La lista tonta de los jueves: La pintura

La lista tonta de los jueves ofrece un diálogo entre artes, de la plástica a la novela. 20 libros que nos harán ver el arte desde otro punto de vista:

Lujuria de vivir. Irving Stone.
https://www.itsup.edu.ec/library/index.php?page=13&id=29012&db=0

El secreto de Picasso. Francesc Miralles.
http://librosquehayqueleer-laky.blogspot.com/2011/12/el-secreto-de-picasso-francesc-miralles.html

La joven de la perla. Tracy Chevalier.
https://millibrosenmibiblioteca.blogspot.com/2018/11/la-joven-de-la-perla-de-tracy-chevalier.html

El enigma de Goya. Manuel Ayllón.
http://www.manuelayllon.es/book/el-enigma-de-goya

El pintor de Flandes. Rosa Ribas.
https://www.rosa-ribas.com/obra/novelas/el-pintor-de-flandes/

La sonrisa de la Gioconda. Aldous Huxley.
https://leersinprisa.com/la-sonrisa-de-la-gioconda-de-aldous/

El jilguero. Donna Tart.
https://wmagazin.com/relatos/el-jilguero-de-donna-tartt-la-novela-que-acompana-a-yanina-rosenberg/

El pintor de batallas. Arturo Pérez-Reverte.
https://www.perezreverte.com/libro/35/el-pintor-de-batallas/

La librería del callejón. Manuel Hurtado Marjalizo.
https://www.esferalibros.com/libros/la-libreria-del-callejon/

El secreto de los flamencos. Federico Andahazi.
http://www.andahazi.com/libros_el_secreto_de_los_flamencos_resena.html

Gala-Dalí. Carmen Domingo.
https://www.libertaddigital.com/cultura/libros/2016-06-15/libro-gala-dali-carmen-domingo-1276576211/

El pintor de sombras. Esteban Martín.
https://steemit.com/spanish/@manueldelgado/el-pintor-de-sombras-esteban-martin-un-libro-muy-interesante-recomendacion

Volavérunt. Antonio Larreta.
http://unlibroaldia.blogspot.com/2018/03/antonio-larreta-volaverunt.html

El espejo negro. Alfonso Domingo.
https://www.todoliteratura.es/noticia/1024/criticas/el-espejo-negro-de-alfonso-domingo.html

El hombre de mis sueños. Doris Dörrie.
https://www.epdlp.com/director.php?id=5055

La tabla de Flandes. Arturo Pérez-Reverte.
http://www.perezreverte.com/libro/55/la-tabla-de-flandes/

El enigma Vermeer. Blue Balliett.
http://www.eltemplodelasmilpuertas.com/critica/enigma-vermeer/1260/

Sakura. Matilde Asensi.
https://matildeasensi.net/libro/sakura/

Las pinturas desaparecidas. Gauke Andriesse.
https://www.goodreads.com/book/show/8566337-las-pinturas-desaparecidas

La tempestad. Juan Manuel de Prada.
https://www.planetadelibros.com/libro-la-tempestad/8782

La vida en tiempos del COVID. Hermosa papelería ecológica

Pedidos con Felipe de Jesús Pérez Coronel al WhatsApp: 5534484271.

Entrega a domicilio con todas las medidas sanitarias.

98504904_264279294765603_8161585752539398144_n

102408628_257918458877000_1912925071385513548_n

103366757_304844644010124_5686766106325456693_n

81,000 veces: Gracias!

Para nuestros amigos y lectores, como siempre, la palabra luminosa de la ofrenda: ¡Gracias! Por su compañía, lectura, diálogo y amistad hemos superado las 81,000 visitas; siguiendo nuestra tradición, ofrecemos una imagen original para su uso y disfrute. Se agradecerá citar la fuente.

Copia de DSC_0206.jpeg

El rincón de la Bibliografía: André Malraux

El rincón de la bibliografía en Cisterna de Sol rinde homenaje a André Malraux en su aniversario luctuoso

En su aniversario luctuoso, ofrecemos la bibliografía de André Malraux; algunas notas y guías sobres sus libros, aunque tradicionalmente lo hacemos en orden cronológico de publicación, en esta ocasión y toda vez que no toda la obra de Malraux está traducida al español, hemos optado por poner primero las obras en traducción castellana. Que ustedes lo disfruten:

La reina de Saba

https://www.planetadelibros.com/libro-la-reina-de-saba/272873

La condición humana

https://www.letraslibres.com/mexico-espana/la-condicion-humana-andre-malraux

El museo imaginario

https://www.catedra.com/libro.php?codigo_comercial=160076

La tentación de Occidente

https://www.proceso.com.mx/2425/malraux-o-la-tentacion-de-occidente

L’Espoir, Sierra de Teruel

http://www.brigadasinternacionales.uclm.es/documento/espoir-la-sierra-de-teruel/

Extractos de la película

El demonio del absoluto

https://www.elcultural.com/revista/letras/El-demonio-del-absoluto/24956

Los nogales de Altenburg

http://libreriaelextranjero.com/los-nogales-del-altenburg-de-andre-malraux/

La vía real

http://www.lecturalia.com/libro/27190/la-via-real

Los conquistadores

http://clubdelectura.cl/los-conquistadores-de-andre-malraux/

Oraciones fúnebres

https://www.revistadelibros.com/articulos/andre-malraux-oraciones-funebres

Vida de Napoleón

http://www.sopadelibros.com/book/vida-de-napoleon-andre-malroux

Goya

https://www.nexos.com.mx/?p=9141

Royaume Farfélu

http://nathalie.diaz.pagesperso-orange.fr/bejart/malrauxoulametamorphose/indexmalrx.html

Le temps de mépris

https://artsrtlettres.ning.com/profiles/blogs/l-humanisme-en-marche-le-temps-du-mepris-de-malraux

La lutte avec L’Ange

https://www.gallimardmontreal.com/catalogue/livre/andre-malraux-ou-la-lutte-avec-l-ange-cardinal-claude-9782895076193

Esquisse d´une Psychologie du Cinéma

https://journals.openedition.org/1895/5020

La Psychologie de l´Art.

http://www.contreeslointaines.fr/rarissime/rare-3-volumes-psychologie-de-lart-andre-malraux/

La voix du silence

https://www.universalis.fr/encyclopedie/les-voix-du-silence/

Le Miroir des Limbes

http://www.gallimard.fr/Catalogue/GALLIMARD/Folio/Folio/Le-Miroir-des-Limbes

Lettres choisies

http://www.gallimard.fr/Catalogue/GALLIMARD/Folio/Folio/Lettres-choisies

72,000 veces, Gracias!

Como es costumbre, al rebasar las mil visitas, ahora sumando las 72,000; obsequiamos a nuestros amigos y lectores, además de la palabra luminosa de la ofrenda: Gracias; con una imagen original para su uso y disfrute. Se agradece citar la fuente.

Copia de DSC_0500.JPG

El libro nuestro de cada martes: El libro de los libros de Quint Buchholz

El libro es una rara conjunción de belleza con expresión y utilidad; libros los hay de muchas cataduras y más finalidades; de vez en cuando se apetece un libro hecho de hermosura como materia prima; hace algunos años a Quint Buchholz, artista alemán de sutil trazo y genial color, se le ocurrió la peregrina idea de enviar algunos de sus dibujos sobre libros a algunos escritores y pedirles que escribieran un pequeño texto; entre otros, Jostein Gaarder, Eduardo Mendoza, W.G.Sebald, George Steiner, Ana María Matute, Amos Oz, Cees Nooteboom, Carmen Martínez Gaite, Charles Simic, David Grossman, Juan Marsé, Ana María Moix, Orhan Pamuk, Antonio Tabucchi, Michel Tournier, Susan Sontag, Milan Kundera y Javier Marías, respondieron a su llamado y ofrecieron textos afines al dibujo. El resultado es espectacular, no sólo por su belleza que es ya mucho, sino por el hermoso contrapunto entre la imagen y la palabra.

Un libro para soñar y disfrutar que, en los tiempos que corren es una ventaja gigantesca.

http://www.revistadelibros.com/articulos/quint-buchholzel-libro-de-los-libros

Sobre la obra de Buchholz:

Startseite

Tres conferencias sobre propiedad intelectual

La Facultad de Derecho de la Universidad Nacional Autónoma de México, mi casa; me pide dictar un par de pláticas en el marco del seminario, con opción a titulación, «La empresa y la propiedad intelectual», me ha correspondido el tema introductorio. A fin de platicar nuestra visión de este tema, si es de su interés, disponga del material que aquí se ofrece, son los guiones de las conferencias. Puede usarlo libremente con el único límite de citar la fuente y, si puede, informarnos cuando lo haya citado. Muchas gracias

da origen y perspectiva

autor nuevas tecnologias

panorama patentes conferencia

Lee «La mentalidad soviética», de Isaiah Berlin. Lea ud. «Del asesinato considerado como una de las bellas artes», de Thomas de Quincey

Una de las más grandes joyas del humor negro, se requiere humor del mismo calado y un hígado a buena prueba. Sin embargo, se encontrará no sólo con sonrisas socarronas, una lógica impecable y una prosa exquisita, hallará también motivos para pensar en la autonomía de la estética frente a la moral.

Sírvase de nuestro fraseario

Comenzaré por S. T. C. Una noche, hace muchos años, tomaba té con él en Berners Street (que, dicho sea de paso, aunque es una calle muy corta, ha sido extraordinariamente fecunda en hombres de genio).

El incendio era en la calle de Oxford, en el taller de un fabricante de pianos, v, como prometía ser una conflagración de mérito, lamenté que mis compromisos me obligaran a dejar al Sr. Coleridge antes de que sobreviniera la crisis. Días más tarde, al encontrarme con mi platónico anfitrión, le recordé el caso pidiéndole por favor que me contase cómo había terminado el prometedor espectáculo. «¡Oh, señor!» —me respondió—, «resultó tan malo a fin de cuentas que todos lo condenamos por unanimidad.» Ahora bien, ¿acaso se puede pensar que el Sr. Coleridge —que aunque demasiado grueso para la virtud activa es, sin embargo, un buen cristiano— que este amable S. T. C., digo, sea un incendiario o tan siquiera capaz de desear el mal a un pobre hombre y a sus pianos (muchos de ellos, sin duda, provistos de teclados adicionales)? Por el contrario, lo conozco bien y apostaría mi cabeza a que, en caso de necesidad, arrimaría el hombro a la bomba de incendios, aunque en vista de su gordura no debiera someter su virtud a tales pruebas de fuego. Tratemos de comprender la situación. Lo que se requería en este caso no eran pruebas de virtud. Al llegar los bomberos, toda moralidad quedaba a cargo exclusivo de la empresa de seguros. El Sr. Coleridge tenía, pues, pleno derecho a darse gusto. Había dejado su té. ¿No recibiría nada en cambio?

 

«Se creía» —observa— «que Caín dejó en el sitio (como suele decirse) a su hermano atacándolo con una piedra enorme; Milton acepta esta versión pero añade una gran herida». En este lugar fue adición muy atinada pues lo rudo del arma, a menos que la levante y enriquezca un colorido cálido y sanguinario, revela con exceso la falta de adorno de la escuela salvaje, como si Polifemo hubiese cometido el crimen sin ninguna ciencia, ni premeditación, ni nada que no fuese un hueso de carnero.

 

Harte entre otros, dudan del asesinato del rey de Suecia; pero se equivocan: sí fue asesinado y, a mi juicio, el crimen es único por su excelencia, pues el rey cayó al mediodía y en medio del campo de batalla, original concepción que no se repite en ninguna otra obra de arte que yo recuerde. La idea de un asesinato secreto por razones privadas, inserto en un pequeño paréntesis en la gran escena de matanza del campo de batalla, evoca el sutil artificio de Hamlet, en el que hay una tragedia dentro de una tragedia.

 

Tal vez, caballeros, crean ustedes que, siguiendo el ejemplo del discurso de César a su pobre barquero: «Caesarem vehis et fortunas eius»— M. Descartes no tenía sino que decir: «Perros, no podéis cortarme la garganta, pues lleváis a Descartes y a su filosofía», después de lo cual ya podía desafiarlos a que hicieran lo que se les antojase. Un emperador alemán tuvo la misma idea una vez que le aconsejaron se retirase de la línea de fuego. «¡Vamos, hombre!» —respondió—. «¿Cuándo has oído que una bala de cañón haya matado a un emperador?».

 

Hobbes no fue asesinado, nunca he logrado comprender por qué ni en virtud de qué principio. Esta es una omisión capital de los profesionales del siglo diecisiete, pues a todas luces se trata de un espléndido sujeto para el asesinato, salvo que era flaco y huesudo; por lo demás, puedo probar que tenía dinero y (lo cual es muy cómico) carecía de todo derecho a oponer la menor resistencia ya que, conforme a su propia tesis, el poder irresistible crea la más elevada especie de derecho, de modo que constituye rebelión, y de las más negras, el resistirse a ser asesinado cuando ante nosotros aparece una fuerza competente.

 

Ahora bien, es innegable que el hombre merecía una paliza por haber escrito el Leviathán y otras dos o tres por perpetrar un pentámetro que acaba tan villanamente en «terror ubique aderat», pero nadie pensó nunca que fuese digno de algo más que una paliza.

 

Al dar con una persona tan famosa, lo menos que podía hacer un turista en busca de lo pintoresco era presentarse en su calidad de majadero.

 

Kant llegó a la hora exacta, puntual como un coche de correo. De no mediar un accidente era hombre muerto. El accidente estuvo en el carácter escrupuloso y, como diría la señora Quickley, quisquilloso de la moralidad del asesino. Un viejo profesor, se dijo, estará abrumado de pecados. No así un niño. Pensando en esto se alejó de Kant en el momento crítico y poco después dio muerte a una criatura de cinco años. Tal es al menos la versión alemana de los acontecimientos. Mi opinión es que el asesino era un aficionado que comprendió lo poco que ganaría la causa del buen gusto con el asesinato de un metafísico viejo, árido y adusto que no le daría ninguna oportunidad de lucimiento, puesto que no era posible que, una vez muerto, se pareciese más a una momia de lo que ya se parecía en vida.

 

Primacía del Derecho Moral de Autor

Lea ud. Primacía del Derecho Moral de Autor, en la edición digital de la Revista Mexicana del Derecho de Autor. Aprecie ud. el esfuerzo de divulgación y promoción de la cultura del derecho de autor que realiza el INDAUTOR.

Visite ud.

Haz clic para acceder a RMDA2.pdf

Imagginación

Meditación Divertida con Maggie

Disappearing Thoughts

clicks and clips

Tablaturas de mis pasos

Unas cuantas palabras y fotos para los lugares que me hacen feliz.

NOUS LES FEMMES

Aller au delà de nos limites à travers le monde. J'en suis capable, pourquoi pas toi? Pourquoi pas nous? Ensemble nous sommes invincibles "Je suis femme and i can".

Rosie Blog

A garden of wild thoughts. Feeling thoughts and dilemmas

Un Loco Anda Suelto

Entra en mi mente...déjame entrar en la tuya...

umaverma12

Inner-peace is necessary to overcome of all the pain.

El Rincón de Suenminoe

En el soñador vida y sueño coinciden

La poesía, eso decían

Como plasmar la idea natural.

Cynthia Briones

Letras en el mar.

Polisemia Revista cultural

En cada edición proponemos una palabra para indagar sus posibles significados desde distintas áreas.

www.casasgredos.com

Alojamientos rurales en Avila y Provincia. Tlf.920206204/ 685886664

A %d blogueros les gusta esto: