El libro nuestro de cada martes: Quizás en otro lugar de Amos Oz

 

La vida del lector es la del viajero que va encontrando amigos que no volverá a ver jamás, de los que guarda gratos recuerdos y que lleva siempre consigo e su corazón; también es la del viajero que se encuentra con otras amistades, luego de largo tiempo, en las ciudades más ignotas e inimaginables; pero a diferencia del viajero común, el lector se transporta tanto en el tiempo como en el espacio. Al abrir las páginas de Quizas en otro lugar, me he encontrado con el Amos z de hace muchas décadas, se trata de su primer novela y encuentro en él el sueño prístino de un Israel que ya no existe escrito por un autor que se ha marchado.

Lector asiduo, recurrente y agradecido de Amos Oz, encontrar la reedición de su primer novela es todo un hallazgo, es una novela sincera, ilusionada que narra la historia de la vida en un Kibbutz cerca de Jordania, en aquella época heroica e inocente de la redención de la tierra y de la reconstrucción de Eretz Israel; de un autor que se lanza a la construcción también de su propio mundo narrativo y en el que se aprecian tanto los rasgos que lo acompañaran toda la vida, pero también que está exento del dolor que fue acumulando a lo largo de las décadas.

Me encuentro con esos personajes perfectamente dibujados, me imagino un Israel que ya no pude conocer y a un autor que conozco, que quiero y que siempre llevo conmigo.

Algo más sobre el libro:

https://www.siruela.com/catalogo.php?id_libro=2745

Una pequeña semblanza de Amos Oz

 

El libro nuestro de cada martes: «Asesinato en el Kibbutz», de Batya Gur

La novela policíaca es uno de los géneros que una buena parte de los lectores considera menores; en realidad, se trata de un modelo rico en emociones, un reto intelectual y también con un alto contenido que garantiza el goce del misterio y de la lectura lúdica. Grandes escritores fueron adictos al género: Alfonso Reyes tenía una bien provista colección, a Borges lo apasionaban, para Truman Capote constituía una lectura obligada; en Francia, la literatura de crónica judicial, hermanada a la novela policíaca es una lectura socialmente aceptada y hasta tradicional.

Aunque estamos habituados a la literatura policíaca norteamericana, con magníficos exponentes como Dashiell Hammett o Raymond Chandler, se le puede seguir la pista hasta Edgar Allan Poe; o a la escuela británica de altos vuelos como la indiscutible reina Agatha Christie o a los iconos como Sherlock Holmes; hay nuevas voces que entran en nuestras librerías, la novela policíaca nórdica que obtuvo carta de convivencia entre nosotros con Larsson y su trilogía Millennium y otras más que hay que considerar, entre ellas la de la israelí Batya Gur.

Batya Gur escribió un tipo peculiar de novela policíaca en la que destaca no sólo el canon – el policía inteligente, el criminal astuto y la abundancia de pistas falsas – sino que añade una profunda crítica social sobre su país y su gobierno. En «Asesinato en el Kibbutz», ataca el tema de la transformación de los kibbutzim en la época contemporánea y en la mitología de la unidad de la sociedad israelí y su conflicto con la modernidad.

Sin duda, adentrarse en las páginas de Batya Gur es entrar en el complejo mundo de la sociedad israelí, pero también en la inteligencia de un detective que como Poirot, se basa más en su inteligencia y capacidad de deducción que en las evidencias materiales.

http://www.siruela.com/catalogo.php?id_libro=1844

El libro nuestro de cada martes: «La tercera condición», de Amos Oz

Una de las señales de la madurez o mejor dicho, del rastro de los tiempos, es darse cuenta del momento histórico que a uno le ha correspondido vivir; para quienes nacimos en los primeros años de la década de 1970, tenemos conciencia de que nacimos en un momento llamado Guerra Fría; para nosotros el mundo estaba dividido por mitades, había buenos y malos y todo ello tenía una claridad meridiana y esas características, desde luego, estaban matizadas por la familia en la que uno se formaba. Para nosotros, Israel era la tierra de los Kibbutz, de los sobrevivientes del Holocausto y de los colonos que habían logrado hacer fértil el desierto. Los tiempos han cambiado pero, para algunos, la conciencia del cambio del mundo que fue y la mayor serenidad sobre la perspectiva del que será, es parte de nuestro ser en el mundo. Amos Oz es el gran cronista de la transformación de Israel, testigo y protagonista comprometido tanto con la vida de su pueblo como con la paz con árabes y con el mundo. La tercera condición es una reflexión novelada sobre la conciencia de la vida en la historia y sobre la aspiración por la paz y la convivencia. El testimonio del hombre, que con otros, quiere la paz y la quiere ahora, como recordamos muchos que alguna vez oímos el mítico llamado de su movimiento «Shalom Ajshav», Paz Ahora.

http://brightmansattic.blogspot.mx/2011/11/la-tercera-condicion-amos-oz.html

Imagginación

Meditación Divertida con Maggie

Disappearing Thoughts

clicks and clips

Tablaturas de mis pasos

Unas cuantas palabras y fotos para los lugares que me hacen feliz.

NOUS LES FEMMES

Aller au delà de nos limites à travers le monde. J'en suis capable, pourquoi pas toi? Pourquoi pas nous? Ensemble nous sommes invincibles "Je suis femme and i can".

Rosie Blog

A garden of wild thoughts. Feeling thoughts and dilemmas

Un Loco Anda Suelto

Entra en mi mente...déjame entrar en la tuya...

umaverma12

Inner-peace is necessary to overcome of all the pain.

El Rincón de Suenminoe

En el soñador vida y sueño coinciden

La poesía, eso decían

Como plasmar la idea natural.

Cynthia Briones

Letras en el mar.

Polisemia Revista cultural

En cada edición proponemos una palabra para indagar sus posibles significados desde distintas áreas.

www.casasgredos.com

Alojamientos rurales en Avila y Provincia. Tlf.920206204/ 685886664

A %d blogueros les gusta esto: