El libro nuestro de cada martes: Falcó de Arturo Pérez-Reverte

 

Tenía ya sus buenos meses que no me leía un libro de don Arturo Pérez-Reverte, tal vez porque siguiéndolo en Zenda me hubiera dado por bien servido, pero he aquí que le he hincado el diente a Falcó y bien, no sólo no resulté decepcionado sino que me he encontrado con un magnífico libro, una pequeña joya.

Siendo, como lo acepto, furibundo republicano, leer Falcó es todo un reto para mí; nunca había leído a un protagonista del bando franquista y bueno, es buen ejercicio de tolerancia, porque no comparto muchas de las percepciones de Pérez-Reverte sobre la Guerra Civil, pero eso es problema mío y no de la novela; ésta es una historia de espías de las buenas, de las que uno lee y se las imagina en blanco y negro, con eso balazos suficientes y la emoción medida y calculada, con mujeres guapas y hombres valientes, con traidores y mártires, con dobles y triples juegos. Vaya, literatura de espías como está mandado.

Aceptémoslo, uno puede estar o no de acuerdo con don Arturo, pero hay cosas en las que uno tiene que conceder; primero, se trata de novelas con escenarios perfectamente construidos, al detalle perfecto, cada marca, cada lugar y eso se agradece; segundo, es literatura a prueba de balas, bien escrita, con cuidado, con trabajo que se nota, nada de salidas en falso, nada de frases o párrafos sin destino, nada de burradas gramaticales, el hombre conoce su oficio y lo ejerce con maestría y, tercero, es una literatura sincera, hecha para narrar y no para aleccionar ni para adoctrinar, cuenta historias que da gusto oír sin bisutería barata y fuegos artificiales, sólo una buena historia, así, contada para quien quiera oírla.

Se le agradece a Pérez-Reverte darle aire fresco a este género en nuestra lengua y de paso, demostrar que una buena historia de espías no requiere hackers, drones, satélites ni demás lindezas que facilitan la vida, lo que se necesita es lo que tiene Falcó, unos bien puestos y un corazón que le late al ritmo trepidante de la narración.

Algo más sobre el libro:

https://elpais.com/cultura/2016/10/18/babelia/1476788051_133269.html

Pérez-Reverte habla de Falcó