El libro nuestro de cada martes: Obras completas (y otros cuentos) de Augusto Monterroso

Lo bueno, si breve, dos veces bueno decía Baltasar Gracián; a ello no hay quien le gane a Tito Monterroso; sí, el que se ganó la fama tan sólo por una frase, un leve cuento que nos persigue para siempre para quienes lo hemos leído… aquél del dinosaurio que … en fin, no pienso echárselos a perder.

El recuerdo que tengo de Monterroso es el de un lector agradecido por la levedad de su narrativa, levedad que no nos lleva a profundidades, sino que nos eleva y muy alto. Sus pocas palabras sintetizan realidades, compite en ingenio y agudeza con Max Aub y no le pide nada a nadie que haya gastado enormes parrafadas.

El propio título es ya una apuesta literaria, así son las letras de Monterroso, porque si algo demuestra don Tito en este volumen breve y sustancioso, es su dominio sobre las palabras; las moldea en finísimos encajes y entrega pequeñas e inolvidables obras maestras. En el cuento “Una mujer amaestrada” Juan José Arreola decía que uno se maravilla con una pulga vestida por el esfuerzo que cuesta vestirla y no por el encanto de su atuendo… o algo así, el hecho es que las pulgas vestidas de Monterroso nos asombran por el atuendo y por el trabajo que, desde luego, no se nota, son como la plática pillada en el bus o en el metro, la frase ingeniosa del amigo, la anécdota contada entre copas y la fortuna de haberla escuchado y sí, en efecto, entre las obras completas y otros cuentos, puede encontrar la célebre historia del dinosaurio.

Algo más sobre el libro:

https://www.edicionesera.com.mx/buscar/cuento/obras-completas-y-otros-cuentos-info

Y si ya de plano le da flojera leer, aquí está el dinosaurio en todo su esplendor