Las citas de los viernes: La penúltima vez que fui hombre bala, de Etgar Keret. Ed. Sexto Piso

Para abrir el fin de semana, nada como estas diminutas joyas de una pequeña obra maestra de Etgar Keret, hermosa edición de Sexto Piso.

-Nunca me han lanzado desde un cañón-le dije, dándole otra calada al cigarro.
-Sí que lo han hecho -replicó Ijo–, cuando tu ex te dejó, cuando tu hijo te soltó que no quería volver a verte más eres un cero a la izquierda, y cuando se escapó el gordinflón de tu gato. Y además comprenderás que para ser hombre bala no tienes que ser ni ágil, ni rápido, ni fuerte, sino ser lo suficientemente desgraciado y estar solo.

Mi amigo Tod me pide que le escriba un cuento que le ayude llevarse a las chicas a la cama.

-Nadie te ha pedido que escribieras un cuento bueno -se enfada Tod-. Lo único que yo quería es que escribieras un cuento que me ayude. Que le ayude a tu amigo a enfrentarse a un problema real. Si te hubiera pedido que donaras sangre para salvarme la vida, ¿te habrías puesto, en vez de eso, a escribir un cuento muy bueno y a llorar mientras lo lees en mi entierro?

-Se me olvidó, por un momento, que escribes en serio, con símiles, con profundidad y todo eso. En mi mente todo era mucho más fácil, más agradable. Ninguna obra maestra. Un cuento mucho más ligero. Algo que empezara con algo así como «Mi amigo Tod me pide que le escriba un cuento que le ayude a llevarse a las chicas a la cama», y que terminara con cualquier broma posmoderna impactante. Ya sabes, sin sentido, pero no sólo sin sentido, sino algo irracionalmente sexi. Misterioso

La conversación es como un túnel que excavas con paciencia con una cucharilla en el suelo de la cárcel. Tiene un propósito: sacarte de donde te encuentres en ese momento. Y, cuando excavas un túnel, al otro lado siempre te espera un destino: la empatía que te lleva hasta el sexo, la intimidad masculina combina a la perfección con una botella de whisky, algo que inspire un poco de seguridad cuando venga el casero a cobrar la renta.

La que salió fue la madre y dijo que Jeannette no quiere volver a verme nuca más, aunque
tras una larga tos de fumadora añadió que «nunca más» no siempre queda tan lejos como suena, y que, si le doy el tiempo suficiente y guardo cierta distancia, seguro que se le pasa.

-Siento, siento… -carraspeó Zvi- que es una felicidad así, muy floja, como el resorte de los calzones después de demasiadas lavadas…

Y, cuando ya lo hubo vendido todo a unos precios desorbitados, se fue a su gigantesca y hermosísima casa para pensar qué hacer con todo el dinero que había ganado. Naturalmente, también habría podido pensar qué hacer con su vida, pregunta ésta no menos interesante, pero las personas con demasiado dinero suelen estar demasiado ocupadas como para encontrar tiempo para eso.

Y siempre que A tenía ese sueño se le despertaban los mismos sentimientos: una calma que se convierte en desasosiego, que se convierte en furia y que enseguida después se convierte en piedad.

Si hay una cosa en el mundo que siente peor que depender de alguien es depender de una persona que se encarga de recordarte a cada momento que dependes de su bondad.

El rincón de la bibliografía: Bertrand Russell

Feliz cumpleaños Bertrand Russell. Nuestro homenaje en su cumpleaños a este autor más citado que leído, justo ahora que sus palabras adquieren una nueva vida.

Que ustedes lo disfruten:

La socialdemocracia alemana

https://elpais.com/diario/1980/02/02/cultura/318294002_850215.html

Un ensayo sobre los fundamentos de la geometría.

https://ahombrosdegigantescienciaytecnologia.wordpress.com/2016/02/02/el-gigantecon-conciencia-bertrand-russell/

Exposición crítica de la filosofía de Leibniz.

http://www.lecturalia.com/libro/15326/exposicion-critica-de-la-filosofia-de-leibniz

Los Principios de las matemáticas

http://www.rac.es/6/6_2_2.php?idC=498&idN3=30

Sobre la denotación

https://www.jstor.org/stable/43047379?seq=1

Principia mathematica

http://www.rac.es/ficheros/doc/00983.pdf

Los elementos de la ética.

http://www.diariosigloxxi.com/texto-diario/mostrar/1266019/etica-russell

Ensayos filosóficos.

https://cualia.es/los-ensayos-filosoficos-de-bertrand-russell/

Los problemas de la filosofía

https://es.slideshare.net/pintapalabrantes/russell-los-problemas-de-la-filosofia

Nuestro conocimiento del mundo exterior.

https://www.filco.es/bertrand-russell-vida-de-conocimiento/

Principios de reconstrucción social

https://www.filosofos.net/russell/obras/russell_obras_princi_recons.htm

Ideales políticos

https://www.filco.es/bertrand-russell-pensamiento-activismo/

Los caminos de la libertad.

http://www.cgtmurcia.org/cultura-libertaria/anarkobiblioteka/cultura-libertaria/d-o-c-s-desde-otras-corrientes-sociales/3106-los-caminos-de-la-libertad

Misticismo y lógica.

http://www.edhasa.com.ar/libro.php?ean=9788435027090&t=Misticismo+y+l%F3gica

La filosofía del atomismo lógico

http://www.filosofia.org/enc/ros/atomismo.htm

Introducción a la filosofía matemática

https://filosofiacontemporanea.wordpress.com/2009/08/04/russell-introduccion-a-la-filosofia-de-las-matematicas/

Viaje a la revolución. Práctica y teoría del bolchevismo y otros escritos.

https://www.abc.es/cultura/cultural/abci-viaje-revolucion-bertrand-russell-contra-populismo-201801040115_noticia.html

El problema de la mente

http://www.filosofia.org/ave/001/a402.htm

El problema de China. 

https://comercioyjusticia.info/blog/opinion/bertrand-russell-un-amante-de-la-libertad/

El ABC de los átomos.

http://www.henciclopedia.org.uy/autores/Gonzalez%20Alvarez%20J/BertrandRussell.htm

Sobre la vaguedad

https://lavozindiscreta.wordpress.com/2016/11/25/primera-entrada-del-blog/

Ícaro o el futuro de la ciencia.

https://www.revistadelibros.com/articulos/haldane-russell-y-el-futuro-de-la-ciencia

Como ser libre y feliz.

https://www.filosofos.net/russell/otros_esc/otros_feliz.htm

Lo que yo creo.

https://rebecagarza.net/2013/01/13/lo-que-yo-creo/

El ABC de la relatividad

https://www.catedra.com/libro/teorema-serie-mayor/abc-de-la-relatividad-bertrand-russell-9788437632063/

Sobre la educación, especialmente en la infancia temprana. 

https://prezi.com/toz0tzsywudg/reflexiones-de-bertrand-russell-sobre-la-educacion/

Análisis de la materia.

https://www.filosofia.mx/mente-y-materia/

Fundamentos de filosofía.

https://www.megustaleer.mx/libros/fundamentos-de-filosofa/MES-072609/fragmento

Por qué no soy cristiano.

https://www.filco.es/por-que-ser-o-no-ser-cristiano/

Ensayos escépticos.

https://www.abc.es/cultura/libros/abci-bertrand-russell-201106200000_noticia.html

Matrimonio y moral. 

https://cualia.es/el-matrimonio-segun-bertrand-russell/

Vieja y nueva moral sexual

https://www.jornada.com.mx/1998/02/01/sem-savater.html

La conquista de la felicidad.

http://lapiedradesisifo.com/2006/05/27/la-conquista-de-la-felicidad-de-bertrand-russell/

La perspectiva científica.

https://investigacionydocencia.wordpress.com/2011/11/15/la-perspectiva-cientifica-de-bertrand-russell/

Educación y el orden social. 

https://www.traficantes.net/libros/la-educación-y-el-orden-social

Libertad y organización 

http://www.lecturalia.com/libro/15355/libertad-y-organizacion-1814-1914

Elogio de la ociosidad. 

https://elpais.com/elpais/2012/05/29/opinion/1338317588_867296.html

Religión y ciencia.

http://www.inif.ucr.ac.cr/recursos/docs/Revista%20de%20Filosof%C3%ADa%20UCR/Vol.%20XLIX/Las%20religiones%20a%20juicio%20y%20Bertrand%20Russell%20de%20fiscal.pdf

¿Qué camino hacia la paz?.

https://www.lavanguardia.com/historiayvida/historia-contemporanea/20200202/473227387217/bertrand-russell-filosofo-pacifismo.html

Los documentos Amberley.

http://www.lecturalia.com/autor/1922/bertrand-russell

El poder en los hombres y en los pueblos. 

https://revistas.ucr.ac.cr/index.php/humanidades/article/view/13061

Investigación sobre el significado y la verdad.

https://es.slideshare.net/WilliamAlfredoLudea/bertrand-russell-un-viaje-a-los-fundamentos-de-la-verdad

Cómo convertirse en filósofo.

https://faircompanies.com/articles/consejos-de-bertrand-russell-para-una-vida-plena-y-examinada/

Cómo leer y entender la historia. 

https://www.portaloaca.com/historia/biografias/9794-la-saludable-lectura-de-bertrand-russell.html

El valor del libre pensamiento. 

https://www.diariosur.es/v/20110416/cultura/bertrand-russell-pensamiento-libre-20110416.html

Historia de la filosofía occidental. 

https://www.planetadelibros.com/libro-historia-de-la-filosofia-occidental-i/47913

El conocimiento humano. Su alcance y sus límites. 

http://www.infocop.es/view_article.asp?id=908

Autoridad e individuo. 

https://www.fcede.es/site/es/libros/detalles.aspx?id_libro=417

Ensayos impopulares.

https://elcultural.com/Ensayos-Impopulares

Nuevas esperanzas para un mundo en transformación. 

https://escritores-del-mundo.fandom.com/es/wiki/Nuevas_esperanzas_para_un_mundo_en_transformación

El impacto de la ciencia en la sociedad. 

https://educacionquimica.wordpress.com/radio/bertrand-russell-agitador-social/

Satán en los suburbios. 

https://www.lacoladerata.co/cultura/satan-los-suburbios/

Pesadillas de personas eminentes. 

https://revistatarantula.com/pesadillas-de-personas-eminentes-y-otras-historias/

Sociedad humana, ética y política. 

http://www.lecturalia.com/libro/15373/sociedad-humana-etica-y-politica

Retratos de memoria y otros ensayos.

http://www.nullediesinelinea.es/2019/03/retratos-de-memoria-y-otros-ensayos.html

Lógica y conocimiento. 

https://www.riversideagency.com.ar/libro.php?ean=9788490065174&t=Lógica+y+conocimiento

Sentido común y guerra nuclear. 

http://icip.gencat.cat/es/detalls/Article/010-00002

La evolución de mi pensamiento filosófico.

https://www.goodreads.com/book/show/36050857-la-evoluci-n-de-mi-pensamiento-filos-fico

Hecho y ficción.

http://librosjuanqueduerme.blogspot.com/2012/12/bertrand-russell-realidad-y-ficcion.html

¿Tiene el hombre un futuro?

https://www.tendencias21.net/Bertrand-Russel-recuperado-tiene-futuro-el-hombre_a148.html

Crímenes de guerra en Vietnam. 

http://www.lecturalia.com/libro/15382/crimenes-de-guerra-en-vietnam

Autobiografía.

https://elpais.com/diario/2011/02/26/babelia/1298682745_850215.html

Un interesante vídeo, una de las últimas entrevistas a Bertrand Russell

 

El libro nuestro de cada martes: Quizás en otro lugar de Amos Oz

 

La vida del lector es la del viajero que va encontrando amigos que no volverá a ver jamás, de los que guarda gratos recuerdos y que lleva siempre consigo e su corazón; también es la del viajero que se encuentra con otras amistades, luego de largo tiempo, en las ciudades más ignotas e inimaginables; pero a diferencia del viajero común, el lector se transporta tanto en el tiempo como en el espacio. Al abrir las páginas de Quizas en otro lugar, me he encontrado con el Amos z de hace muchas décadas, se trata de su primer novela y encuentro en él el sueño prístino de un Israel que ya no existe escrito por un autor que se ha marchado.

Lector asiduo, recurrente y agradecido de Amos Oz, encontrar la reedición de su primer novela es todo un hallazgo, es una novela sincera, ilusionada que narra la historia de la vida en un Kibbutz cerca de Jordania, en aquella época heroica e inocente de la redención de la tierra y de la reconstrucción de Eretz Israel; de un autor que se lanza a la construcción también de su propio mundo narrativo y en el que se aprecian tanto los rasgos que lo acompañaran toda la vida, pero también que está exento del dolor que fue acumulando a lo largo de las décadas.

Me encuentro con esos personajes perfectamente dibujados, me imagino un Israel que ya no pude conocer y a un autor que conozco, que quiero y que siempre llevo conmigo.

Algo más sobre el libro:

https://www.siruela.com/catalogo.php?id_libro=2745

Una pequeña semblanza de Amos Oz

 

El libro nuestro de cada martes: La velocidad de la luz de Javier Cercas

Hace unas cuantas horas que pasé la última de sus páginas, un silencio largo se apoderó de mi; se trata de uno de esos libros que lo hieren a uno, que lo traspasan con las palabras porque hablan de cada uno de quienes lo leen; si versa sobre la vida y la muerte, el éxito y el fracaso, el oficio de escribir y el arte de leer, son pretextos para un libro que habla sobre la dinámica de la condición humana, de las condiciones de vida y de las relaciones, a veces difíciles entre los seres humanos.

Cercas tiene el don de la narración, si en Soldados de Salamina nos había regalado uno de los finales de novela más memorables de la lengua española y con Anatomía de un instante nos había obsesionado con su capacidad para atomizar los segundos, en La velocidad de la luz se entrega como un narrador en toda la facultad de construir mundos completos.

Muchas son las lecturas, nuestras simpatías y diferencias con el mundo anglosajón, la revisión de la Guerra de Vietnam que, conforme pasa el tiempo y quienes supimos de ella vamos pasando, se convierte en un fantasma deshonroso y lejano; en el fondo se trata de hablar del hombre, del ser humano, desnudo ante su circunstancia y ante el dolor de vivir y seguir viviendo.

Se trata de un libro imperdible, con un toque de erudición libresca bien afinado y mejor construido. Se trata de un libro que hay que leer, al menos si se quiere desafiar el conocimiento de uno mismo.

Algo más sobre el libro:

https://elpais.com/diario/2005/03/19/babelia/1111193412_850215.html

Algo mas sobre Javier Cercas

El libro nuestro de cada martes: Un recodo Del Río de V.S. Naipaul

En 2001 V.S. Naipaul ganó el Premio Nobel de Literatura; lo descubrí entonces como muchos de los lectores latinoamericanos que no teníamos acceso a su peculiar literatura. Naipaul es un escritor de origen indio, nacido en Trinidad, súbdito británico; todo un compendio de humanidad. Entonces, en ese año y el siguiente leí todo cuanto encontré suyo a la mano y me volví su rendido admirador; hace unos meses hallé en una librería de viejo – como llamamos en México a las librerías de ocasión – algunos de sus libros que me faltaban, entre ellos «Un recodo Del Río». Ahora, de la experiencia literaria recientísima, comparto el fantástico reencuentro.

Volver a leer a un autor que gusta y que hace mucho que no se frecuenta es una experiencia fantástica, es como encontrar a un viejo amigo, con la ventaja de que uno recibe más de lo que da y el paso del tiempo lo dota a uno de mejores elementos para apreciar el reencuentro. Así me ha sucedido esta vez.

Así como hace años Naipaul me reveló el mundo alucinante del mestizaje caribeño; de ese mundo pleno de color y de vida que a muchos nos pasa desapercibido, la presencia de Asia en nuestro mundo americano que pensamos está tan lejos; ahora encuentro en el ciclo africano del autor un mundo tan rico como aquél, su aproximación cotidiana y humana a los hechos profundos de la historia del continente, la forma en que los grupos humanos se relacionan, se encuentran y se desencuentran, el drama de la guerra y la esperanza de la paz, todo eso está en el viaje de un personaje de origen árabe al encuentro con las entrañas del África central.

Un libro que no sólo no debe perderse, sino un autor al que, si no lo ha hecho antes, no puede dejar de conocer.

Algo más sobre el libro:

http://www.lecturalia.com/libro/28726/un-recodo-en-el-rio

Un poco mas…

http://www.elcultural.com/revista/letras/Un-recodo-en-el-rio/25725

Algo sobre Naipaul, su discurso en el banquete del Nobel en 2001. En inglés (se puede seguir la lectura también en inglés)

El libro nuestro de cada martes: Una mujer en Jerusalén, de Abraham B. Yehoshua

En momentos de conflicto el sentimiento de lo humano es lo primero que se pierde; enmarañados en las discusiones históricas, en los hechos y en las pretensiones, el sufrimiento de los individuos pasan a segundo término; cuando ese sentimiento de pérdida es además íntimo y ocurre entre los ciudadanos, los migrantes y todos aquellos que no somos protagonistas de la historia, se corre el riesgo del olvido y la indiferencia. «Una mujer en Jerusalén» reconforta porque se refiere a esas personas, a esos momentos y a esas circunstancias en que, por encima de cualquier consideración, debemos preservar nuestros sentimientos más profundos.

A.B. Yehoshua es un viejo combatiente por la paz en su país y el mundo, una visión de Israel que queda sepultada bajo las declaraciones y las noticias espectaculares; esta novela desentraña las pérdidas que vienen con la muerte de quienes creemos no conocer pero que nos tocan en nuestros sentimientos más profundos.

Recién he terminado de leer esta novela y además de una narrativa deliciosa, suave y contundente, me encuentro mirándome en el espejo que es siempre el rostro del otro, un libro que, con seguridad, no podré olvidar.

Algo más sobre la novela:

http://www.anagrama-ed.es/libro/panorama-de-narrativas/una-mujer-en-jerusalen/9788433974822/PN_701

 

El libro nuestro de cada martes: Las esposas de los Alamos de Tarashea Nesbit

Los que son muy jóvenes no podrán recordarlo; ahora lo ven como una cosa mítica, una amenaza velada pero menos real que el calentamiento global o la chifladura de Trump. Los que fuimos niños entre las décadas de 1950 y 1970 sí que recordamos el terror atómico. Los aviones espías americanos y soviéticos sobrevolando los cielos, las amenazas constantes, la carrera armamentista y las pruebas nucleares de Muroroa y las Bikini. Vaya, hasta Bob Esponja vive donde antes hubo un erial nuclear. Eran tiempos distintos, no diré que mejores pero al menos más certeros.

La propuesta del libro nuestro de cada martes hoy, recuerda el origen de aquellos tiempos; para muchos, la historia de carrera nuclear comienza en Hiroshima y en Nagasaki, para otros con el proyecto Manhattan y sobre todo, con las instalaciones, entonces ultra secretas de Los Álamos. Nos acordamos de los científicos que los americanos salvaron de los nazis, el papel de Einstein, de Von Braun… en fin, una riquísima mitología que cerraba su ciclo con la terrible película The Day After, de 1983

 

Nesbit recuerda la vida de las esposas de los científicos, una auténtica polifonía de voces de mujeres, cada una con su historia, sus vivencias, sus miedos y sus esperanzas. Una novela que es un pequeño monumento al ingenio humano, a la constancia y a la cotidianidad de lo extraordinario. No sólo por su anécdota sino por su técnica narrativa, nos refiere a los sentimientos más íntimos que ocurren en los lugares donde se está cocinando la historia, las entretelas y las costuras del futuro de la humanidad.

Sobre el libro:

http://www.turnerlibros.com/book/las-esposas-de-los-alamos.html

 

El libro nuestro de cada martes: El hombre que plantaba árboles, de Jean Giono

Cuando estaba como aprendiz en el taller de Alicia Reyes me enseñó una máxima inolvidable: «no digas en cinco palabras lo que puedes decir con tres». Me he esforzado en seguir ese y otros consejos de la mejor maestra que haya tenido. Los libros compactos, diminutas bombas de conocimiento y placer han sido mis favoritos; los monumentales, los gigantescos, cuando están bien hechos, como la imposible Búsqueda del tiempo perdido, en realidad están compuestos de una carga de metralla que, en conjunto suena eterna, pero está compuesta de pequeños golpes sucesivos.

Jean Giono escribió uno de esos pequeños tesoros. Un libro anhelante, que suspira por ser leído, una sutil conseja de abuelo sobre la persistencia, la paz y la humanidad. Pocos libros me han dejado tanto con tan pocas páginas, honra con mucho el principio de Baltasar Gracián según el cual, «pretendo formar con un libro enano un varón gigante».

No se puede ir por la vida sin haber leído «El hombre que plantaba árboles», después de él, si lo leemos con paz y el corazón, habremos dado un paso más en el rescate de nuestra maltrecha humanidad.

En 1987, Radio y Televisión de Canadá, dieron a conocer un corto de animación  dirigido por Philippe Noiret, sobre el libro de Giono, su belleza iguala la del texto y constituye una serie de imágenes memorables:

 

 

Tras los pasos de Alfonso Reyes en Madrid. 100 años después. Jornada final

Sexta jornada. Noviembre 12. Jueves.

De cualquier manera despertar temprano hubiera sido imposible; hemos abierto los ojos cuando nuestros cuerpos así lo han querido, tomamos el desayuno y los diarios dan cuenta de la espiral de confusión y abulia en que va cayendo tan rápido la cuestión catalana; de la cascada de notas que inundaron las primeras planas de ayer se redujeron apenas a una sola noticia predominante sobre la notificación del Tribunal constitucional por la que se hace saber a los líderes soberanistas, Mas y Forcadell, la situación de ilegalidad en la que han incurrido; aunque la Generalitat promete seguir adelante ignorando las suspensión de la declaración de independencia; Artur Mas sigue persistiendo su intento de hacerse proclamar presidente. El intento se va convirtiendo en una penosa comedia de enredos, cada minuto más lejana de los ciudadanos.

Pasear por Madrid disfrutando del buen tiempo es uno de los placeres vedados al turista obligado a cumplir con las escenas de colección cuyos espacios aguardan en la memoria de su dispositivo móvil; libres de cualquier deber recorremos el centro de la ciudad hasta en tanto llega la hora de la recepción en la residencia de la embajadora. Pero antes, sólo para saludar a Pablo y para verificar si no hay ninguna disposición o algún cambio en la agenda. Apenas llegamos cuando se percibe cierta actualidad que antes no habíamos visto; la embajadora acaba de recibir una llamada importante: le han concedido el Premio Cervantes a Fernando del Paso. Aunque todos en la embajada corren apresurados se percibe su ambiente festivo al que somos tan adeptos los mexicanos, una mezcla peculiar de orgullo y asombro que estalla en abrazos y sonrisas.

Aunque hay siempre una diminuta e involuntaria virtud que consiste en tener la fortuna de estar presentes en los momentos históricos o sencillamente peculiares y hemos acumulado ya dos en el transcurso del viaje. Una señal inequívoca de sabiduría es darse cuenta cuando se cumple el supuesto de un viejo dicho: “mucho ayuda el que no estorba”; así es que recojo mi libro y mi libreta y nos despedimos en la puerta de la oficina de Pablo; instantes antes de marcharnos acuña una de esas genialidades verbales que son parte de su talento:

  • ¿Te fijas? Esto hace de Del Paso el príncipe de las “p”.
  • ¿Por?
  • Poniatowska, Pitol, Pachecho, Paz … y Fuentes…
  • ¿Fuentes?
  • Pues sí, Fuentes que nació en Panamá.

Celebro la broma que hará nota mañana cuando se haya publicado; mientras tanto nos vamos pasear sin rumbo y a comprar algunas cosas que nos han quedado pendientes; una vuelta más por las librerías pero no con exceso porque en la noche tenemos cita después de la clausura del coloquio con Raquel y Ricardo para tomar chocolate en Valor y a mirar libros en La Central; compramos unos suéteres en Canalejas, una pequeña tienda de antes de la guerra en uno de los enclaves madrileños de más sabor y solera, la diminuta plaza de Canalejas donde un estupendo como espeso chocase – sí, otra vez el chocolate que no podré tomar igual sino hasta que regrese a Madrid -, una hermosa confitería especializada en los caramelos de violentas que popularizó Alfonso XIII y que son tan bonitos que da pena comerlos y, cerrando la plaza, las confecciones Canalejas cuyo mobiliario es por sí mismo una razón suficiente para visitarla; hemos parado también en Casa Yustas, en Plaza Mayor, una especie de museo dedicado a las gorras, boinas y sombreros, establecida desde finales del siglo XIX y que forma parte de la historia de la capital de todas las españas; fue ahí donde don Alfonso recuerda haber visto un letrero que anunciaba: “ sombreros para hombres de paja” y si mi memoria no me traiciona o me juega alguna mala pasada, se trataba del mismo llamado al que hace referencia Mesonero Romanos en sus “escenas matritenses”; error común y que causa simpáticos equívocos, en un barecito por ahí alguna vez me ofrecieron “ración de calamares grandes” y que alguna vez Pablo y yo, que no acostumbrábamos las hamburguesas, la adaptamos a los tiempos que corrían cuando McDonald’s era nuevo en México y hacía furor en toda la Ciudad de México; en plan de franca broma le preguntamos al cajero si tenían refresco de manzana chica, a lo que el confundido muchacho respondió que uno podía servirse refresco tantas veces como uno quisiera.

En Casa Yustas, después de mucho cavilar me ha decidido a honrar a mis Ruelas, Aranzolos y Mondragones; mis ancestros donostiarras y me he decidido por una txapela de Elósegui; es decir, la más tradicional de las boinas vascas, las mismas que usaba Unamuno y dicen que también Émile Zola; las mismas de las que habla don Alfonso en su crónica de vacaciones por Elogio, en el país vasco. Algún día habré de hacerme tiempo  para recuperar aquellos mis orígenes y también para procurarme el día y el momento para salir de casa portándola con orgullo ya sea en un jubiloso 14 de abril o en una intensa tarde de toros.

Hemos vuelto a tiempo, dejamos nuestros paquetes y un taxi nos deja, puntuales en la residencia de la embajadora. Tranquilos y joviales llegamos para una comida cuyo menú es una sorpresa; la residencia es elegante sin ser suntuosa, es precisa y bonita como un muy prospero hogar mexicano, en el que hay más sinceridad que resunción. Para los mexicanos hay una especie de regocijo mezclado con calidez y orgullo, como si pudieran fundirse el sentimiento de estar un poco en casa con el orgullo de saberse bien representado y la alegría de verse entre compatriotas; este es un sentimiento nacionalista limpio y sano que apela al corazón sin pudor pero sin estridencias.

Hemos comido una excelente carne de puerco en salsa verde con nopalitos, tortillas de maíz a las que los meseros llaman “tortitas” y resulta que uno que viene por unos días y no quiere perderse plato alguno que luego ya no encontrará en México, se encuentra con que ha comido en Madrid uno de los más sabrosos banquetes mexicanos de su vida.

Ya desde la apertura del Coloquio, la embajadora Lajous había dado cuenta del busto de don Alfonso que preside los jardines de la residencia, encontrarlo ha sido como una confirmación de la visita, una especie de palmada en el hombro que certifica el valor de estos días.

Por la tarde, luego de la última mesa en la que Jorge F. Hernández ha estado  más que brillante, al final nos hemos trasladado a un salón poco más amplio  donde todo culmina en fiesta, un recital de canciones de época en en el que “ojos verdes” la copla inmortal que me ha quedado tatuada en el alma, como santo y seña de momentos absolutamente memorables.

Nos iremos en un par de días, mañana sí veremos Aranjuez, no pudo ser antes y es claro  porque, cosa rara, Reyes no recuerda nunca haberlo visitado.

Imagginación

Meditación Divertida con Maggie

Disappearing Thoughts

clicks and clips

Tablaturas de mis pasos

Unas cuantas palabras y fotos para los lugares que me hacen feliz.

NOUS LES FEMMES

Aller au delà de nos limites à travers le monde. J'en suis capable, pourquoi pas toi? Pourquoi pas nous? Ensemble nous sommes invincibles "Je suis femme and i can".

Rosie Blog

A garden of wild thoughts. Feeling thoughts and dilemmas

Un Loco Anda Suelto

Entra en mi mente...déjame entrar en la tuya...

umaverma12

Inner-peace is necessary to overcome of all the pain.

El Rincón de Suenminoe

En el soñador vida y sueño coinciden

La poesía, eso decían

Como plasmar la idea natural.

Cynthia Briones

Letras en el mar.

Polisemia Revista cultural

En cada edición proponemos una palabra para indagar sus posibles significados desde distintas áreas.

www.casasgredos.com

Alojamientos rurales en Avila y Provincia. Tlf.920206204/ 685886664

A %d blogueros les gusta esto: