Los mejores libros de 2016.

Siguiendo con la tradición que creamos por invitación de nuestra querida Mayte Collada, dejamos aquí la búsqueda de los mejores libros de 20126 de nuestra experiencia lectoras, de Babelia – El país, L’Express y Revista Ñ – El clarín.

Hay de todo y para todos, con la esperanza de felices lecturas y vivencias literarias inolvidables.

De la experiencia lectora. César Benedicto Callejas – Cisterna de Sol.

  1. El cuerpo humano. Paolo Giordano. Salamandra. http://www.quelibroleo.com/el-cuerpo-humano
  2. Maravillas. Brian Selznick. SM. https://es.literaturasm.com/libro/maravillas
  3. Trabajos forzados. Daria Galateria.Impedimenta. http://impedimenta.es/libros.php/trabajos-forzados
  4. El curioso caso del perro a la media noche. Mark Haddon. Salamandra. http://salamandra.info/libro/curioso-incidente-del-perro-medianoche
  5. La provocación. Ismaíl Kadaré. Alianza. http://www.elcultural.com/revista/letras/La-provocacion/35759
  6. Un amor único. Johanna Adorján. Seix Barral.  http://www.planetadelibros.com/libro-un-amor-unico/47040
  7. Un hombre sin cabeza. Etgar Keret. Sexto piso. http://sextopiso.mx/tienda/un-hombre-sin-cabeza/
  8. Mi año de asesino. Friedrich Christian Delius. Sajalín. http://www.sajalineditores.com/?p=libro&l=45
  9. Los judíos y las palabras. Amos Oz – Fania Oz. Siruela. http://www.siruela.com/catalogo.php?opcion=autor&letra=O&completa=N&id_libro=2507
  10. Malentendido en París. Simone de Beauvoir. Navona. http://www.culturamas.es/blog/2016/04/29/malentendido-en-moscu-de-simone-de-beauvoir/

Según Babelia – El país:

  1. Manual para mujeres de la limpieza, de Lucia Berlin. Alfaguara
  2. Patria, de Fernando Aramburu. Tusquets
  3. Kafka, de Reiner Stach. Acantilado
  4. Poesía completa, de José Lezama Lima. Sexto Piso
  5. La España vacía, de Sergio del Molino. Turner
  6. Los diarios de Emilio Renzi (II), de Ricardo Piglia. Anagrama
  7. Obra completa bilingüe, de Arthur Rimbaud. Atalanta
  8. Qué vergüenza, de Paulina Flores. Seix Barral.
  9. Estudios del malestar, de José Luis Pardo Anagrama
  10. Tú no eres como otras madres, de Angelika Schrobsdorff. Periférica

http://elpais.com/elpais/2016/12/15/fotorrelato/1481819040_975161.html

Según Revista Ñ – El clarín

Novela

  1. Zero K , de Don Delillo (Seix Barral),
  2. Los ojos castaños de nuestro amor , de Mircea Cartarescu (Impedimenta),
  3. La guitarra azul , de John Banville (Alfaguara),
  4. Nora Webster de Colm Tóibín (Lumen),
  5. Lo que no quise decir de Sándor Márai (Salamandra)
  6. Relatos tempranos de Truman Capote (Anagrama)
  7. Madre noche de Kurt Vonnegut (La bestia equilatera).
  8. Botas de lluvia seca , la novela póstuma de Mankell
  9. La muerte de Ulises , de Petros Márkaris,
  10. Azar de Jean-Marie Gustave Le-Clézio llega(Adriana Hidalgo),

Ensayo

  1. Del fin de la historia hasta el fin del capitalismo de Slavoj Zizek
  2. Siempre el dinero , de Hans Magnus Enzensberger,
  3. George Steiner, Fragmentos (Siruela),
  4. J. M. coetzee ofrece Las manos de los maestros I y II (Literatura Random House),
  5. El pixel de Cezanne , de Win Wenders (Caja Negra),
  6. Metáfora y memora. Ensayos reunidos , de Cynthia Ozick, (Mardulce).
  7. Los estudios culturales , de Frederic Jameson (Godot),
  8. Giorgio Agamben, Los usos del cuerpo (Adriana Hidalgo),
  9. Boris Groys In the Flow (Caja negra)
  10. Alberto Manguel, Una historia natural de la curiosidad (Siglo XXI).

http://www.revistaenie.clarin.com/literatura/libros-leeremos-2016_0_1513648639.html

Según The New York Times

  1. ’THE SPORT OF KINGS’ By C. E. Morgan (Farrar, Straus & Giroux).
  2. ‘WHAT BELONGS TO YOU’ By Garth Greenwell (Farrar, Straus & Giroux).
  3. ‘WHITE TRASH: THE 400-YEAR UNTOLD HISTORY OF CLASS IN AMERICA’ By Nancy Isenberg (Viking).
  4. ‘BORN TO RUN’ By Bruce Springsteen (Simon & Schuster).
  5. ‘COLLECTED POEMS 1974-2004’ By Rita Dove (Norton).
  6. ‘ALBERT MURRAY: COLLECTED ESSAYS AND MEMOIRS’ By Albert Murray (Library of America).
  7. ‘HERE I AM’ By Jonathan Safran Foer (Farrar, Straus & Giroux).
  8. ‘KENNETH CLARK: LIFE, ART AND ‘CIVILISATION’ By James Stourton (Knopf).
  9. ‘ALL THAT MAN IS’ By David Szalay (Graywolf).
  10. ‘THEY CAN’T KILL US ALL: FERGUSON, BALTIMORE, AND A NEW ERA IN AMERICA’S RACIAL JUSTICE MOVEMENT’ By Wesley Lowery (Little, Brown).
  11. ‘EVICTED: POVERTY AND PROFIT IN THE AMERICAN CITY’ By Matthew Desmond (Crown).
  12. ‘IN THE DARKROOM’ By Susan Faludi (Metropolitan Books).
  13. ‘HILLBILLY ELEGY: A MEMOIR OF A FAMILY AND CULTURE IN CRISIS’ By J. D. Vance (Harper).
  14. ‘COMMONWEALTH’ By Ann Patchett (Harper).
  15. ‘THE ARAB OF THE FUTURE 2: A CHILDHOOD IN THE MIDDLE EAST, 1984-1985’ By Riad Sattouf, translated by Sam Taylor (Metropolitan Books).
  16. ‘DO NOT SAY WE HAVE NOTHING’ By Madeleine Thien (Norton).
  17. ‘BLOOD AT THE ROOT: A RACIAL CLEANSING IN AMERICA’ By Patrick Phillips (Norton).
  18. ‘HERO OF THE EMPIRE: THE BOER WAR, A DARING ESCAPE AND THE MAKING OF WINSTON CHURCHILL’ By Candice Millard (Doubleday).
  19. ‘GRACE’ By Natashia Deón (Counterpoint).
  20. ‘HIGH DIVE’ By Jonathan Lee (Knopf).

http://www.nytimes.com/2016/12/14/arts/the-top-books-of-2016.html?_r=0

Según L’Express

  1. MEILLEUR LIVRE 1. Le Nouveau nom, par Elena Ferrante (Gallimard).
  2. MEILLEUR ROMAN FRANÇAIS 1. Repose-toi sur moi, par Serge Joncour (Flammarion). Finalistes : 2. La Cheffe, roman d’une cuisinière, par Marie Ndiaye (Gallimard) 3. Ecoutez nos défaites, par Laurent Gaudé (Actes Sud)
  3. MEILLEUR ROMAN ETRANGER 1. La route étroite vers le Nord lointain, par Richard Flanagan (Actes Sud). Finalistes : 2. Le fracas du temps, par Julian Barnes (Mercure de France) 3. A l’orée du verger, par Tracy Chevalier (Table Ronde)
  4. ENQUÊTE 1. Laetitia ou la fin des hommes, par Ivan Jablonka (Seuil). Finalistes : 2. La Déposition, par Pascale Robert-Diard (L’iconoclaste) 3. Flash Boys, par Michael Lewis (Editions du Sous-sol)
  5. MEMOIRES 1. Le Tunnel aux pigeons : Histoires de ma vie, par John le Carré (Seuil). Finalistes : 2. Où mène le souvenir, par Saul Friedlander (Seuil) 3. Born to run, par Bruce Springsteen (Albin Michel)
  6. REVELATION FRANCAISE 1. Règne animal, par Jean-Baptiste del Amo (Gallimard). Finalistes : 2. Des femmes qui dansent sous les bombes, par Céline Lapertot (Viviane Hamy) 3. Chanson douce, par Leila Slimani (Gallimard)
  7. ESSAI 1. Une colère noire : Lettre à mon fils, par Ta-Nehisi Coates (Autrement). Finalistes : 2. Arendt et Heidegger, par Emmanuel Faye (Albin Michel) 3. Le Titanic fera naufrage, par Pierre Bayard (Minuit)
  8. ART 1. Etre ici est une splendeur, par Marie Darrieussecq (P.O.L.). Finalistes : 2. L’affaire Arnolfini, par Jean-Philippe Postel (Actes Sud) 3. Qui veut la peau de Vénus ? par Bruno Nassim Aboudrar (Flammarion)
  9. REVELATION ETRANGERE 1. Station Eleven, par Emily St. John Mandel (Rivages) Finalistes : 2. Brève histoire de sept meurtres, par Marlon James (L’Olivier) 3. La Rage, par Zygmunt Miloszewski (Fleuve noir) 1er
  10. ROMAN FRANÇAIS 1. Désorientale, par Négar Djavadi (Liana Levi). Finalistes : 2. Le grand marin, par Catherine Poulain (L’Olivier) 3. En attendant Bojangles, par Olivier Bourdeaut (Finitude)
  11. POLAR 1. Cartel, par Don Winslow (Seuil). Finalistes : 2. Il reste la poussière, par Sandrine Collette (Denoël) 3. Berlin 49, par Joseph Kanon (Seuil)
  12. BIOGRAPHIE 1. Simon Leys, par Philippe Paquet (Gallimard). Finalistes : 2. Charlotte Delbo, par Ghislaine Dunant (Grasset) 3. Sans oublier d’être heureux, par Marie-Dominique Lelièvre (Stock) 1er
  13. ROMAN ETRANGER 1. Les Maraudeurs, par Tom Cooper (Albin Michel). Finalistes : 2. The Girls, par Emma Cline (Quai Voltaire) 3. Voici venir les rêveurs, par Imbolo Mbue (Belfond)
  14. HISTOIRE 1. L’Europe en enfer, 1914-1949 , par Ian Kershaw (Seuil). Finalistes : 2. Chasser les juifs pour régner, par Juliette Sibon (Perrin) 3. Louis XIII et Richelieu, par Simone Bertière (Fallois)
  15. SCIENCES 1. Alexandre Grothendieck, par Philippe Douroux (Allary) Finalistes : 2. La plénitude du vide, par Trinh Xuan Thuan (Albin Michel) 3. 17 femmes prix Nobel de science, par Hélène Merle-Béral (Odile Jacob)
  16. BD 1. Ce qu’il faut de terre à l’homme, par Martin Veyron (Dargaud). Finalistes : 2. Otto, l’homme réécrit, par Marc-Antoine Mathieu (Delcourt) 3. Pereira prétend, par Pierre-Henry Gomont (Sarbacane)
  17. SF / FANTASTIQUE 1. La maison dans laquelle, par Mariam Petrosyan (Monsieur Toussaint Louverture). Finalistes : 2. Défaite des maîtres et possesseurs, par Vincent Message (Seuil) 3. L’inclinaison, par Christopher Priest (Denoël)
  18. JEUNESSE 1. Génération K, par Marine Carteron (Rouergue). Finalistes : 2. Jan, par Claudine Desmarteau (Thierry Magnier) 3. Histoire du garçon qui courait après son chien qui courait après sa balle, par Hervé Giraud (Thierry Magnier)
  19. VOYAGE 1. Boire et déboires en terre d’abstinence, par Lawrence Osborne (Hoëbeke). Finalistes : 2. Outre-terre, par Jean-Paul Kauffman (Les Equateurs) 3. Des cornflakes dans le porridge, par Bill Bryson (Payot)
  20. LIVRES AUDIO 1. Vous n’aurez pas ma haine, par Antoine Leiris, lu par André Dussolier (Audiolib). Finalistes : 2. Meurtre en Mésopotamie par Agatha Christie. Lu par Guillaume Gallienne de la Comédie -Française, Editions Thélème 3. Heureux les heureux par Yasmina Reza. Lu par neuf acteurs de la Comédie-Française, Gallimard

http://www.lexpress.fr/culture/livre/les-20-meilleurs-livres-de-2016-selon-lire_1856125.html

El libro nuestro de cada martes: El libro de los libros de Quint Buchholz

El libro es una rara conjunción de belleza con expresión y utilidad; libros los hay de muchas cataduras y más finalidades; de vez en cuando se apetece un libro hecho de hermosura como materia prima; hace algunos años a Quint Buchholz, artista alemán de sutil trazo y genial color, se le ocurrió la peregrina idea de enviar algunos de sus dibujos sobre libros a algunos escritores y pedirles que escribieran un pequeño texto; entre otros, Jostein Gaarder, Eduardo Mendoza, W.G.Sebald, George Steiner, Ana María Matute, Amos Oz, Cees Nooteboom, Carmen Martínez Gaite, Charles Simic, David Grossman, Juan Marsé, Ana María Moix, Orhan Pamuk, Antonio Tabucchi, Michel Tournier, Susan Sontag, Milan Kundera y Javier Marías, respondieron a su llamado y ofrecieron textos afines al dibujo. El resultado es espectacular, no sólo por su belleza que es ya mucho, sino por el hermoso contrapunto entre la imagen y la palabra.

Un libro para soñar y disfrutar que, en los tiempos que corren es una ventaja gigantesca.

http://www.revistadelibros.com/articulos/quint-buchholzel-libro-de-los-libros

Sobre la obra de Buchholz:

Startseite

El libro nuestro de cada martes: «La tercera condición», de Amos Oz

Una de las señales de la madurez o mejor dicho, del rastro de los tiempos, es darse cuenta del momento histórico que a uno le ha correspondido vivir; para quienes nacimos en los primeros años de la década de 1970, tenemos conciencia de que nacimos en un momento llamado Guerra Fría; para nosotros el mundo estaba dividido por mitades, había buenos y malos y todo ello tenía una claridad meridiana y esas características, desde luego, estaban matizadas por la familia en la que uno se formaba. Para nosotros, Israel era la tierra de los Kibbutz, de los sobrevivientes del Holocausto y de los colonos que habían logrado hacer fértil el desierto. Los tiempos han cambiado pero, para algunos, la conciencia del cambio del mundo que fue y la mayor serenidad sobre la perspectiva del que será, es parte de nuestro ser en el mundo. Amos Oz es el gran cronista de la transformación de Israel, testigo y protagonista comprometido tanto con la vida de su pueblo como con la paz con árabes y con el mundo. La tercera condición es una reflexión novelada sobre la conciencia de la vida en la historia y sobre la aspiración por la paz y la convivencia. El testimonio del hombre, que con otros, quiere la paz y la quiere ahora, como recordamos muchos que alguna vez oímos el mítico llamado de su movimiento «Shalom Ajshav», Paz Ahora.

http://brightmansattic.blogspot.mx/2011/11/la-tercera-condicion-amos-oz.html

Los mejores libros de 2014

Siguiendo la tradición que nos propuso hace ya varios años Mayte Collada, damos una vuelta por las listas de los mejores libros que nos trajo 2014. Borges decía que lo malo de una lista es que siempre, de inmediato, se nota lo que le falta; ésta no será la excepción y nos faltarán muchos que los generosos ojos del lector habrán encontrado en sus andanzas del año pero así es mejor porque la lista se vuelve un pretexto para la charla amena y la recomendación amable.
Como cada año, la lista tiene varios componentes; el primero, la lista personal de la casa, libérrima, sin compromisos, sólo por el gusto de recordar las páginas que hicieron la ocasión de los trabajos y los días, sin respeto por géneros, épocas o modas. Aquellos libros que la próxima vez que nos tomemos un café, no dudaría en decir, hay que leerlo; en seguida, las listas de los medios que me parecen más acertados en la crítica de libros: The New York Times, El País, Le Figaro, Le Monde y algunos medios nuevos que atraparon nuestra atención.
Con la esperanza de que esta lista sea más un pretexto que una guía, como bien se dice en el mundo del espectáculo, comenzamos.

Los mejores libros de 2014, de la experiencia lectora:

Los enamoramientos, Javier Marías.
http://www.alfaguara.com/es/libro/los-enamoramientos/

Los peces no cierran los ojos, Erri de Luca.
http://www.lecturalia.com/libro/72001/los-peces-no-cierran-los-ojos

La verdad sobre el caso Quebert, Joël Dicker
http://www.alfaguara.com/es/libro/la-verdad-sobre-el-caso-harry-quebert/

Entre amigos, Amos Oz
http://www.siruela.com/catalogo.php?id_libro=2217

Caminos nocturnos, Gaito Gazdanov
http://es.paperblog.com/caminos-nocturnos-de-gaito-gazdanov-351004/

Montedidio, Erri de Luca.
http://unlibroaldia.blogspot.com/2013/06/erri-de-luca-montedidio.html

El hombre que amaba a los perros, Leonardo Padura.
http://www.tusquetseditores.com/titulos/andanzas-el-hombre-que-amaba-a-los-perros

La biblioteca de noche, Alberto Manguel.
http://www.letraslibres.com/revista/libros/la-biblioteca-de-noche-de-alberto-manguel

1948, Yoram Kaniuk
http://www.librosdelasteroide.com/-1948

El color de la leche, Nell Leyshon.
http://www.sextopiso.es/5687-del-color-de-la-leche/

Alí y Nino, Kurban Said
http://www.librosdelasteroide.com/-ali-y-nino

Un asesinato literario, Batya Gur.
http://www.piedepagina.com/numero6/html/gur.htm

Crucero de verano, Truman Capote.
http://www.anagrama-ed.es/titulo/PN_630

Los hermanos Himmler, Katrin Himmler.
http://www.hislibris.com/los-hermanos-himmler-historia-de-una-familia-alemana-katrin-himmler/

La invención de Hugo Cabret, Brian Selznick
http://lainvenciondehugocabret.grupo-sm.com/index.html

La soledad de los animales, Daniel Rodríguez Barrón.
http://www.sinembargo.mx/opinion/23-07-2014/25694

Kaddish, Allen Ginsberg.
http://www.anagrama-ed.es/titulo/PN_867

Muerte súbita, Álvaro Enrigue.
http://www.anagrama-ed.es/titulo/NH_522

Wakolda, Lucía Puenzo.
http://www.wakolda.com/novela.html

La mejor oferta, Giuseppe Tornatore.
http://www.anagrama-ed.es/titulo/PN_856

Nada. Janne Teller.
http://www.elplacerdelalectura.com/2011/01/nada-janne-teller.html

Desayuno en Tiffany’s. Truman Capote.
http://www.anagrama-ed.es/titulo/PN_116

El poeta de Gaza. Yishai Sarid
http://www.megustaleer.com.mx/ficha/9786073120029/el-poeta-de-gaza

El cerebro de mi hermano, Rafael Pérez Gay
http://www.cultura.unam.mx/index.html?tp=articulo&id=4888&ac=mostrar&Itemid=&ct=398&titulo=el-cerebro-de-mi-hermano-en-voz-de-rafael-p%E9rez-gay

The New York Times Review of Books
ALL OUR NAMES, Dinaw Mengestu.
http://www.telegraph.co.uk/culture/books/bookreviews/10894450/All-Our-Names-by-Dinaw-Mengestu-review-desperately-moving.html

ALL THE BIRDS, SINGING, Evie Wyld.
http://www.eviewyld.com

ALL THE LIGHT WE CANNOT SEE, Anthony Doerr.

AMERICAN INNOVATIONS, Rivka Galchen.
http://www.newyorker.com/contributors/rivka-galchen

THE ASSASSINATION OF MARGARET THATCHER: Stories, Hilary Mantel
http://www.theguardian.com/books/2014/sep/19/hilary-mantel-short-story-assassination-margaret-thatcher

THE BALLAD OF A SMALL PLAYER, Lawrence Osborne.

BARK: Stories, Lorrie Moore.

THE BLAZING WORLD, Siri Hust­vedt.
http://www.abc.es/cultura/libros/20141122/abci-siri-hustvedt-mundo-deslumbrante-201411211631.html

THE BONE CLOCKS, David Mitchell.
http://www.theparisreview.org/interviews/6034/the-art-of-fiction-no-204-david-mitchell

THE BOOK OF STRANGE NEW THINGS, Michel Faber.
http://www.newrepublic.com/article/120011/michael-faber-author-book-strange-new-things-will-retire

THE BOOK OF UNKNOWN AMERICANS, Cristina Henríquez.
http://www.cristinahenriquez.com

BOY, SNOW, BIRD, Helen Oyeyemi.
http://www.theguardian.com/books/2014/mar/22/boy-snow-bird-review-helen-oyeyemi

A BRIEF HISTORY OF SEVEN KILLINGS, Marlon James.
http://www.penguin.com/author/marlon-james/1000072888

CAN’T AND WON’T,Lydia Davis.
http://www.letrasenlinea.cl/?p=578

THE COLD SONG, Linn Ullmann.
http://www.vogue.com/872539/linn-ullmann-novel-the-cold-song/

COLORLESS TSUKURU TAZAKI AND HIS YEARS OF PILGRIMAGE, Haruki Murakami.

DEPT. OF SPECULATION, Jenny Offill.
http://jennyoffill.com

THE DOG, Joseph O’Neill.

EUPHORIA, Lily King.
http://www.vogue.com/872367/lily-king-margaret-mead-novel-euphoria/

EVERYTHING I NEVER TOLD YOU, Celeste Ng.
http://www.theguardian.com/books/2014/nov/17/amazon-book-of-the-year-winner-celeste-ng-writing-is-like-shouting-into-the-world

Babelia, El País.
Así empieza lo malo, Javier Marías.
http://www.alfaguara.com/es/libro/asi-empieza-lo-malo/

El impostor, Javier Cercas.
http://cultura.elpais.com/cultura/2014/11/13/babelia/1415884397_365889.html

José Ortega y Gasset, Jordi Gracia.
http://www.editorialtaurus.com/es/libro/jose-ortega-y-gasset/

Un hombre enamorado (Mi lucha II). Karl Ove Knausgård
http://www.anagrama-ed.es/titulo/PN_861

Días de mi vida (Vida I). Juan Ramón Jiménez.
http://www.pre-textos.com/escaparate/product_info.php?products_id=1521

Hasta aquí. Wislawa Szymborska.
http://www.bartlebyeditores.es/ficha_obra.php?id_obra=201&genero=poesia

La hierba de las noches. Patrick Modiano.
http://www.anagrama-ed.es/titulo/PN_864

El balcón en invierno. Luis Landero.
http://www.tusquetseditores.com/titulos/andanzas-balcon-en-invierno

Diccionario de la lengua española. Real Academia Española.
http://www.rae.es/diccionario-de-la-lengua-espanola/la-23a-edicion-2014

Como la sombra que se va. Antonio Muñoz Molina.
http://www.planetadelibros.com/como-la-sombra-que-se-va-libro-172447.html

Le Monde
Le Royaume, d’Emmanuel Carrère
http://www.pol-editeur.com/index.php?spec=livre&ISBN=978-2-8180-2118-7

Faux nègres de Thierry Beinstingel
http://www.fayard.fr/faux-negres-9782213677460

Dans les yeux des autres, de Geneviève Brisac
http://www.franceculture.fr/oeuvre-dans-les-yeux-des-autres-de-genevieve-brisac

Viva, de Patrick Deville
http://www.lefigaro.fr/livres/2014/08/21/03005-20140821ARTFIG00010–viva-de-patrick-deville-trotski-au-pays-des-fantomes.php

La Condition pavillonnaire, de Sophie Divry
http://www.leseditionsnoirsurblanc.fr/la-condition-pavillonnaire-sophie-divry-9782882503473

Quiconque exerce ce métier stupide mérite tout ce qui lui arrive, de Christophe Donner
http://grasset.fr/christophe-donner-quiconque-exerce-ce-metier-stupide-merite-tout-ce-qui-lui-arrive

Tram 83 de Fiston Mwanza Mujila
http://www.pontas-agency.com/fiston-mwanza/tram-83/

Mécanismes de survie en milieu hostile d’Olivia Rosenthal
http://www.gallimard.fr/Catalogue/GALLIMARD/Verticales/Verticales/Mecanismes-de-survie-en-milieu-hostile

Tristesse de la terre. Une histoire de Buffalo Bill Cody, d’Eric Vuillard
http://www.actes-sud.fr/catalogue/litterature/tristesse-de-la-terre

Le Figaro
La pluie ébahie, Mia Couto
http://www.telerama.fr/livres/la-pluie-ebahie,117332.php

Et rien d’autre, James Salter
http://www.slate.fr/story/91209/litterature-james-salter-mepris-ironie

Constellation, Adrien Bosc
http://www.editions-stock.fr/constellation-9782234077317

Jacques Laurent à l’oeuvre, Alain Cresciucci
http://www.pgderoux.fr/fr/Livres-Parus/Jacques-Laurent-a-loeuvre/122.htm

La vraie vie du capitaine Dreyfus, Laurent Greilsamer
http://www.tallandier.com/livre-9791021001343.htm

Loulou de la Falaise, Ariel de Ravenel, Natasha Fraser-Cavassoni
http://evene.lefigaro.fr/livres/livre/natasha-fraser-cavassoni-loulou-de-la-falaise-3139325.php

Monsieur Dior. Il était une fois., Natasha Fraser-Cavassoni
http://www.vogue.fr/mode/news-mode/diaporama/les-debuts-de-la-maison-dior-dans-un-livre/20654

François Ier, Max Gallo

François 1er

Le complexe d’Eden Bellwether, Benjamin Wood
http://www.zulma.fr/livre-le-complexe-deden-bellwether-572098.html

Rouge ou Mort, David Peace, Jean-Paul Gratias
http://monromannoiretbienserre.blog.tdg.ch/archive/2014/09/21/david-peace-rouge-ou-mort-du-pain-et-des-jeux-259963.html

Le fils, Philipp Meyer
http://www.albin-michel.fr/Le-Fils-EAN=9782226259769

Pétronille, Amélie Nothomb
http://www.albin-michel.fr/Petronille-EAN=9782226258311

L’allée du sycomore, John Grisham
http://www.editions-jclattes.fr/livre-l-allee-du-sycomore-john-grisham-576662

La faiseuse d’anges., Camilla Läckberg
http://www.actes-sud.fr/catalogue/romans-policiers/la-faiseuse-danges

Dragon bleu, tigre blanc, Qiu Xiaolong
http://www.lejdd.fr/Culture/Livres/Dragon-bleu-tigre-blanc-de-Qiu-Xiaolong-662118

Lire
Le Royaume par Emmanuel Carrère
http://www.telerama.fr/livres/le-royaume,116004.php

Et rien d’autre par James Salter
http://www.lexpress.fr/culture/livre/james-salter-tendre-est-l-ennui_1566553.html

Les Réputations par Juan Gabriel Vásquez
http://www.rentree-seuil.com/ouvrage/les-reputations

Réparer les vivants par Maylis de Kerangal
http://www.gallimard.fr/Catalogue/GALLIMARD/Verticales/Verticales/Reparer-les-vivants

L’Amour et les forêts par Eric Reinhardt
http://www.gallimard.fr/Mini-Sites2/Rentree-litteraire-2014/Eric-Reinhardt-L-amour-et-les-forets-Rentree-litteraire-Gallimard-Roman

La Petite Communiste qui ne souriait jamais par Lola Lafon
http://www.actes-sud.fr/catalogue/litterature/la-petite-communiste-qui-ne-souriait-jamais

En finir avec Eddy Bellegueule par Edouard Louis
http://salon-litteraire.com/fr/la-selection/content/1859592-edouard-louis-extrait-de-en-finir-avec-eddy-bellegueule

Le Fils par Philipp Meyer
http://www.babelio.com/livres/Meyer-Le-Fils/619892

Entre les jours par Andrew Porter
http://www.libfly.com/entre-les-jours-france-camus-pichon-andrew-porter-livre-1995257.html

Le Tabac Tresniek par Robert Seethaler
http://www.swediteur.com/titre.php?id=146

Les Grands par Sylvain Prudhomme
http://www.gallimard.fr/Mini-Sites2/Rentree-litteraire-2014/Sylvain-Prudhomme-Les-grands-Rentree-litteraire-Gallimard-Roman

Si le froid est rude par Olivier Benyahya
http://www.actes-sud.fr/catalogue/litterature/si-le-froid-est-rude

La Condition pavillonnaire par Sophie Divry
http://www.lexpress.fr/culture/livre/la-condition-pavillonnaire-une-vie-dans-les-regles_1573248.html

Debout-payé par Gauz

Debout-Payé

Dans le jardin de l’ogre par Leïla Slimani
http://www.gallimard.fr/Mini-Sites2/Rentree-litteraire-2014/Leila-Slimani-Dans-le-jardin-de-l-ogre-Rentree-litteraire-Gallimard-Roman

Tram 83 par Fiston Mwanza Mujila

Tram 83

Notre quelque part par Nii Ayikwei Parkes
http://www.zulma.fr/livre-notre-quelque-part-572086.html

Le Ravissement des innocents par Taiye Selas
http://www.gallimard.fr/Mini-Sites2/Rentree-litteraire-2014/Taiye-Selasi-Le-ravissement-des-innocents-Rentree-litteraire-Gallimard-Roman

Le Complexe d’Eden Bellwether par Benjamin Wood
http://www.lexpress.fr/culture/livre/le-prix-du-roman-fnac-pour-le-complexe-d-eden-bellwether-de-benjamin-wood_1572255.html

Tristesse de la terre par Eric Vuillard
http://www.parismatch.com/Culture/Livres/Eric-Vuillard-flingue-Buffalo-Bill-630434

Le Météorologue par Olivier Rolin
http://www.seuil.com/livre-9782021168884.htm

Amour de pierre par Grazyna Jagielska
http://editionsdesequateurs.fr/aParaitre/oo/AmourDePierre

Après la guerre par Hervé Le Corre
http://www.payot-rivages.net/livre_Apres-la-guerre-Herve-LE-CORRE_ean13_9782743627263.html

Ombres et Soleil par Dominique Sylvain
http://www.viviane-hamy.fr/catalogue/collections/chemins-nocturnes/ombres-et-soleil/article/ombres-et-soleil?lang=fr

Un vent de cendres par Sandrine Collette
http://www.denoel.fr/Catalogue/DENOEL/Sueurs-Froides/Un-vent-de-cendres

Une terre d’ombre par Ron Rash
http://www.seuil.com/livre-9782021089189.htm

911 par Shannon Burke
http://www.sonatine-editions.fr/livres/911.asp

Ne reste que la violence par Malcolm Mackay
http://www.encoredunoir.com/article-ne-reste-que-la-violence-de-malcolm-mackay-124885304.html

Extra pure. Voyage dans l’économie de la cocaïne par Roberto Saviano
http://www.gallimard.fr/Catalogue/GALLIMARD/Hors-serie-Connaissance/Extra-pure

Smart. Enquête sur les internets par Frédéric Martel
http://www.franceinter.fr/oeuvre-smart-enquete-sur-les-internets

Une si jolie petite fille par Gitta Sereny
http://www.liberation.fr/livres/2014/09/10/le-secret-de-l-enfant-meurtrier_1097590

Fouché. Les silences de la pieuvre par Emmanuel de Waresquiel
http://www.tallandier.com/livre-9782847347807.htm

Jules Ferry par Mona Ozouf
http://www.gallimard.fr/Catalogue/GALLIMARD/L-Esprit-de-la-cite/Jules-Ferry

Notre Chanel par Jean Lebrun
http://www.lejdd.fr/Chroniques/Bernard-Pivot/Bernard-Pivot-chronique-le-livre-de-Jean-Lebrun-Notre-Chanel-673813

Le Feu aux poudres. Qui a déclenché la guerre en 1914 ? par Gerd Krumeich
http://www.editions-belin.com/ewb_pages/f/fiche-article-le-feu-aux-poudres-23753.php

La Chute de Rome par Bryan Ward-Perkins
http://www.histoire.presse.fr/livres/rome-assassinee-premeditation-01-03-2014-85990

Dictionnaire amoureux de la Résistance par Gilles Perrault
http://www.decitre.fr/livres/dictionnaire-amoureux-de-la-resistance-9782259218351.html

Et dans l’éternité je ne m’ennuierai pas par Paul Veyne
http://www.albin-michel.fr/Et-dans-l-eternite-je-ne-m-ennuierai-pas-EAN=9782226256881

Un homme amoureux par Karl Ove Knausgaard
http://www.denoel.fr/Catalogue/DENOEL/Denoel-d-ailleurs/Un-homme-amoureux

Les Feux de Saint-Elme par Daniel Cordier
http://www.gallimard.fr/Catalogue/GALLIMARD/Blanche/Les-feux-de-Saint-Elmelibros-viejos-230813

Presentación de Cisterna de Sol, de César Benedicto Callejas

El Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, el Instituto Nacional de Bellas Artes a través de la Coordinación Nacional de Literatura y la Editorial Los Reyes, tienen el gusto de invitarlo a la presentación del libro

 

CISTERNA DE SOL, de César Benedicto Callejas

Participan: Eduardo Luis Feher, David Martín del Campo, Tatiana Nogueira y Daniel Rodríguez Barrón, moderador.

 

SALA MANUEL M. PONCE DEL PALACIO DE BELLAS ARTES

DOMINGO 1º DE JUNIO, 12:00 HORAS

invitacion cisterna de sol cbc

Lea ud. el libro «Cisterna de Sol»

 

Se encuentra ya en librerías Educal, Fondo de Cultura Económica y Gandhi, el libro «Cisterna de Sol, una recreación sobre el arte de leer, sobre el placer de la vida y la vida del placer, sobre nuestra experiencia lectora y sobre todo aquello que ocurre y nos ocurre cuando leemos y enfrentamos la vista a la palabra de los lectores.

Siga ud. la vida del Libro Cisterna de Sol, pronto en más librerías y pronto su presentación.

Muchas gracias!

Mis mejores lecturas de 2012

Para continuar la tradición que sugirió Mayte Collada hace un par de años y como después del que ahora estoy leyendo me propongo leer otro libro de buen tamaño, creo que podemos dar por cerrado el año de lecturas. Este año fue rico en hallazgos y también propicio para llenar algunos huecos de clásicos que se me habían quedado en la mochila de viaje. De la cosecha del año, estos son los mejores frutos. Que los disfruten.

  1. Rivera Letelier. La contadora de Películas. http://www.alfaguara.com/es/libro/la-contadora-de-peliculas/
  2. Gheorghiou. La hora 25.  http://educomunicacioncreativa.wordpress.com/2011/09/15/la-hora-25-novela-1949-de-virgil-gheorghiu-que-puede-hacer-reflexionar-sobre-situaciones-actuales/
  3. Zola. Yo acuso. http://www.letralia.com/39/ar01-039.htm
  4. García Ortega. El comprador de aniversarios. http://elpais.com/diario/2003/05/29/cultura/1054159201_850215.html
  5. Yalom. El día que Nietszche lloró. http://unlibroaldia.blogspot.mx/2010/04/irvin-d-yalom-el-dia-que-nietzsche.html
  6. Dick. El hombre en el castillo. http://www.lecturalia.com/libro/11928/el-hombre-en-el-castillo
  7. Giono.  Un rey sin diversión. http://impedimenta.es/libros.php/un-rey-sin-diversion
  8. Gibson. Neuromante. http://www.ciencia-ficcion.com/opinion/op00508.htm
  9. Enzesberger. Hammerstein o el tesón. http://www.anagrama-ed.es/titulo/PN_778
  10. Binet. HHhH. http://www.revistadeletras.net/laurent-binet-con-hhhh-quise-ofrecer-una-alternativa-a-la-novela-historica/
  11. Soseki. Botchan. http://impedimenta.es/libros.php/botchan
  12. Kis. Enciclopedia de los muertos. http://www.acantilado.es/catalogo/enciclopedia-de-los-muertos-382.htm
  13. Hara. Flores de verano. http://impedimenta.es/libros.php/flores-de-verano
  14. Ibuse. Lluvia negra. http://www.librosdelasteroide.com/lluvia-negra
  15. Davidson. El nazi perfecto. http://www.anagrama-ed.es/titulo/A_436
  16. Riding. Y siguió la fiesta. http://elpais.com/diario/2011/09/28/cultura/1317160804_850215.html
  17. Harris. Patria. http://www.libroerrante.com/blog/archives/33
  18. Houellebecq. El mapa y el territorio. http://www.anagrama-ed.es/titulo/PN_783
  19. Chaves Nogales. La agonía de Francia. http://www.librosdelasteroide.com/-la-agonia-de-francia
  20. Venezia. Inside the gas chamber. http://www.nytimes.com/2012/10/07/books/shlomo-venezia-auschwitz-sonderkommando-and-survivor-dies-at-88.html?_r=0
  21. Fitzgerald. La librería. http://impedimenta.es/libros.php/la-libreria
  22. Neruda. Confieso que he vivido. Memorias. http://www.blogs.imer.gob.mx/enbuscadelcuentoperdido/2010/11/22/de-“confieso-que-he-vivido”-de-pablo-neruda/
  23. Kerr Una investigación filosófica. http://www.difusioncultural.uam.mx/revista/julioago03/gutierrrez.html
  24. Oz. Versos de vida y muerte. http://www.letraslibres.com/revista/libros/versos-de-vida-y-muerte-de-amos-oz
  25. Lem. La investigación. http://impedimenta.es/libros.php/la-investigacion

Los versos de Amos Oz, o la literatura como imaginación

Acosado por vampiros adolescentes, por magos estrafalarios, asesinos súper inteligentes , incontinentes sexuales y dragones atípicos; al lector le gustaría, de vez en cuando enfrentarse con un poco de imaginación lisa y llana, de esa que practicamos cuando vemos a una mujer sola, a la mesa de un restaurante, con una rosa en la mano; de esa que ejercitamos de  inmediato cuando vemos a un hombre con un niño pequeño de la mano esperando el colectivo a las diez de la noche, de esa imaginación simple y cotidiana de la que está hecha la mejor literatura.

Ser excesivo parece fácil, construir mundos mágicos, enormes y lejanos, parece sencillo, no lo es tanto; pero lo que es en verdad difícil, en literatura, es ser coherente. La mentira, para ser creíble, ha de ser, sobre todo coherente, de lo contrario, el lector o el que escucha, despierta del embrujo, cae desde el engaño y todo se vuelve extrañamente paradójico. A nadie – ¿debo decir a casi nadie? -, hay que convencerlo que Hogwarts, el hogar escuela de Harry Potter no existe en ningún mapa y que ciertamente tiene mucho de los viejos internados victorianos magistralmente retratados por Dickens, desde luego que eso no le disminuye ninguna calidad literaria y a mi, en lo muy personal, me hubiera gustado mucho leerlo a los 12 años y no a los 40. Sin embargo, nadie necesita convencer al lector de que la colonia Roma retratada por José Emilio Pacheco en sus Batallas en el Desierto, existe aunque ya no sea la que podemos visitar hoy en día; nadie necesita decirme que hubo una ciudad, aquí mismo donde esto escribo, que fue la Ciudad de México anterior al terremoto de 1985, que es esta y también era otra; nadie me dirá que Mariana no existe porque sí que existe repetida en cientos de mujeres en la accidentada geografía urbana de esta ciudad castigada. Amos Oz, como escritor confeso y desnudo sabe de estas diferencias, por eso, al preguntarse a sí mismo sobre el oficio de escribir, confiesa al iniciar su Versos de vida y muerte, con una frase lapidaria: “Hay respuestas astutas y hay respuestas evasivas. Respuestas sencilla y directas, no.” En literatura no hay nada sencillo, porque nada lo es en el lenguaje y nada lo es en esa transferencia mágica que lleva el pálido retrato de la imaginación, al todavía más tenue y apenas legible de las palabras.

Haga usted un experimento: acuda a un café, armado con un cuaderno (si se puede un poco viejo y ajado mejor), un lápiz, o de preferencia una pluma fuente, ponga cara de circunstancia, como decimos en México, y garabatee lo que se le ocurra en su cuaderno; de vez en cuando, levante la mirada y fíjela sobre algún punto del horizonte, no verá nada especial pero aparente que lo hace, vuelva la mirada al papel y tire unas cinco o seis líneas más, no importa qué ponga en ellas, el resultado estará en otra parte; luego de esas líneas escritas o dibujadas, suspire y tome un sorbo de café; acto seguido – si no fuma es una lástima porque le restará efecto a la escena -, de una calada fuerte al cigarrillo, profundice su cara perpleja y luego de arrojar el humo, escriba un par de líneas y cierre el cuaderno. El resultado: habrá captado la mirada directa o disimulada de todos los que le rodean y no porque piensen que es un escritor consumado y famoso que pasa de incógnito por el Starbucks de la colonia Roma, sino porque escribe y para todos, escribir es un acto mágico.

Mucho se dice que el mago nunca revela sus trucos, tal vez sea cierto. El escritor, cuando revela su truco, debe hacerlo con mayor maestría que cuando lo oculta; si ha de mostrar los andamios de su trabajo, so pena de no ser creíble, de parecer estúpido o descuidado, deberá mostrarlos con tal perfección que el lector sienta estar en presencia no de la estructura ni del cimiento, sino de la obra en su etapa terminada; ha de ser confesión, de ningún modo impudicia y menos producto del olvido de la simulación. Así, cuando Amos Oz confiesa las fuentes de su literatura, sus pulsaciones internas, lo hace exhibiendo una maestría contundente, revelando sus fuentes y engañando a su lector, una vez más, para hacerlo seguir, a quien vagamente suponemos que es él mismo, en una noche de anécdota simple, pero narrada del mejor modo literario. Oz se enfrenta al espejo para cuestionar su tarea literaria y su actitud de escritor, pero del mismo modo en que Perseo otea a la Medusa, a través del reflejo, Oz se mira a través de su personaje y nosotros nos quedamos confundidos, en esa casa de espejos, sin saber, bien a bien, a quién estamos mirando. Eso es precisamente la literatura, imaginación en estado impuro, contaminado de realidad, de deseos y de olvidos, de circunstancias y frustaciones; nunca carente de intensión, nunca falta de sentido.

«Por qué has venido aquí esta tarde, se pregunta el autor, qué hay aquí, tu sitio está ahora en casa, junto a tu mesa, o tirado de espaldas en la alfombra descifrando formas en el techo. ¿Qué demonio maligno te empuja un ay otra vez a corretear entre congregaciones de este tipo? En vez de estar aquí, podrías estar escuchando en el silencio de tu habitación la Cantata 106, la llamada Actus Tragicus, por ejemplo. O podrías haber sido ingeniero y trazar vías férreas en difíciles zonas montañosas, tal y como cuando siendo niño soñabas ser de mayor (cuando su padre era secretario de la embajada de Bogotá, el autor que por entonces tenía doce años, visitó la región montañosa por donde serpenteaba el tren endeble entre precipicios vertiginosos, y aquel viaje continúa aún en sus sueños nocturnos). Y además: ¿por qué escribes? ¿Para quién? ¿Cuál es tu mensaje, si es que lo tienes? ¿Qué función cumplen tus relatos y para quién son provechosos? ¿Cuáles son tus respuestas a las cuestiones fundamentales, o al  menos, a algunas de ellas?»

A fin de cuentas, con el tiempo y el oficio, el escritor se vuelve asimismo un personaje; su personaje; el que encarna al otro que escribe, mientras nosotros miramos cómo lo hace con la desesperación tan humana de preferir vivir a narrar lo que otros, por muy inexistentes que sean, han vivido. Nadie que lo haga de verdad, escribe por negocio o divertimento, lo hace por necesidad. El que de verdad escribe, lo hace porque necesita saldar cuentas con su propio personaje, extraer de él toda las experiencias que no podrá vivir, lo mismo habitar en Hogwarts, que volver a recorrer la Colonia Roma de los años cuarenta; lo mismo enamorándose de un vampiro inverosímil, que huyendo del Afganistán de los talibanes. A fin de cuentas, el escritor habrá de apagar la computadora, deberá en algún momento cerrar el cuaderno y echar el capuchón a la pluma; deberá ir por la mañana a comprar el periódico, o levantarse a las tres de la mañana precisas, cuando su hijo le pida un biberón más de leche; él, el demiurgo, el creador, el que puede hacer que una mujer llore de placer o un hombre se pegue un tiro de pura tristeza, deberá maldecir por la mañana porque la llanta del auto está tan baja que sea imposible utilizarlo y, sin embargo, llegado el momento, volverá a enfrentarse al monstruo de la hoja blanca, olvidará sus pequeñas miserias humanas, y sacando de la nada el mundo tratará de escribir una página; si lo logra, habrá conquistado el pan del día y habrá puesto fronteras al gris cotidiano de la existencia; si fracasa, volverá a intentarlo una y mil veces hasta que la imagen que había imaginado, se parezca, acaso un poco, a la que ha logrado poner en letras. De ahí, pues, que la excentricidad de Wilde, el arrojo de Hemingway, la dulzura de García Lorca, el savoir vivre de Alfonso Reyes o la elegancia natural de Carlos Fuentes, sean parte de su literatura y de ese personaje que se labraron a punta de pluma y de golpes de máquina de escribir. Amos Oz retrata con sutileza ese personaje mítico, de nuevo, a través de la mirada de otro:

«Por el camino intentará resarcirla, por lo que apenas ha ocurrido, de modo que le contará algunas historias entretenidas: por ejemplo, la historia de una mujer que llamó una vez a su puerta, una mujer de baja estatura, espaldas anchas, gruesas gafas y traje pantalón ceñido con rayas de cebra verdes y blancas, llevaba agarrado del brazo casi con violencia a un niño de unos nueve años que no dejaba de tirar con disimulo y de liberarse de la mano de su madre, señor, perdóneme por llamar así y molestarle, la verdad es que no nos conocemos mucho, es decir, a usted por supuesto le conoce todo el mundo pero nosotros no, vamos, Sagivi, qué te pasa, ¿no le vas a dar lo buenos días al famoso escritor? La verdad es que no queremos molestar, es solo medio minuto, soy una gran experta en dietas, hace mucho años tuve la oportunidad de hablar una vez durante unos instantes en la tienda de ultramarinos con la famosa señora Lea Goldberg, pero Sagivi aún no ha visto a un escritor vivo. Es muy importante para él ver a un escritor, por que algún día, cuando sea mayor, será un escritor o un poeta muy conocido. ¿Sagivi? ¿Vamos? Dile ahora nuestro escritor algo original y bonito. ¿No? ¿Qué te pasa? Te has preparado muy bien en casa. Hasta lo hemos repasado juntos de memoria. Entonces. ¿porqué ahora te da vergüenza del señor escritor? No hay que tener vergüenza. Los escritores son quienes mejor comprende nuestra alma. ¿No es cierto? Pero, perdone, de verdad no queremos molestar, enseguida nos vamos, tan solo permítanos dejarle este sobre y esperaremos pacientemente a que nos escriba una carta. Díganos lo que de verdad opina de las obras de Sagivi. ¿Qué es lo que debe corregir? ¿Sus ideas tal vez? ¿O su ortografía? ¿Tal vez el estilo? ¿O acaso le convendría escribir sobre temas más prácticos? ¿Y dónde podríamos publicar? Vamos, Sagivi, ¿qué te ocurre? ¡Di algo de una vez! ¡Estúpido niño! Perdone, señor, ¿podría al menos escribirnos por favor una recomendación? ¿O darnos una referencia? ¡Con una buena recomendación suya, en todas partes accederían a publicarnos!»

El escritor, aún el que no hace narrativa, vive atormentado por su imaginación. La teme y la venera como a una amante celosa; a veces, sin éxito, la repudia temiendo que al imaginar frustre sus propias profecías o, lo que resulta peor, se conviertan en realidades que en el fondo no desea. Decía Santa Teresa de Ávila, en una frase que luego recobraría Truman Capote, que “hay más lágrimas derramadas por las plegarias atendidas que por las que no han sido escuchadas”; el escritor continuamente disecciona el mundo, imagina sin quererlo ni comerlo, supone la conversación del chico que está en el teléfono público de la esquina; apuesta contra el destino, quién es el que está por llegar a la mesa de junto en el restaurante. Está inconforme con su realidad y tiene que generarle apéndices por todos lados; de todos ellos, tan sólo unos pocos, poquísimos, habrán de sobrevivir en su memoria y de entre esos, todavía menos se convertirán en literatura. Hay un mar de distancia entre la imaginación y la creatividad y todavía otro entre la creatividad y el arte. Sin embargo, si los personajes o las circunstancias, si el imaginario no está anclado de algún modo en la experiencia, entonces sonará falso o sus líneas aparecerán veladas y difuminadas, irreales; el escritor, lo demuestra Oz, debe atacar la realidad con uñas y dientes, sin piedad ni remordimiento, tan sólo para extraer ese mínimo diminuto de material literario, habrá de extraer el símbolo del rubor de la chica a la que se ha dicho un piropo; de trocar en palabras la rabieta del niño o el furor del adolescente; deberá proceder con sensibilidad, pero sobre todo con esfuerzo, para discernir entre la simple imagen y el drama que rodea al más insignificante accidente de tránsito. No podrá olvidar, nunca, que está mintiendo, que está diciendo lo que sus ojos no vieron, pero todo a partir de la enorme paradoja de construirlo sólo desde aquello que sus ojos, en efecto, presenciaron.

En algún momento de su novela, Versos de amor y muerte, Oz imagina que su personaje imagina la conquista, patética y gloriosa, de una mujer poco atractiva; ella, cuando él le sugiere acompañarla hasta la puerta de su casa, miente diciendo que no podrá invitarlo a pasar porque no hay cortinas; las cortinas están ahí, ella no sabe porqué ha mentido y, al descubrirse avergonzada, piensa y el autor convierte en literatura toda esa corriente de humanidad que se esconde en un personaje humano e imaginario al mismo tiempo:

«Y entonces le entrará un ataque de pánico mezclado con una pizca de vergüenza y bochorno: las cortinas no están en la lavandería, están en su sitio y, además, ¿a qué viene eso de las cortinas? ¿ A qué viene decirle que esta noche no se está muy bien en mi casa? Y soy tan lista que encima digo que los vecinos pueden verlo todo. ¿Qué conclusión puede sacar de eso? ¿Es que me he vuelto loca de remate? ¿Qué pensará que estoy pensando? Él no se ha ofrecido a entrar, tan solo ha sugerido acompañarme por las escaleras hasta la puerta y como mucho permanecer a mi lado mientras abro para asegurarse de que la llave no se ha perdido, no se tasca o se rompe en la cerradura. Y yo me he inventado una mentira para que no entre. Pese a que él ni se le ha ocurrido entrar. Y encima le he dicho que no hay persianas, y que los vecinos… Acaso no puede deducir que de hecho le estaba insinuando que si hubiese persianas o cortinas… Pero ¿y si de hecho si tenía intensión de dejarme entre ver sutilmente que quería que le invitase a entrar, a charlar un rato más, o tomar algo? En tal caso, ¿no es cierto que nada más entrar podrá ver que las cortinas están en su sitio? ¿qué no se han llevado a ninguna lavandería? ¿y entonces? ¿No se dará cuenta enseguida de que simplemente le he mentido sin ningún motivo? ¿Dónde podré meter la cabeza?»

Por otra parte, el escritor, para conquistar la satisfacción de leer sus propias palabras con un mínimo de decoro, con la gloria pasajera y efímera de haber logrado la frase que anhelaba, deberá enfrentar el paso del tiempo y la inamovilidad del mundo. El mundo estará ahí, como siempre, absolutamente fiel a sí mismo y, sin embargo, eternamente quieto en si mismo, su movimiento aparente no es sino el resultado de incontables repeticiones; uno se para en la esquina de Madero, justo frente al Zócalo y en diez minutos habrá visto pasar miles de personas, podrá parecerle una maravilla, lo sería menos si nos diéramos cuenta en ese instante que de todas ellas la gran mayoría están cubriendo su rutina cotidiana; nos asombra la primavera con sus colores y, desde hace miles de miles de años y hasta dentro de otros tantos, los repetirá con incesante hastío; porque lo que vemos en realidad no es el mundo, sino la interpretación que hemos logrado gracias al arte y a la literatura; lo decía Wilde, “Londres no tenía niebla hasta que Whistler la pintó”. Ese es el trabajo del escritor, dotar de vida y sentido a lo que no lo tiene por sí mismo, al mismo tiempo, otra gran paradoja, debe disecar el mundo y atraparlo entre las páginas del libro para robarles la vida y convertirlos en escenas estáticas para siempre; hasta la eternidad, hasta que quede el último ejemplar, don Quijote atacará los molinos; el escritor habrá dado vida a lo muerto y en el mismo acto, habrá matado lo vivo para hacerlo retrato:

«Pero ¿por qué escribir sobre algo que también existe sin ti? ¿para qué describir con palabras lo que no son palabras? Así mismo, ¿qué función desempeñan tus relatos, si es que desempeñan alguna? ¿a quién le resultan útiles? ¿quién necesita, si me permites la pregunta tus manidas fantasías sobre cansinos asuntos de cama con camareras frustradas, sobre recitadoras solteras que viven con su gato, sobre damas de honor de la reina de los mares de Eilat de hace veinte años? A pesar de todo ¿serás tan amable de explicarnos, resumiendo, con tus palabras, lo que el autor pretende decir en este texto? Se siente completamente avergonzado por mirar a todos desde lejos, de reojo, como si existiese solo para que él los utilice en sus relatos. Y esa vergüenza acarrea también una angustiosa pena por ser siempre un extraño, por su incapacidad para tocar y ser tocado, porque lleva toda la vida con la cabeza metida en la anticuada máquina de fotos. Como la mujer de Lot: para escribir debes mirar hacia atrás. Y así tu mirada te convierte a ti y los convierte a ellos en estatuas de sal.»

Amos Oz aparece así como el escritor que aparenta estar desnudo pero que en realidad está recatadamente vestido; lanza una cortina de humo para que podamos entrever el mecanismo de su laboratorio literario, pero sobre todo, acierta y con precisión, convirtiendo en literatura el cotidiano completo del hombre común, es decir, de cada uno de nosotros.

Imagginación

Meditación Divertida con Maggie

Disappearing Thoughts

clicks and clips

Tablaturas de mis pasos

Unas cuantas palabras y fotos para los lugares que me hacen feliz.

NOUS LES FEMMES

Aller au delà de nos limites à travers le monde. J'en suis capable, pourquoi pas toi? Pourquoi pas nous? Ensemble nous sommes invincibles "Je suis femme and i can".

Rosie Blog

A garden of wild thoughts. Feeling thoughts and dilemmas

Un Loco Anda Suelto

Entra en mi mente...déjame entrar en la tuya...

umaverma12

Inner-peace is necessary to overcome of all the pain.

El Rincón de Suenminoe

En el soñador vida y sueño coinciden

La poesía, eso decían

Como plasmar la idea natural.

Cynthia Briones

Letras en el mar.

Polisemia Revista cultural

En cada edición proponemos una palabra para indagar sus posibles significados desde distintas áreas.

www.casasgredos.com

Alojamientos rurales en Avila y Provincia. Tlf.920206204/ 685886664

A %d blogueros les gusta esto: