El libro nuestro de cada martes: La mujer rota, de Simone de Beauvoir

Para Simone de Beauvoir mi memoria de lector y mi formación humana no guardan sino una gratitud enorme. Comencé a leerla hacia los dieciséis años, la profesora de ética la recomendó como de pasada en su clase, y desde la primera página no hubo de mi parte sino reverencia hacia el poder del saber y el calibre de la inteligencia de la mujer que cuestionaba cosas que para un chico de escuela de varones de finales del siglo XX eran, sinceramente revolucionarias.

Encuentro siempre en Beauvoir la precisión de la inteligencia y la elegancia del estilo; muchas veces, en su prosa la encuentro superior a Sartre y siempre, en el contexto de nuestro siglo – siempre me he considerado un hombre del siglo XX aunque probablemente habite más tiempo el XXI -, una mujer con la visión suficiente para orden lo que estaba disperso en el feminismo, para orientar lo que parecían visiones inconexas y para dar cabida a muchas interpretaciones sobre la condición de la mujer.

La mujer rota es uno de los libros de Beauvoir que más me gustan. Ahora lo releo y me gusta por la forma serena y contundente de su feminismo, por la entrega sin relevos ni censuras al examen de la condición de la mujer en su tiempo y por la valentía con la que se muestra a sí misma, como mujer de cuerpo entero frente al mundo; no como ser humano, cosa que hace siempre, sino con la conquista de su ser femenino y su asunción de mujer pensante y actuante en un entorno eminentemente machista y masculino como la intelectualidad de su tiempo.

Al releer las narraciones de la mujer rota no sólo veo cómo es que los hombres tenemos que renunciar cotidiana y conscientemente a los privilegios injustos y medievales que adquirimos por nuestro sexo desde que nacemos, que no hay prórroga ni tregua, que cualquier dilación u olvido en ese sentido es derrota y es también agresión, pero que la mujer ha de construirse, hacerse y conquistarse tal como lo pensaba Beauvoir. Encuentro en su libro a las mujeres que me rodean, a las que lo logran y a las que van en el camino, a las que conmigo van, a aquellas con las que voy en este mundo que es para todo porque es nuestro deber hacerlo para todos.

En 2005, Sebastián Faena llevó a la pantalla en Argentina el principal relato del libro con Dolores Fonzi en el protagónico. Aquí el trailer

 

Algo más sobre el libro:

https://www.megustaleer.mx/libro/la-mujer-rota/MX5610