Viernes de citas: El amante de la China del norte de Marguerite Duras

Para su descanso del viernes, una mirada al fascinante mundo del amor, el dolor y la resurrección en Marguerite Duras, que ustedes lo disfruten

El amante de la China del norte, Marguerite Duras. Ed. Tusquets


Y luego este sufrimiento abandona el cuerpo, abandona la cabeza abandona imperceptiblemente toda la superficie del cuerpo y se pierde en una felicidad del todo desconocida de amar sin saber.


La madre salió del despacho de la directora. Había vuelto a atravesar el patio. La niña la había visto. La había mirado, no había ido hacia ella, avergonzada de su madre, había vuelto a subir al dormitorio, se había escondido y había llorado por esa madre impresentable de la que se avergonzaba. Su amor.


El chino ha ido a sentarse a una mesa. Sin duda para estar solo. Está solo en la ciudad, en la vida también. Con, en el corazón, el amor de esa niña que se irá, alejará para siempre de él, de su cuerpo… Un duelo terrible habita al chino. Y la niña blanca lo sabe..Ella le mira y, por primera vez, descubre que la soledad siempre estuvo allí, entre ella y él, que ella, esa soledad china, ella la conservaba, era como su país alrededor de él. A.l igual que ella era el lugar de sus cuerpos, de su amor…La niña ya presentía que esa historia era tal vez la de un amor.


Van a separarse. Ella recuerda que difícil, cruel, era hablar. Las palabras eran incontables tan fuerte era el deseo. No habían vuelto a mirarse. Habían evitado  manos, miradas. Había sido él quien había impuesto aquel silencio. Ella dijo que aquel silencio suyo, sólo suyo, las palabras eludidas bajo aquel silencio, incluso su puntuación, su distracción, aquel juego también, lo infantil de aquel juego y de sus llantos, todo aquello había podido ya señalar que se trataba de un amor.


Para ella, la niña, esta cita “de reencuentro”, en su lugar de la ciudad, había quedado siempre como el del inicio de su historia, aquél por el cual se había convertido en los amantes de los libros que había escrito. Ella creía, sabía que era allí, en esa escena interior, a partir de una especie de conocimiento que habían tenido de su deseo, una vez eliminado todo razonamiento, cuando ya no se prohibieran nada, cuando se convirtieron en amantes.


Si miran sin quererlo, entonces bajan los ojos. Luego quedan  así viéndose con los ojos cerrados, sin moverse y sin verse como si se mirarán todavía.

La lista tonta de los jueves: La muerte…

Para los mexicanos se aproxima una fecha de particular importancia, el día de muertos. En él recordamos a nuestros ancestros, a quienes amamos y se nos fueron. Celebramos la continuidad de la vida y la esperanza del reencuentro. La lista tonta ofrece veinte libros sobre el tema de la muerte. Lo primero que se nota en una lista es aquello que le falta.

16


El comprador de aniversarios. Adolfo García Ortega.

https://elpais.com/diario/2003/05/29/cultura/1054159201_850215.html

El miércoles del presente: Las sonatas de Valle Inclán para libre descarga

Bienvenidos al maravilloso mundo de las memorias del Conde de Bradomín; al alucinante universo de Valle Inclán, narrador y dramaturgo, republicano y soñador. Por estar ya en dominio público, disfrute de sus Sonatas, de lo mejor entre sus deliciosas letras.

Sonata de Primasvera
Sonata de Estío
Sonata de Otoño
Sonata de Invierno

El libro nuestro de cada martes: Como la sombra que se va de Antonio Muñoz Molina

Antonio Muñoz Molina me la volvió a hacer; escribe el libro que no sé si me hubiera gustado escribir, pero sí uno que me ha encantado leer; una mezcla entre libro detectivesco y policíaco, sobre la persecución del asesino de Martin Luther King y al mismo tiempo, una reflexión profunda sobre el arte de novelar, casi una autobiografía, casi una confesión; todo ello en el marco de una de las ciudades que más me gustan y a la que guardo un cariño peculiar: Lisboa. El libro es sincero, sin trucos ni amagues, sino directo e inteligente. Esta entrega de mi eterno candidato al nobel nos pone de frente al alma desnuda de quienes hacen la historia y de quienes la vemos, la padecemos y la testificamos, un libro que no se puede pasar por alto. Que ustedes lo disfruten. Algo más sobre el libro: https://elpais.com/cultura/2014/11/19/babelia/1416414590_282643.html

El book trailer de la novela

El vals del minuto de los lunes: Soweto blues, lengua y cultura

Acompáñenos un minuto para reflexionar sobre lenguas originarias y cultura, como un blues de Miriam Makeba, honra la memoria de niños asesinados por la barbarie del apartheid.

Soweto Blues, la memoria de la masacre
Miriam Makeba y su Soweto Blues

Las citas de los viernes: El Pentateuco de Isaac de Ángel Wagenstein

Para disfrutar del viernes las perlas del océano que es este libro de memorias de un mundo perdido, un canto de humor y esperanza, una visión de la resistencia humana y también de su locura y estupidez.

El pentateuco de Isaac. Angel Wagenstein. Editorial Asteroide.


El cliente quedó muy contento al verse en el espejo, pero dijo: «Lo único que no entiendo es por qué necesitaste todo un mes para hacer un uniforme normal y corriente, si vuestro Dios judío hizo el mundo en tan sólo seis días». A lo cual le contestó mi padre: «Pues, mire usted, señor oficial, la chapuza le salió y sin embargo, ifíjese en este precioso que uniforme!». Si he de darte mi opinión, no creo que esto fuera verdad.


¿Cuáles son los nuestros?-dijo pensativo Samuel-. ¿Y cuáles son los otros? Al final da igual quién triunfe, porque la victoria será como una manta corta: si decides abrigarte los pies, queda al descubierto el pecho. Cuanto más dure la guerra, más corta se hará la manta y la victoria no llegará a calentar a nadie.


Seguro que conoces la anécdota de cómo Aarón, de puro distraído, entró a la sinagoga sin su kipá. El rabino le regañó y exigió que abandonara enseguida la casa de Dios. Porque entrar en la sinagoga con la cabeza descubierta es como acostarte con la mujer de tu mejor amigo, adujo. iUn gran pecado! «iAnda ya, rabí! iEso también lo he hecho y anda que no hay diferencia!». Lo mismo, más o menos, se puede decir sobre la diferencia entre Viena y Truskavez.


En el pecho llevaba la estrella de David, con la que se designaba a los rabinos militares y ésta se consideraba un gran privilegio en el ejército. Todavía no sabíamos que un día el mismo privilegio lo tendríamos casi todos los judíos de Europa, pero esto vendría más tarde, en el luminoso porvenir, como suelen llamarlo los escritores.


¿Es entonces Jehová -santificado sea su nombre por los siglos de los siglos, amén- un viejo chocho al que le complace que la gente muera en su nombre? No sé, hermanos, no sé daros la respuesta. En todo caso, creo que si Dios tuviera ventanas, hace tiempo que le habrían roto los cristales.


-Bist du aber süß! iQuiero a los judíos y algún día haré algo grande por ellos! Resultó un hombre de palabra y cumplió su promesa. Años más tarde me lo volví a encontrar en el campo de concentración de Flossenbürg en el Alto Palatinado, donde alcanzó el rango de sturmführer.


Contaban que un gran estratega del Estado Mayor de Berlín, al analizar las causas de la catastrófica pérdida militar, las formuló apartándose ligeramente del esquema: dijo que la culpa la tenían los judíos y los ciclistas. En la sala reinó un silencio pensativo. De repente, una voz tímida preguntó: «¿Por qué también los ciclistas, mi general?».


-Justo antes de que amanezca, querido hermano,la noche es más cerrada. Cuando la estupidez de los censores llega a tales extremos, por el pánico y el miedo, son capaces de tachar hasta el canto de los ruiseñores. O sea, se aproxima el final. ¿Lo has entendido ahora?


No sé por qué la gente se avergüenza de mostrar ante los demás su atracción por otro ser humano, la atracción natural más tierna y más potente. Se muestran orgullosos o indiferentes y no se les ocurre-sobre todo, si son jóvenes- que Dios ha medido escrupulosamente cada uno de los granos de arena en el reloj de nuestras vidas y que cada segundo de amor desaprovechado se hunde irremisiblemente en la nada. ¡Acaso no se dan cuenta ellos, los jóvenes, de que en la voz del corazón se esconde la gran fuerza de la humanidad, todo el sentido sublime de la existencia, todas las pirámides, los Homeros y Shakespeares, las Novenas Sinfonías y Rapsodias en Azul, toda la belleza de los versos dedicados a las Sulamit y las Julietas, a las Nefertitis, Mona Lisas y Madonnas!


No creas que te expongo mis opiniones de entonces: yo era bastante ignorante para saber todo aquello, pero el tiempo suele sobreponer sus capas transparentes una encima de la otra, y los acontecimientos se acercan o alejan como si uno los mirara por uno u otro de los extremos de un catalejo. Sobre lo que a uno no le quedaba muy claro en el pasado se sedimentan las ideas de ahora o, si quieres, los engaños actuales.


En él cabían el Teatro Nacionai de Moscú y el Bolshoi, con Galina Ulánova, cuyas colas para conseguir entradas se extendían a lo largo de varias manzanas; allí estaban el museo del Hermitage, las novelas de Shólojov, los ajedrecistas invictos; Papanin, que llegó al Polo Norte, Chkalov, que cruzó en avión el océano, Eisenstein, que inauguró una nueva época en el cine; la URSS era el país en que más se leía… Es cierto que algunas de estas cosas se podían conseguir con amenazas y violencia, no lo niego. Sin embargo, para lo más relevante, para lo trascendental, se precisa libertad de espíritu, ya que ningún esclavo es capaz de alcanzar cima alguna.


Este pálido profesor de oftalmología resultó ser un anticomunista honesto y noble, aunque tenía una veta apenas perceptible de antisemitismo polaco que era como el sabor ligeramente amargo de un buen vino añejo.


La gasolina, mezclada con lubricantes usados, hacía su trabajo. Las columnas de humo llegaban a los mundos del más allá para comunicar a sus habitantes hasta qué grado de evolución había llegado aquel anfibio que un día llegó arrastrándose a una cueva y salió de allí andando sobre dos pies para pintar el retrato de Mona Lisa y componer la Novena Sinfonía. Unas excavadoras empujaban los restos mortales hasta los hoyos enormes y la tierra arenosa absorbía con discreción y para siempre destinos, risas, ambiciones, el lumbago, «te amo», «qué nota te pusieron en geografía», «qué dice la tante Lisa en su carta…». iAdiós, hermanos, descansad en paz!


El rabí Bendavid y yo nos abrazamos y lloramos. Éramos dos sombras que alguna vez fueron personas. De nuestros esqueletos colgaban los harapos que alguna vez fueron ropa. Detrás de la cerca un soldadito americano vomitaba: en su tierra de Oklahoma no había visto montones de cadáveres humanos a medio quemar, humeantes todavía. Quizá en aquel mismo instante en Treblinka, Auschwitz o Majdanek vomitaban soldaditos soviéticos que se habían creído las palabras de Maxim Gorki: «iCuánto orgullo encierra esta palabra, el «hombre»!».


Abro los ojos, en la mesilla de noche están intactos los tres frascos de Dormidon. Perdóname, Stefan Zweig, viejo astuto, que les enseñabas a los demás cómo vivir, imientras tú mismo te escapaste! Si la vida nos ha sido dada, la hemos de vivir, no faltaría más.

El libro nuestro de cada martes: Homenaje a Alicia Reyes. Como apreciar a Alfonso Reyes

A un año de la partida de Alicia Reyes, este memorial de gratitud y profundo cariño

Cisterna de sol

Hoy se fue Alicia Reyes, la enorme maestra; mi amiga, un poco mi madre. Dejo aquí este recuerdo suyo, emocionado.

El libro nuestro de cada martes ofrece uno de sus libros más hermosos, «Como apreciar a Alfonso Reyes.

Algo sobre el libro:

http://www.elem.mx/obra/datos/201936

Algo más para escucharla, aquella voz que no olvidaré jamás:

Este año, se han cumplido largos ochenta años de la fundación de la Capilla Alfonsina. Cuando murió Jorge Luis Borges, en 1986, hubo una explosión de su literatura a la que yo me sumé con pasión, sus páginas me llenaban las horas, sus libros engordaban mi famélica estantería; con las páginas transcurridas caí en cuenta de un nombre que aparecía, no con frecuencia aunque sí con toda admiración; Borges, que reservaba sus elogios para Beowulf, para Shelley y para Shakespeare, se refería a Alfonso Reyes ponderándolo mejor que a Ortega y Gasset, lamentaba que no le hubieran…

Ver la entrada original 870 palabras más

La lista tonta de los jueves… ¡El amor!

Hablemos del amor, pero del bueno, de ese que rompe vidas y nos estremece para siempre. Más allá de las manitas sudadas, la Lista tonta ofrece, una muestra del amor… lo primero que se nota en una lista es aquello que falta.

01


Enemigos, una historia de amor. Isaac Bashevis Singer.

http://dasbuecherregal.blogspot.com/2014/10/enemigos-una-historia-de-amor-isaac.html

03


El cielo es azul, la tierra es blanca. Hiromi Kawakami.

https://elbuscalibros.com/cielo-azul-tierra-blanca-1118055cb5e4

14


El burdel de las gitanas. Mircea Eliade.

https://elcultural.com/El-burdel-de-las-gitanas

15


Malena es un nombre de tango. Almudena Grandes.

https://www.unlibroaldia.es/malena-es-un-nombre-de-tango-almudena-grandes/

Miércoles del presente. La resurrección, de Leo Tolstoi para libre descarga

Este miércoles, para libre descarga, uno de los libros más importantes en la bibliografía de Tolstoi, «La resurrección», uno de los más influyentes en mi vida lectora y una absoluta delicia narrativa, uno de esos libros que cambian la vida. Que ustedes lo disfruten

Descargue La Resurrección, de León Tolstoi

El libro nuestro de cada martes: El pentateuco de Isaac de Ángel Wagenstein

Las memorias sobre el final del Imperio Austrohúngaro son ya por sí mismas, todo un género; sin embargo, me encuentro con este volumen que me hace recorrer el Siglo XX, el que para bien o para mal, considero mío, yo que todavía me siento visitante en el XXI y me encuentro no sólo con un compendio del humor judío, sino una visión humanista de aquellos tiempos, un enfrentamiento del yo individual y del colectivo, sobre todos aquellos sobre los que el mundo se vino encima sin saber cómo ni cuando. El libro se basa en la idea del hombre frente a la circunstancia, no sólo la desgracia, sino como la caña que se dobla frente al viento pero que aún así subsiste, piensa, interpreta y sigue adelante. Un libro de excepción que no puede ser pasado por alto, sobre todo en estos tiempos en que es necesario reconciliarse con la humanidad, con su historia y con sus perspectivas. Algo más sobre el libro: https://librotea.elpais.com/libros/el-pentateuco-de-isaac/

El autor habla sobre ese y otro de sus libros
Imagginación

Meditación Divertida con Maggie

Disappearing Thoughts

clicks and clips

Tablaturas de mis pasos

Unas cuantas palabras y fotos para los lugares que me hacen feliz.

NOUS LES FEMMES

Aller au delà de nos limites à travers le monde. J'en suis capable, pourquoi pas toi? Pourquoi pas nous? Ensemble nous sommes invincibles "Je suis femme and i can".

Rosie Blog

A garden of wild thoughts. Feeling thoughts and dilemmas

Un Loco Anda Suelto

Entra en mi mente...déjame entrar en la tuya...

umaverma12

Inner-peace is necessary to overcome of all the pain.

El Rincón de Suenminoe

En el soñador vida y sueño coinciden

La poesía, eso decían

Como plasmar la idea natural.

Cynthia Briones

Letras en el mar.

Polisemia Revista cultural

En cada edición proponemos una palabra para indagar sus posibles significados desde distintas áreas.

www.casasgredos.com

Alojamientos rurales en Avila y Provincia. Tlf.920206204/ 685886664

A %d blogueros les gusta esto: