David Almanza ha construido una vida que no está libre de los mil naturales conflictos que constituyen la herencia de la carne como decía Shakespeare, pero en torno a ella fabricó un halo de paz, el cariño de sus amigos. Esta es la primera publicación individual de un miembro de los cursos de Cisterna de Sol, un memorial sincero, franco, sin efectos especiales de un amigo, la huella de un maestro y un recuerdo que se perpetúa a través de generaciones. Para su goce y disfrute.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s