El libro nuestro de cada martes: Tratado de la vida elegante de Honoré de Balzac

Hace apenas unos días celebrábamos un aniversario más del nacimiento de Honoré de Balzac, gigante enorme, monstruo de la literatura; observador agudo y escritor hecho de esfuerzo y de genio. En estos días, de la experiencia lectora, me reencuentro con Balzac, con un pequeño tratado dentro de su ciclo “Patología de la Vida social”, parte de la Comedia Humana; he vuelto a experimentar la emoción y el agrado de la primera vez que leí a Balzac hace ya sus buenos treinta años.

El tratado de la vida elegante es un análisis de la riqueza, de la desigualdad y también del espíritu artístico, una inquisición sobre el estilo, sobre su carencia y su exceso; pero sobre todo, es una muestra de la cualidad de observación del maestro, de su capacidad de disectar el mundo, la sociedad y sus personajes. Desde el obrero hasta el noble, Balzac desliza su pluma para describir el modelo ideal de la vida desocupada, dada al ocio creativo, a la vida de artista.

Sin embargo, en este pequeño volumen, editado con gracia y arte por Impedimenta, Balzac se descubre y enfrenta el mayor problema de su propia identidad, su sueño de ser alguien en la sociedad, de pertenecer al gran mundo, de olvidar sus orígenes pequeño burgueses y poder, más allá de la justicia, utilizar la partícula “de” que interpuso entre su nombre y su apellido, ser más que Honoré Balzac para ser en realidad, Honoré de Balzac.

Los clásicos suelen ahuyentar a los lectores desapercibidos; no se deje impresionar, al contrario, si algo tiene la literatura balzaciana es su capacidad de divertir, de entretener y de conmover. Ataque este libro, disfrute con fruición y agrado, no por nada la introducción a la célebre “Fisiología del gusto” de Breillat-Savarin es precisamente, obra de Balzac.

Algo más sobre el libro:

http://impedimenta.es/libros.php/tratado-de-la-vida-elegante

Algo más sobre Balzac, el tratado de la vida elegante y más con Rafael Pérez Gay