El rincón de la Bibliografía: La obra literaria de Goethe para libre descarga

El día de ayer conmemoramos el 269 aniversario de uno de los hombres más brillantes que ha dado la historia; hoy para celebrar su legado ofrecemos, para libre descarga, su obra literaria

 

Fausto

Los años de aprendizaje de Wilhelm Meister

Elegías romanas

Las cuitas del joven Werther

Prometeo

La novia de Corinto

Clavijo

Ifigenia en Táuride

Egmont

Hermann y Dorotea

Las afinidades electivas

Viaje a Italia

El libro nuestro de cada martes: El Sr. Penumbra y su librería 24 horas abierta de Robin Sloan

Es verdad que en la sociedad tiene que andarse uno con ciertos cuidados, aunque no puede se puede vivir de la opinión de los demás es verdad que hay modos, reglas y prejuicios que nos van condicionando y hasta coaccionando; una de las ventajas de la literatura es que se puede leer sin prejuicios, andar por donde se quiera y pescar en todos los océanos para encontrar toda clase de presas.

Me he lanzado sobre un libro de aventuras peculiar, uno de esos de la nueva camada en los que la tecnología nos acecha por todos lados pero me ha llamado la atención porque no ha perdido sentido humano; es un libro sencillo y sincero, con una trama bien urdida, emocionante y franca. El Sr. Penumbra y su librería 24 horas abierta es uno de esos pequeños tesoros que pasan por la sombra del best sellar y el «libro para leer entre libros», lejos de ellos es una pequeña obra maestra de la intriga urbana, cotidiana y sentimental.

Me ha dado los elementos de un buen libro, le he tomado afecto como puede apreciarse y es que, qué mas puede desear un lector que un libro sobre librerías y bibliotecas, sobre lectores fanáticos y un tecnólogo que se rehusa a dejar el papel y el lápiz, que busca en los demás la humanidad y el encuentro.

Se trata, en fin, de un rompehielos de géneros y prejuicios. Tómelo como viene y sobre todo, no se lo pierda.

Algo más sobre el libro

http://www.rocalibros.com/roca-bolsillo/catalogo/Robin+Sloan/El+Sr+Penumbra+y+su+libreria+24+horas+abierta

Una curiosa entrevista al autor:

 

77,000 veces, ¡Gracias!

Reconociendo su amistad, compañía y lectura, Cisterna de sol ofrece a sus amigos y lectores la palabra luminosa de la ofrenda: Gracias. Gracias por estas 77,000 oportunidades de diálogo y encuentro, y para celebrarlo, de acuerdo a nuestra tradición una imagen original para su uso y disfrute, se agradecerá citar la fuente.

Copia de DSC_0669.JPG

Domingo de Citas: La obra narrativa de Truman Capote

 

El 25 de agosto conmemoramos 24 años de la partida de Truman Capote; para honrar su memoria esta recapitulación de sus libros de narrativa y algunas imágenes sobre su presencia en el cine.

Que usted disfrute Domingo de Citas.

Otras voces, otros ámbitos. https://www.anagrama-ed.es/libro/compactos/otras-voces-otros-ambitos/9788433914859/CM_154

Árbol de noche y otras historias. https://www.anagrama-ed.es/libro/compactos/un-arbol-de-noche/9788433972477/CM_393

Una guitarra de diamantes. http://unlibroaldia.blogspot.com/2009/07/truman-capote-desayuno-en-tiffanys.html

El arpa de hierba. https://www.anagrama-ed.es/libro/compactos/el-arpa-de-hierba/9788433967480/CM_317

Beat the Devil. https://www.theguardian.com/film/filmblog/2014/sep/24/beat-the-devil-bfi-john-huston-truman-capote-humphrey-bogart

The Muses Are Heard. https://archive.nytimes.com/www.nytimes.com/books/97/12/28/home/capote-muses.html

Desayuno en Tiffany’s. https://www.anagrama-ed.es/libro/compactos/desayuno-en-tiffany-s/9788433937421/EB_519

A sangre fría. http://www.correodellibro.com.mx/libro_de_la_semana/a-sangre-fria/

Los perros ladran. https://www.anagrama-ed.es/libro/panorama-de-narrativas/los-perros-ladran/9788433908995/PN_429

Música para camaleones. https://www.megustaleer.com.ar/libros/msica-para-camaleones/MAR-000329/fragmento/

Plegarias atendidas. https://www.anagrama-ed.es/libro/panorama-de-narrativas/plegarias-atendidas/9788433931153/PN_115

Crucero de verano. https://www.anagrama-ed.es/libro/panorama-de-narrativas/crucero-de-verano/9788433970930/PN_630

Capote. Trailer de la película sobre él y A sangre fría.

Breackfast at Tiffany. Escena de la canción con Audrey Hepburn.

In cold blood. Trailer de la película.

Desayuno en Tiffany. Trailer de la película.

El rincón de la bibliografía: Ray Bradbury

En el aniversario de Ray Bradbury, la bibliografía completa de su obra narrativa, que ustedes la disfruten

Crónicas marcianas https://www.planetadelibros.com/libro-cronicas-marcianas/8463

El hombre ilustrado https://www.planetadelibros.com/libro-el-hombre-ilustrado/12368

Las doradas manzanas del sol http://www.lecturalia.com/libro/7724/las-doradas-manzanas-del-sol

El país de octubrehttps://www.planetadelibros.com/libro-el-pais-de-octubre/31427

Icarus Montgolfier Wright https://www.cliffsnotes.com/literature/b/bradburys-short-stories/summary-and-analysis-medicine-for-melancholy/icarus-montgolfier-wright

Remedio para melancólicos https://www.planetadelibros.com/libro-remedio-para-melancolicos/12143

Las maquinarias de la alegría https://www.ciencia-ficcion.com/opinion/op01934.htm

Fantasmas de lo nuevo https://www.planetadelibros.com/libro-fantasmas-de-lo-nuevo/8258

Mucho después de medianoche http://www.lecturalia.com/libro/7745/mucho-despues-de-medianoche

Cuentos de dinosaurios http://www.sopadelibros.com/book/cuentos-dinosaurios-ray-bradbyru

Memoria de crímenes http://www.lecturalia.com/libro/67252/memoria-de-crimenes

El convector Toynbee http://www.lecturalia.com/libro/7747/el-convector-toynbee

La bruja de abril y otros cuentos http://topcultural.es/2018/07/03/la-bruja-de-abril-y-otros-cuentos-de-ray-bradbury/

Más rápido que el ojo https://www.ciencia-ficcion.com/opinion/op00165.htm

A Ciegas https://www.planetadelibros.com.mx/libro-conduciendo-a-ciegas/142294

De la ceniza volverás http://ceresplaneta.blogspot.com/2017/03/de-las-cenizas-volveras-de-ray-bradbury.html

Algo más en el equipaje http://www.lecturalia.com/libro/7738/algo-mas-en-el-equipaje

El signo del gato http://www.lecturalia.com/libro/7740/el-signo-del-gato

El ruido de un trueno https://crononautas.wordpress.com/2015/10/12/el-sonido-de-un-trueno-ray-bradbury-1952/

Esa cosa al final de la escalera https://www.masquelectura.com.ar/libro/La-casa-encantada–Esa-cosa-al-final-de-la-escalera

Novelas

Fahrenheit 451 https://www.nytimes.com/es/2018/05/14/fahrenheit-451-hbo-ray-bradbury/

El vino del estío https://www.planetadelibros.com/libro-el-vino-del-estio/12149

La feria de las tinieblas https://www.planetadelibros.com/libro-la-feria-de-las-tinieblas/8256

El árbol de las brujas https://www.planetadelibros.com.mx/libro-el-arbol-de-las-brujas/142311

La muerte es un asunto solitario http://www.lecturalia.com/libro/7748/la-muerte-es-un-asunto-solitario

Cementerio para lunáticos https://www.moonmagazine.info/noche-de-halloween-cementerio-para-lunaticos/

Sombras verdes, ballena blanca http://strange-library.blogspot.com/2012/06/sombras-verdes-ballena-blanca-de-ray.html

Matemos todos a Constance https://www.bibliotecanegra.com/libros/matemos-todos-a-constance-8918

El verano de la despedida https://elpais.com/cultura/2012/06/06/actualidad/1338992996_345252.html

Ahora y siempre https://www.planetadelibros.com/libro-ahora-y-siempre/8307

Trailer de la versión contemporánea para televisión de Farenheit 451

Escena de la versión clásica

El libro nuestro de cada martes: Música para camaleones de Truman Capote

Este es el ultimo libro publicado en vía de Truman Capote, tal vez por eso se trata de su prosa mejor trabajada, impecable; pero se trata también de una serie de visiones sobre la naturaleza humana, sobre nuestros defectos, nuestros afectos y nuestras virtudes. Un libro al que podríamos llamar de cuerpo entero.

En la proximidad de Marilyn Monroe, en la lejanía de sí mismo y a través de los testimonios de otros personajes, Capote se derrama en todo su arte sobre la prosa, la descripción y el dominio de la palabra. Si bien la anécdota en cada historia es fascinante, lo es más el tratamiento y el manejo de los personajes que labra como si fueran de arcilla o de cera, como si respondieran a su voluntad cuando, en realidad, responden a su infinita capacidad de observación.

Este es el Capote más desencantado y rendido ante su grandeza y su derrota, se dibuja a sí mismo como alcohólico, como homosexual y como genio; es también el hombre que ha acumulado una sabiduría a toda prueba, a base de encuentros con quien quiere y ama, con la dulce Marilyn a la cual desnuda del alma y se apodera de su imagen para reducir la fama a dimensiones humanas.

No se puede ir por la vida sin haber leído a Truman Capote, en serio, sería una pérdida irreparable, por lo pronto, abaláncese sobre Música para camaleones, seguramente no lo olvidará.

Una entrevista a Truman Capote sobre sus últimos trabajos:

Domingo de Citas: Los mejores libros de Federico García Lorca para libre descarga

Ayer conmemoramos el asesinato de Federico García Lorca. Como cada año, la persistencia de la memoria, la voluntad de la palabra frente a la fuerza de la violencia y la infinita capacidad de vivir que proporciona el arte nos recordaron la enorme figura del dulce poeta de Fuentevaqueros.

La obra de Federico García Lorca ha entrado a dominio público, para conmemorar su vida, su obra y su legado, ofrecemos sus mejores libros – a juicio estrictamente personal – para su libre descarga:

  1.  Juego y teoría del duende
  2. Amor de don Perlimplín
  3. Bodas de sangre
  4. Canciones Espanolas Antiguas
  5. Diálogos
  6. El público
  7. Así que pasen cinco años
  8. El lenguaje de las flores
  9. Romancero gitano
  10. La zapatera prodigiosa
  11. Libro de poemas
  12. Llanto por Ignacio Sánchez Mejías
  13. Los títeres de cachiporra
  14. Mariana Pineda
  15. Poema del cante jondo
  16. Poeta en Nueva YorkYerma
  17. Bibliografía completa

El libro nuestro de cada martes: Una casa para el señor Biswas de V.S. Naipaul

Hace apenas unos días falleció V.S. Naipaul, su voz no se perderá, todavía deberá alumbrar muchos caminos de reflexión en torno a la igualdad, a la libertad y al gozo de la vida.

Hombre complejo, vivió una época donde las exclusiones marcaron vidas pero también tiempos en los que las conciencias despertaron y lucharon contra los fantasmas del odio y el fanatismo. Naipaul, ciudadano británico de origen indio, nacido en el Caribe, era la muestra viviente de la riqueza multicultural del mundo y genio de la sencillez de la palabra, de la claridad de sus historias y de la fuerza de sus ensayos.

Una casa para el señor Biswas es su libro que más me gusta, tal vez porque fue el que me introdujo a su mundo, pero también por la dulzura y potencia de su narración y la humanidad de sus personajes.

Hoy, que se ha ido, recupero para ustedes unos fragmentos del ensayo que publiqué en «Cisterna de Sol», las vivencias de la literatura, libro que todavía anda por ahí corriendo su suerte:

El Orden del Caos, La casa del Señor Naipaul

César Benedicto Callejas

Imaginad un mundo que, oculto desde siempre y acaso para siempre, se encuentra a flor de piel; invisible en su cercanía es, como en el viejo cuento de las Mil y Una noches, un tesoro sepultado en el jardín de nuestra propia casa. Imaginad un hombre, con sangre y lengua mestizas hasta el disparate y lo indecible y, en medio de todo, la fabulación, la reconstrucción del universo diminuto de una isla hasta la dimensión enorme del drama de un hombre que quiere una casa para alojar a una familia anómalamente pequeña.

Es verdad que el hecho de que a Vidiadhar Surajprasad Naipaul le hayan concedido el Nobel de literatura en 2001, no es indiferente para su literatura; si bien la distinción no le añade ni le quita un ápice a lo que ha escrito, lo ha puesto a la vista entre nosotros, entre quienes no lo conocíamos, ha traído a nuestros escritorios y libreros sus letras que tenían un sitio muy marginal en los repertorios de las librerías y todavía más limitado en el patrimonio de los que leen.

Naipaul es, verdaderamente, el tesoro que encontramos en el jardín de las Américas. Escritor caribeño, no pertenece al orbe de la América española, y aunque sea nativo de Trinidad, difícilmente podríamos ubicarlo con la pureza y la certidumbre que tanto disfrutan los perezosos y los conformes, en categorías simples y sencillas como la expresión “letras inglesas”. Hijo de hindúes, él mismo comenzó la educación religiosa propia de su casta, lleva en su expresión la voz de los negros antillanos, el tenue murmullo de sus pueblos indígenas casi extintos, y el fulgor y el brillo de oropel y cartón piedra de los imperios coloniales.

Si con Naipaul, la literatura mestiza renace y triunfa, Una Casa para el Señor Biswas, es prácticamente su manifiesto. Abigarrada, polifónica; la literatura de Naipaul es tan barroca como el trópico y el Caribe lo exigen. Su lectura es exigente, no por cuanto gire en vericuetos de complicación argumental ni porque se proponga ser edificante o ejemplificadora; al contrario, es exigente porque implica la aceptación de lo distinto, de lo diferente, de lo otro, reflejado en el espejo que, para nuestra sorpresa, es en realidad nuestro propio rostro, embellecido y reconstruido por todas las sangres que se encuentran en América.

El Señor Biswas, proscrito por mandato astrológico, hidrófobo por tabú religioso, rotulista por voluntad, tendero por accidente, esposo y padre por destino, capataz de finca por chantaje y periodista por vocación es, como cada uno de los americanos, un personaje pantagruélico, feliz en su desgracia y contradictorio en su alegría; sin lugar a dudas, el epónimo de los anhelos y los sueños postergados de los americanos. En cierta forma, esta reivindicación de nuestra América, de la otra América, llama la atención por su cercanía y por su desencuentro.

Los americanos del sur abajo del Río Bravo estamos habituados a los disfraces; somos maestros del disimulo y de la ocultación, de la media sonrisa y de la mirada de reojo; por ello, no podemos permanecer impávidos en la búsqueda que Biswas emprende por conseguir una casa propia. Si aparentemente, -este sueño pequeño burgués y clase mediero-, no puede ser la clave de un relato vital, Naipaul logra convertirlo en la única épica posible en nuestro tiempo: la del hombre común inmerso en una sociedad que se complica y lo ignora, del hombre de todos los días y todos los barrios empeñado en salir de las asfixiantes tradiciones para poner sus ojos en un solar limpio, nuevo, donde pueda elegir su propio destino.

Una literatura así sólo puede ser dolorosa, cáustica y un tanto cínica; qué le vamos a hacer, así es nuestro continente; de qué otra forma podría aprender uno a convivir con la miseria y los impulsos ridículos por salir de la pobreza. Y en efecto, Naipaul es un autor sin raíces a fuerza de tanta mezcla y tanta confusión, pero existe una belleza en el desarraigo y en el sueño de la patria ancestral perdida; los personajes de Una Casa para el Señor Biswas, sueñan con India pero no quieren volver a ella, sueñan con Inglaterra, pero no están dispuestos a integrarse a su comunidad, sueñan con todo cuanto no tienen ni pueden tener, pero se resisten a encariñarse con el mundo que les correspondió vivir.

Hay una belleza intrínseca en ese mestizaje desaforado, en sus colores y en la convivencia, casi fraternal y no por ello menos competitiva, entre Ganesh, Hanuman, Cristo y Yemayá; los caribeños, los mesoamericanos, los andinos, todos los de la gran América, lejana de la pequeña y moderna América posmoderna, hemos descubierto la belleza de la confusión y la estética de lo esperpéntico en la vida. Hay una belleza fundamental, natural y casi diría animal, en una isla del Caribe, donde una pequeñísima Benarés subsiste a fuerza de imaginación y continuación forzosa de las tradiciones.

Pero hay también necesidad de escapar, de huir. Nuestra pobreza no nos contenta y si el Señor Biswas logra sus mejores éxitos periodísticos como cronista e inventor de lo insólito, incluso como investigador de indigentes distinguidos, y se niega a narrar lo auténticamente sucedido para embellecer con su imaginación y negrísimo humor lo poco que puede suceder en la Trinidad de mediados del siglo XX, somos nosotros sus lectores quienes se lo exigimos; tan pobre puede llegar a ser nuestra realidad que sólo la salvamos por la imaginación. Al hijo dilecto de Biswas, el primer varón de la camada por supuesto, se le permite ir a la lechería a beber un litro diario, consume sesos de pescado y se le obsequia con frutillas, porque está destinado a estudiar en Inglaterra y contribuir así al otro escape, no al de la imaginación, sino al real, al del bienestar y el desarrollo, y en efecto, escapa, pero lo hará como un buen americano: solo.

Mientras tanto, Biswas, Naipaul y cada uno de nosotros, se oculta, espera a que pase el temporal de la vida, esperando que escampe para salir a reparar los daños; se oculta en casas disparatadas; con puertas que no abren, con ventanas que dan a ningún lado, con escaleras por las que puede subir pero no bajar, pequeñas y grandes, lugares de hacinamiento y de recogimiento y en donde, como cada uno de nosotros en nuestra propia piel, es inexpugnable.

Naipaul es un poco el Señor Biswas. Un poco tan sólo. Tal vez no más ni menos que cada uno de nosotros. La discusión sobre lo autobiográfico en la literatura es inacabable; ciertamente, también Naipaul es hijo de hindúes nacido en Trinidad, también él se gana la vida con la pluma, también él escapa al círculo confuso de la isla caribeña para viajar al aparente orden de la isla europea; sin embargo, no es menos que cada uno de los personajes que dibuja y retrata pues, en el drama de sus universales diminutos, es cada hombre y cada circunstancia. Su apuesta es por el barroco americano, por el poscolonialismo y por la universalidad del drama latinoamericano y caribeño sintetizado en los conflictos inherentes a nuestra realidad: ser humano, pertenecer al mundo marginal de la cultura europea, ser americano y pertenecer al mundo de las colonias.

Es posible que sea ese impulso hacia el exterior, íntimamente exterior podríamos decir, lo que atrae a los lectores hacia los libros caribeños e iberoamericanos; esa nuestra exhuberancia que a nosotros nos ahoga pero que a otros resulta atrayente; sin duda, no es el olor a guayaba de los libros de García Márquez, ni la áspera rugosidad de los libros de Roa Bastos, ni siquiera la tersura de Alfonso Reyes; sino nuestra necesidad profunda de ingresar al mundo de la cultura universal, nuestra impetuosidad por decir cosas y decirlas bien y de corazón. La llamada a la universalidad que tienen todas las tierras que han sido puntos de desembarque y cruce de caminos.

El hecho es que ni los personajes de Naipaul, ni nosotros, podemos huir en realidad. Nuestro signo nos acompaña donde quiera que vamos y una luz en nuestra frente nos anuncia a los demás como hijos de América: siempre deseos de irnos, siempre anhelando volver pero posponiendo el retorno. Algo dice al mundo que está en presencia de un mestizo o de un criollo, algo que, como decía San Agustín respecto del tiempo, no podemos definir pero que bien sabemos lo que es; esta necesidad de ser el que no somos, de tener lo vedado y hacerlo propio, esta necesidad lacerante que aprendimos de las selvas y las pampas de estar en todo y por todo, por propio derecho y por vocación autóctona.

Hijos y nietos de desposeídos, todo habitante de América tiene en su familia una historia de exclusión que contar. Algunos, como las generaciones de exiliados que compartimos entre nuestros países, aprenden con rapidez y facilidad la noción de la Patria Grande, otros, habituados al exilio interior, se construyen un continente íntimo que pugna por salir y que lo hace, frecuentemente, en un arte explosivo y secretamente melancólico. No hay esa tristeza en los libros de Naipaul, pero hay aún más; una noción de estar y no estar, de querer y no poder que se resuelve siempre a través de esfuerzos colosales que concretan en triunfos pírricos útiles tan sólo para ir tirando, para ir pasando la vida mientras el mundo, fuera de nuestros mares, corre en una carrera desesperada por lograr más velocidad, más eficiencia y menor tiempo de vida; nociones que nos son extrañas porque estamos acostumbrados a medir el tiempo en generaciones inmemoriales, algunas reales y otras inventadas.

Vidia, como se le conoce siguiendo la costumbre india de reducir los nombres hasta hacerlos pronunciables, se expresa en el orden que corresponde al caos, presenta una novela que vuelve a las grandes épicas de otros tiempos ahora reducida a un espacio no mayor a una vida y a unos cuántos kilómetros cuadrados y nos devuelve, esperemos que de manera definitiva, el consuelo del hombre común enfrentado a batallas apenas más grandes que su estatura y, sobre todo, a la vivencia de la realidad más importante de nuestro continente: el mestizaje.

El rincón de la bibliografía: Amélie Nothomb

Aunque las fuentes son contradictorias… parece ser que hoy es cumpleaños de Amélie Nothomb, si es así, nos alegra y la honramos ofreciendo la lista completa de su novelística traducida al español; si no lo es, de igualmente compartimos el placer de sus bellísimas y enormes letras.

Higiene del asesino http://quelibroleo.com/higiene-del-asesino

El sabotaje amoroso

https://www.anagrama-ed.es/libro/panorama-de-narrativas/el-sabotaje-amoroso/9788433969934/PN_533

Los combustibles 

https://eldespertardeunlibro.blogspot.com/2015/07/les-combustibles.html

Las Catilinarias 

http://www.lecturalia.com/libro/10699/las-catilinarias

Atentado 

http://oceano.com.mx/ficha-libro.aspx?id=20131

Estupor y temblores

https://www.anagrama-ed.es/libro/ebooks/estupor-y-temblores/9788433936110/EB_541

Metafísica de los tubos

https://www.anagrama-ed.es/libro/compactos/metafisica-de-los-tubos/9788433977199/CM_617

Cosmética del enemigo 

https://www.anagrama-ed.es/libro/panorama-de-narrativas/cosmetica-del-enemigo/9788433969927/PN_532

Diccionario de nombres propios

https://www.anagrama-ed.es/libro/panorama-de-narrativas/diccionario-de-los-nombres-propios/9788433970237/PN_563

Antichrista

https://www.anagrama-ed.es/libro/panorama-de-narrativas/antichrista/9788433970558/PN_593

Biografía del hambre

https://www.anagrama-ed.es/libro/compactos/biografia-del-hambre/9788433977229/CM_620

Ácido sulfúrico 

https://www.anagrama-ed.es/libro/panorama-de-narrativas/acido-sulfurico/9788433971210/PN_658

Diario de Golondrina

https://www.anagrama-ed.es/libro/panorama-de-narrativas/diario-de-golondrina/9788433974679/PN_686

Ni de Eva ni de Adán

https://www.anagrama-ed.es/libro/panorama-de-narrativas/ni-de-eva-ni-de-adan/9788433975010/PN_719

Ordeno y mando

https://www.anagrama-ed.es/libro/ebooks/ordeno-y-mando/9788433932655/EB_47

El viaje de invierno

https://www.anagrama-ed.es/libro/panorama-de-narrativas/viaje-de-invierno/9788433975577/PN_773

Una forma de vida

https://www.anagrama-ed.es/libro/ebooks/una-forma-de-vida/9788433933515/EB_128

Matar al padre*

https://www.anagrama-ed.es/libro/panorama-de-narrativas/matar-al-padre/9788433978592/PN_829

Barba Azul https://www.anagrama-ed.es/libro/panorama-de-narrativas/barba-azul/9788433978844/PN_854

La nostalgia feliz 

https://www.anagrama-ed.es/libro/ebooks/la-nostalgia-feliz/9788433935649/EB_365

Petronille

https://www.anagrama-ed.es/libro/panorama-de-narrativas/petronille/9788433979520/PN_922

El crimen del conde Neville 

https://www.anagrama-ed.es/libro/panorama-de-narrativas/el-crimen-del-conde-neville/9788433979865/PN_954

Trailer de la Película Estupor y temblores

Domingo de citas: Crímenes ejemplares de Max Aub

De última hora… en Cisterna de Sol, esta pequeña colección de joyas de Max Aub para descansar sonriendo.

 

Entro en aquel preciso momento. Había esperado la ocasión desde hacía un mes. Ya la tenía acorralada, ya estaba vencida, dispuesta a entregarse. Me besó y aquel sombrío imbécil, con su cara de idiota, su sonrisa de pan dulce, su facultad de meter la pata cada  día, entró en la recámara, preguntando con su voz se falsete, creyendo hacer gracia:

        • ¿No hay nadie en la casa?

Para matarlo. el primer impulso es siempre el bueno.

 

¡Cómo iba a permitir que se acostara con una mujer a la que le habían trasplantado el corazón de María!

 

Era tan feo el pobre, que cada vez que me lo encontraba, parecía un insulto. Todo tiene su límite.

 

No vamos a ninguna parte, el gran ideal es, ahora, la mediocridad; vencer los impulsos. En la supuesta dignidad de castrarse han muerto muchos de los mejores.

 

Esta fe de erratas tan atea…

 

No se culpe a nadie de mi muerte. Me suicido porque de no hacerlo, seguramente, con el tiempo, te olvidaría. Y no quiero.

 

Mató a su madre para poder escribir una novela. No doy detalles: léanla.

 

Yo no tengo voluntad. Ninguna. Me dejo influir por lo primero que veo. A mí me convencen en seguida. Basta que lo haga otro. El mató a su mujer, yo a la mía. La culpa es del periódico que lo contó con tantos detalles.

 

Le olía el aliento. Ella misma dijo que no tenía remedio.

 

Estaba leyéndole el segundo acto. La escena entre Emilia y Fernando es la mejor: de eso no puede caber ninguna duda, todos los que conocen mi drama están de acuerdo. ¡Aquel imbécil se moría de sueño! No podía con su alma. A pierna suelta, se le iba la morra al pecho como un badajo. En seguida volvía a levantar los ojos haciendo como que seguía la intriga con gran interés, para volver a trasponerse, camino de quedar como un tronco. Para ayudarle le descabecé de un puñetazo; como dicen que algún Hércules mató bueyes. De pronto me salió de adentro esa fuerza desconocida. Me asombró.

 

 

Me quemó duro con su cigarrillo. Yo no digo que lo hiciera con mala intención. Pero el dolor es el mismo. Me quemó, me dolió, me cegué, lo maté. No tuvo – yo, tampoco – intención de hacerlo. Pero tenía aquella botella a mano.

 

Salimos a cazar patos silvestres. Me agazapé en el trollo. ¿Qué me empujó a apuntar aquel hombre rechonchito y ridículo con sombrero tirolés, con pluma y todo?

 

Me suicido por ver la cara que pondrá Lupe, su mamá y el lechero.

 

Le pedí el Excelsior y me trajo El Popular. Le pedí Delicados y me trajo Chesterfield. Le pedí cerveza clara y me la trajo negra. La sangre y la cerveza revueltas, por el suelo, no son buena combinación.

 

La única duda que tuve fue a quién me cargaba: si al linotipista o al director. Escogí al segundo, por más sonado. Lo que va de una jota a un joto.

 

Me debía dinero. Prometió pagármelo hace dos meses, la semana pasada, ayer. De eso dependía que llevara a Irene a Acapulco, sólo ahí podía acostarme con ella. Se lo había prestado para dos días, sólo para dos días…

Imagginación

Meditación Divertida con Maggie

Disappearing Thoughts

clicks and clips

Tablaturas de mis pasos

Unas cuantas palabras y fotos para los lugares que me hacen feliz.

NOUS LES FEMMES

Aller au delà de nos limites à travers le monde. J'en suis capable, pourquoi pas toi? Pourquoi pas nous? Ensemble nous sommes invincibles "Je suis femme and i can".

Rosie Blog

A garden of wild thoughts. Feeling thoughts and dilemmas

Un Loco Anda Suelto

Entra en mi mente...déjame entrar en la tuya...

umaverma12

Inner-peace is necessary to overcome of all the pain.

El Rincón de Suenminoe

En el soñador vida y sueño coinciden

La poesía, eso decían

Como plasmar la idea natural.

Cynthia Briones

Letras en el mar.

Polisemia Revista cultural

En cada edición proponemos una palabra para indagar sus posibles significados desde distintas áreas.

www.casasgredos.com

Alojamientos rurales en Avila y Provincia. Tlf.920206204/ 685886664

A %d blogueros les gusta esto: