El libro nuestro de cada martes: Cuadernos de Hiroshima de Kenzaburo Oé

En estos días que conmemoramos el Holocausto nuclear de Hiroshima y Nagasaki (el 6 y el 9 de agosto); quiero volver sobre un libro impactante por su valor testimonial y humano; una plegaria por la paz y el perdón y un argumento contra la locura y la violencia.

Cuadernos de Hiroshima es uno de los libros más dolientes de Kenzaburo Oé, se centra en los sobrevivientes del bombardeo y la vida que les aguardaba después de los eventos; la historia de la ciudad devastada que se levanta en la perpetuidad de la vida, en la necedad irredenta de la sobrevivencia y en el ansia de vivir que nos permite seguir adelante pese a toda circunstancia y a todo hecho.

Oé se vuelca sobre los que parecieron quedar sin voz ante los grandes hechos, lejano de los análisis sobre la trascendencia histórica, sobre la historia militar o sobre todo aquello que los lugares comunes construye en torno a un hecho así de monstruoso, colecta voces de niños y ancianos, de mujeres y soldados, de los médicos que se sobreponen al horror luchando la batalla, perdida desde el principio, para aliviar el dolor y prolongar la existencia, incluso para hacer menos doloroso el trance de la muerte.

Al presentarse frente a un hecho inédito, su inteligencia recorre los caminos que no habían sido transitados; es un descubridor del terror, de continentes enteros de pesadilla para volver con la ramita de olivo que canta la esperanza de la reconstrucción y el renacimiento. Podría casi decir que se trata de un libro obligatorio para la conciencia de quienes vivimos aquel siglo atormentado y por momentos grandioso, una lección para quienes abandonaremos la vida en este siglo que pinta en la mediocridad y la histeria, un canto pues, por todo lo que vale la pena ser rescatado.

Algo más sobre el libro:

https://www.anagrama-ed.es/libro/argumentos/cuadernos-de-hiroshima/9788433963291/A_432

Para adentrarnos un poco más en el universo de Kenzaburo Oé, esta entrevista en torno al tema del bombardeo atómico: