El libro nuestro de cada martes: El tío Petrus y la Conjetura de Goldbach de Apóstolos Doxiadis

Mucho se ha dicho sobre lo fatigosas y crueles que son las matemáticas; un enorme misterio, mito insondable y cueva de terror son sus hogares; no lo sé, a mi las matemáticas me las enseñó en la secundaria un profesor semi militar, religioso a más señas, que las hacía divertidas y luminosas. Alguna vez me dijo que si uno quiere tranquilidad y luz las matemáticas eran un fantástico refugio de orden, armonía, ritmo y claridad. Tenía razón.

Hace algunos años descubrí El Tío Petrus y la Conjetura de Goldbach; una deliciosa novela sobre uno de los problemas matemáticos más antiguos y complejos, la función que determina cuándo aparecerá un número primo. Los números primos son aquellos que sólo son divisibles entre sí mismos y la unidad; peculiar familia en la que pueden aparecer contiguos… 1,2,3…. o apenas separados 3,11,13,17 y de pronto aparecen enormes vacíos 59399, 59407, 59417, 59419, 59441… en fin, una especie de caos imposible en el mundo matemático; el reto es encontrar la regla del orden dentro del caos.

La sensación humana, el sentimiento de pérdida y hallazgo son elementos que nos permiten concebir la matemática como ese universo casi musical en el que todos podemos encontrarnos.

https://matelibros.wordpress.com/2007/11/02/el-tio-petro-y-la-conjetura-de-goldbach/