Hablando de: Borges y sus adaptaciones al cine

Desde muy temprano los cineastas aficionados a la obra borgiana se aventuraron a trasladar sus palabras y sus historias a la pantalla; trabajo difícil y algunas de esas adaptaciones tuvieron más fortuna que otras, sin embargo, hay un parentesco cercano entre el trabajo de Borges y el de los realizadores cinematográficos, tal vez por su condición de ciego, las imágenes de Borges son casi oníricas, sus historias son apretadas en sus palabras pero liberan la imaginación de los lectores, el diálogo se presenta arduo pero no imposible y los resultados están a la vista:

 

Días de odio (Leopoldo Torres, 1954).- Basada en el cuento Emma Zunz del libro El Aleph

Emma Zunz se publicó por primera vez en Sur en 1948, el libro completo salió a la luz en 1949 y aunque Borges era desde luego una voz conocida ya en el círculo literario de Victoria Ocampo y de las letras iberoamericanas, sorprende que sus seguidores fueran tantos y tan tempranos como para que en cinco años el primer aventureros se lanzara sobre sus trabajos. Emma Zunz es un misterio interiorista, psicológico y es sobre esa parcela que Leopoldo Torres construye su relato.

Algo más sobre Emma Zunz:

https://www.lehman.cuny.edu/ciberletras/v32/schaer.htm

Una mirada a Días de odio:

 

El hombre de la esquina rosada (René Múgica, 1962).- Basada en el cuento del mismo nombre del Libro Historia Universal de la Infamia.

La Historia Universal de la infamia es un libro muy anterior, de 1928, la versión cinematográfica resulta, en cambio mucho muy posterior. Eso significa que Borges ya está en el ascenso de su fama y sus letras se han vuelto mas complejas mientras que sus cuentos primeros van quedando en el imaginario colectivo superando al propio maestro.

De nuevo, la mancuerna entre acción psicológica y el misterio vuelve a dar con una fórmula narrativa impecable.

Algo más sobre El Hombre de la esquina rosada:

Todavía en la esquina rosada

La películaEl hombre de la esquina rosada (René Múgica, 1962).

 

 

La estrategia de la araña (Bernardo Bertolucci, 1970) basada en el cuento Tema del Traidor y del Héroe del Libro Ficciones

Para 1970 Borges es ya la personalidad literaria más grande de su tiempo junto con otros cuantos de su misma talla, la literatura latinoamericana está en pleno boom y Bertolucci lleva al gran cine uno de los cuentos más pequeños de Borges, pero también los de mayor significado y presencia. El tema del traidor y del héroe es uno de esos cuentos de argumentación y poco hecho, por lo que sólo un genio del tamañano de Bertolucci puede alcanzar una representación cinematográfica con suficiente soltura.

Algo más sobre el Tema del traidor y del héroe:

«Tema del traidor y del héroe», por Jorge Luis Borges

Una mirada a La estrategia de la araña (Bernardo Bertolucci, 1970)

 

Guerreros y cautivas (Edgardo Cozarinsky, 1990) basada en el cuento Historia del guerrero y la cautiva

La película vuelve sobre el Áleph para explorar la otra vena narrativa de Borges, los mitos fundacionales de la Argentina; una película que, contrario a las otras ya no cuenta con la presión o la presencia del maestro, se desarrolla con mayor libertad creativa. La función de apoyo del texto a al filme ocurre con mayor decisión y los resultados pueden considerarse mejores, salvo en el caso de Bertolucci, que en las demás obras cinematográficas.

Algo más sobre la Historia del guerrero y la cautiva:

http://think-love-write.blogspot.com/2012/01/historia-del-guerrero-y-la-cautiva-de.html

Guerreros y cautivas (Edgardo Cozarinsky, 1990) trailer:

El sur (Carlos Saura, 1992) basada en el cuento del mismo nombre del Libro Artificios.

El juego de la memoria, los tintes autobiográficos dan la nota para esta versión cinematográfica del accidente de Borges que cambió el rumbo de su destino como hombre y como escritor. Acaso la mejor de sus versiones cinematográficas por ser la más libre y las más aventurada; se trata, al mismo tiempo, del cuento que Borges consideró el más logrado de su producción.

Algo más sobre el cuento:

EL SUR, Jorge Luis Borges