincibles "Je suis femme and i can".

Rosie Blog

A garden of wild thoughts. Feeling thoughts and dilemmas

Un Loco Anda Suelto

Entra en mi mente...déjame entrar en la tuya...

umaverma12

Inner-peace is necessary to overcome of all the pain.

El Rincón de Suenminoe

En el soñador vida y sueño coinciden

La poesía, eso decían

Como plasmar la idea natural.

Cynthia Briones

Letras en el mar.

Polisemia Revista cultural

En cada edición proponemos una palabra para indagar sus posibles significados desde distintas áreas.

www.casasgredos.com

Alojamientos rurales en Avila y Provincia. Tlf.920206204/ 685886664

A %d blogueros les gusta esto: