El libro nuestro de cada martes: Rayuela de Julio Cortázar

He vuelto sobre mis pasos, Rayuela lo leí a los 18, luego otra vez hace unos quince años y hoy que me reencuentro con un viejo amigo que tiene un poco más que mi edad, tanto porque Cortázar tenía cincuenta años cuando lo escribió y yo tengo cuarenta y nueve y Rayuela cumple sus cincuenta y tres; de la generación, vamos. Y me encuentro con un texto completamente nuevo, lleno de significados, de imágenes que me explican mucho de mi personalidad, del estilo que quise labrarme, de mi visión del mundo. Me encuentro con una voz que recordaba como amistosa y que es en realidad fraternal, entrañable; acaso más dura que en otras ocasiones y cuyo humor se ha obscurecido con los años; lo patético me ha arrancado lágrimas donde otras veces me dejó carcajadas; la muerte de Rocamadour y la presencia de Berthe Repat siguen ahí incólumes como monumentos a nuestra precariedad. Pero el libro persiste como lo ha hecho por décadas, porque es un texto de claves profundas sobre el significado de la vida de los latinoamericanos, sobre nuestra identidad y nuestro continente, un libro imprescindible para el continente de la Ñ, un libro absoluto sobre nuestra condición en el mundo y sobre todo… un tesoro de inefable riqueza humana. Algo más sobre el libro: https://www.actualidadliteratura.com/breve-analisis-de-rayuela-de-julio-cortazar/

Rayuela en voz de Julio Cortázar
Presentación de la Edición Conmemorativa de las Academias de la Lengua