El libro nuestro de cada martes: Un día en la vida de un editor de Jorge Herralde

De verdad que me gustaría conocer a Jorge Herralde, digo, si alguien habla así de su oficio, vale la pena. Tengo ante mí un libro de esos que antes les llamábamos misceláneos y que ahora son menos frecuentes; aquellos que son el cajón del sastre y este es de uno ejemplar; se trata del homenaje a Herralde y a Anagrama. Trae un poco de todo, historia de la casa, entrevistas, anécdotas, en fin una declaración de amor por el arte editorial y también por la vida y la lectura.

Trasciende el paso de los días heroicos de Anagrama a finales de la dictadura de Franco, lo trasciende porque hoy no hay un lector de verdad en lengua española que no tenga ejemplares de la editorial en su casa y para algunos, esa editorial nos ha deparado momentos memorables. Pienso ahora que lo que Porrúa fue en mi adolesciencia – Bendita una y mil veces la singular “Sepan cuantos…” – lo es ahora para mi Anagrama ha sido fuente de encuentros que me han marcado y siempre que entro a una librería voy directo a su anaquel a ver que me tienen preparado.

Porque resulta que, en ocasiones hay una especie de ley del espejo, lo que es importante para nosotros puede serlo también para el editor, después de todo, el autor, el editor y el lector son colaboradores en la gran aventura de leer; pero resulta que por ejemplo, si Highsmith y Kennedy Toole son algunas de mis insignias lectoras, son también insignias de esa editorial.

Y claro que, sin ambagues ni medias tintas, claro que sueño con que algún día pueda figurar en la lista de autores de Anagrama. Dicho así porque me gustan sus libros, porque algunas de mis principales lecturas y de mis lecturas adultas han pasado por ahí… pienso, así nomás, en el libro más importante en mi vida de lector: Bella del Señor de Albert Cohen, pero también es la casa editora que me reveló a algunos de mis autores ahora preferidos, como Joseph Rothy su Leyenda del Santo Bebedor.

Pero no es Herralde sólo el editor, es el lector fiero y el viajero infatigable, el amigo de los escritores y el competidor inteligente de los editores; el visitante de México y, sobre todo, el creador de libros.

No se puede perder este libro de Herralde, porque más que sus memorias encontrará el lector, trazas de las suyas propias.

Jorge Herralde habla sobre el libro

https://m.youtube.com/watch?v=6L8ftgUUScA

Algo s sobre el libro

https://www.efe.com/efe/espana/cultura/jorge-herralde-el-ultimo-mohicano-hace-balance-de-50-anos-editor/10005-3935551