El libro nuestro de cada martes: El vendedor de silencio de Enrique Serna

 

Tal vez sea un movimiento natural en todos los seres humanos, voltear la mirada dos generaciones atrás y sentirse identificado; a mi me sucede, me gusta pensar en los años cuarenta y cincuenta que fueron los de la vida adulta de mi abuelo; me gusta pensar en aquel país que se volvía a construir, que empezaba con nuevas esperanzas y que forjaba instituciones. Sus personajes me seducen y sus circunstancias me gustan.

Enrique Serna dibuja a la perfección aquella época con mano de fino investigador, recurre a la chismografía nacional, al trascendido, al rumor con una magistralidad que nada le pide a aquellos gloriosos tomos de la Tragicomedia Mexicana de José Agustín; pero sobre todo, supo elegir sus personajes, no sólo su personaje principal que es ya mucho decir, sino a toda la pléyade de aquellos – de carne y hueso – que forjaron gran parte del México que hoy vivimos. Uno, en sus páginas se regodea mirando de cerca a Salvador Novo, a Lázaro Cárdenas, a los presidentes y a los demás políticos; me encantó ver a don Alfonso Reyes de visita en casa de la Bandida o en una cena de matrimonios. El libro tiene carne, pero también espíritu.

El protagonista, sus hechos y sus dichos, nos revelan la captura de su alma, el diseño de su estilo y nos hace preguntarnos, a todos quienes leemos el libro, que tan cerca estamos de la pureza y que tan cerca de la molicie; todo parece ser circunstancia y aunque uno no deja de leer asombrado las barbaridades del alcoholico y del mercenario, también irrumpe en admiración frente al primer periodista auténticamente internacional de México.

Esta es la historia de un hombre pero también lo es de casi un siglo. Sin duda, un libro imperdible.

Algo más sobre el libro:

https://www.letraslibres.com/mexico/revista/el-vendedor-silencio

El booktrailer: