En un aniversario más de su entrada a la eternidad, recordando a Marilyn

Cisterna de sol

Tal vez pertenezca a una de las últimas generaciones que se educaron en el cine; pero no sólo en el de mi tiempo sino también en el de la era de mis padres; fui un niño de poca televisión aunque mucho cine, muchos libros y cientos, miles de imágenes y sonidos coleccionados con esfuerzo sobrehumano en una era anterior al internet; una época ya ida en la que el dato -la información o el saber, si se prefiere- se celebraba y se resguardaba porque era un bien escaso y por lo tanto, valioso.

Antes de la época en que escribir “Marilyn Monroe” en un buscador cibernético arrojara 790 fotografías, tan sólo de la más alta calidad disponible, encontrar y a veces tan solo ver, una imagen era todo un hallazgo. Era el tiempo de los primeros videocasettes y con ellos, además de las legendarias emisiones de Canal Once, el cine…

Ver la entrada original 6.443 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s