Ayer murió Kika, mi gatita de veinte años. Mi mujer la rescató de la calle en las peores condiciones cuando era apenas una cría de dos semanas; nos hizo felices, tratamos de hacer nuestra parte. Murió en paz, tranquila, en casa, con quienes la amábamos. Este es parte de mi homenaje

Lo que siempre se nota en una lista es lo primero que falta…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s