Y tú no regresaste de Marceline Loridan-Ivens

Es difícil opinar sobre un libro que hable del Holocausto; más ahora que estamos en un peculiar momento, en unos cuantos años no quedarán sobrevivientes, testigos o perpetradores; cuando ese momento llegue, ¿quién habrá heredado la misión de conservar y divulgar la verdad? Porque seamos sinceros, menudean en cines y librerías títulos que no he de mencionar pero que en aras de la venta o la expresión fácil han parecieran hacer creer que la short es un pretexto para la superación personal y Auschwitz un bizarro realista de aventuras. Me niego a aceptar esos extremos.

Por eso el libro de Loridan-Ivens me devuelve la sensación de que debemos seguir hablando de lo impronunciable, que tenemos que negarnos al olvido. Marceline pasa por encima del dolor de la carne para ingresar en el universo del amor quebrado, del desencuentro forzado, de la promesa que no pudo ser cumplida; elabora el duelo imposible del amor padre – hija, de suyo pleno  de misterio y también de goce; la ruptura con la patria a la que amamos pero que no nos quiere como a hijos abandonados. En fin el desencuentro de quienes no vivieron el infierno y no pueden comprender a quienes se han tuteado con la muerte y el terror durante años.

Y es que Marceline vuelve, plena y gloriosa, dañada sí, no indemne, pero viva y llena del deseo de reconstruir al padre.

Gracias a la recomendación de Erick Miranda, este encuentro sublime con lo humano en circunstancias imposibles.

Un video sobre la autora, en catalán.

Algo más sobre el libro:

https://salamandra.info/libro/y-tu-no-regresaste