IInstalados en la comodidad de nuestro cotidiano aceptamos los clichés y los lugares comunes como mecanismos de explicación, ello nos permite guardarnos de la angustia del cuestionamiento, de la crítica y del juicio. Esa paz ilusoria, sin embargo, tiene caducidad.

Beauvoir ofrece, con esta, una de sus mejores novelas, la rebelión contra la apariencia de la belleza y el orden; emprende la búsqueda debajo de la superficie, sobre todo, respecto del papel de la mujer en el orden social y en el dominio de su propia vida. Las relaciones maternales, de amor y matrimoniales son puestas a prueba y el saldo es perentorio, la mujer toma la rienda de su cuerpo y de su vida e irrumpe en el mundo para reconstruirse.

Esta novela sin concesiones refleja, de muchas formas, el momento que vive nuestra sociedad. Si a la protagonista de Beauvoir ha sido su propio sentido humano, su angustia existencial la que la ha arrojado a la superficie de sí misma; en nuestro caso, han sido la violencia, la desigualdad y el olvido los que nos han puesto en un punto sin retorno.

Acérquese sin miedo a esta reflexión. Comprendamos el momento que es hoy, el tiempo de las mujeres.

Algo más sobre la novela:

https://cristinawilhelm.wordpress.com/2009/08/21/las-bellas-imagenes-de-simone-de-beauvoir/

El día que murió Simone de Beauvoir:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s