El libro nuestro de cada martes: El paraíso en la otra esquina de Mario Vargas Llosa

Tenía mucho que no leía a Mario Vargas Llosa, ya se sabe, cosa de personalidad, no es un hombre cuyas posturas políticas me agraden y en general no me causa mayor simpatía, pero que es un enorme narrador y que sus libros, leídos siempre y desde hace mucho han sido para mí fuente de solaz y también de conocimiento.

Me enfrenté a El paraíso en la otra esquina con la certeza de su origen, pero me he encontrado, como siempre que lee uno a Vargas Llosa, con más de lo que esperaba, el entramado de las biografías supera con mucho las expectativas de los lectores más exigentes; la historia de la Francia revolucionaria, del primer Perú independiente, como de Gaugin y Flora Tristan van llenando páginas y páginas que se deslizan como el viento de una playa. No esperaba menos y recibí mucho más.

Al leer a Vargas Llosa me ocurren dos cosas, la primera es la distancia entre el escritor y su obra, el autor puede no parecernos el tipo de persona con la que nos tomaríamos un trago, o no gustarnos sus posiciones pero aún así disfrutar y reconocer la mejor literatura; la otra es la manera en que la realidad se vuelve material literario, como puede ser moldeada, adaptada y recreada bajo la pluma del maestro para convertirse en ficción más allá del mundo pálido de los hechos.

Vuelvo a Tahití, a Gaugin, que esta vez, me ha gustado más que la dulce Francia.

Algo más sobre el libro:

http://www.letraslibres.com/mexico/libros/el-paraiso-en-la-otra-esquina-mario-vargas-llosa

Una entrevista a Vargas Llosa sobre el tema