Jaime Sabines, un año más de eternidad

Hoy recordamos la partida a la eternidad de Jaime Sabines, para honrarlo, este poema de mi autoría que publiqué en aquel momento. Lo acompaña algún material entrañable:

SERÁS CREPÚSCULO

a Jaime Sabines.

No podrás ver el atardecer pero serás crepúsculo

y viento dibujando nubes No podrás escuchar

el goce dulce

de la voz templada pero serás palabra acariciando oídos

no estarás más ni el viento

limpiará tus pasos pero serás salvo

de tiempos y caminos

(mientras los hombres grises y verdinegros de conciencia

matamos el tiempo con fusiles largos)

No podrás sentir

la brisa del mar lejano pero serás sal

y corriente definitiva

Serás crepúsculo

desfigurando centenarias arboledas trazando sombras inmensas

más allá del horizonte

Serás crepúsculo color

fuego oro

serás el último minuto malherido y agonizante

Serás el momento más largo del día

cuando observe cuidadoso este atardecer

que no verás conmigo.

 

Jaime Sabines lee su poesía en Bellas Artes: