Acabo, apenas anoche, de cerrar la última página de una pequeña joya, un tesoro casi diminuto. Pleno de humor, del negro, del ácido… de ese que hoy corre el peligro de la censura; un texto de machete y bisturí sobre aquellas damas victorianas que tomaban la pluma para matar el tiempo, exaltar sus espíritus y abaratar la literatura; un texto que, si no supiéramos que George Eliot, es una de las mujeres que hicieron y hacen el monumento de la letra inglesa, estaría en graves problemas con nuestros estándares contemporáneos.

Me ha arrancado sonrisas y carcajadas como hace un rato no las tenía, es bueno romper así el yugo solemne de la cultura, escuchar a los que saben, reírse de nuestros y de sus defectos, de los males de la creación y de las bondades de conocerlo.

La edición de Impedimenta, como siempre, absolutamente hermosa e impecable.

Que ustedes la disfruten.

Algo más sobre el libro:

https://elciervoherido.wordpress.com/2017/03/06/las-novelas-tontas-de-ciertas-damas-novelistas-george-eliot/

Algo más sobre George Eliot

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s