Cuando era niño Alberto Lozano, uno de los primeros cantautores, entrañable y de quien guardo recuerdos que atesoro, entonaba una canción que decía “Todo lo que tengo para ser mejor, si lo aprovecho voy a ser muy feliz…”, y ahora no sé cuándo fue que nos perdimos y los tesoros de la infancia como las canicas y las piedras pulidas, los libros de mi niñez y los listones de mi hermana se fueron conviertiendo en posesiones y los deseos en necesidades. Lionel Shriver, magnífica escritora, nos propone una descarnada visión de este fenómeno que terminó por hacernos de la vida el infierno del consumo.

Algo más sobre el libro: https://librotea.elpais.com/libros/propiedad-privada/

Una conferencia con la autora

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s